U.S. Markets open in 8 hrs 2 mins

Starlink, el Internet por satélite de Elon Musk, podría estar listo este mismo año

En enero de 2020, Elon Musk es conocido sobre todo por su compañía de coches eléctricos Tesla (TSLA)-que acaba de convertirse en la de mayor capitalización bursátil de Estados Unidos en su sector- y por ser el CEO de Space X, una compañía que busca con ahínco llevar al primer hombre a Marte. Pero puede que en unos meses sea famoso por otro hito que ahora mismo está pergeñando: ser el dueño del mayor operador global de Internet.

Llevar a un astronauta a la superficie del planeta rojo no es una misión fácil. Y sobre todo, no es una misión barata. Por eso Space X piensa financiar su proyecto con otro que puede generar una bestial revolución en el mundo. Hablamos de Starlink, una red de 42.000 satélites minúsculos que van a crear una cobertura de Internet a máxima velocidad en todo el planeta.

Starlink, el Internet por satélite de Elon Musk, podría estar listo este mismo año REUTERS/Callaghan O'Hare

Sí, has leído bien, 42.000 satélites. Musk busca beneplácito del Gobierno de los Estados Unidos y de diversas organizaciones globales para hacerlo. De momento, ha colocado 115 que están funcionando en fase de pruebas, y a principios de este mes de enero ha lanzado otros 60, lo que suma un total de 175 satélites operativos. Actualmente tiene permiso para colocar 12.000 naves en órbita.

Desde Space X se asegura que el servicio de Internet que puede proporcionar podría ponerse en marcha cuando hubiera 800 aparatos en órbita. Teniendo en cuenta que la compañía es capaz de colocar 60 satélites por cada lanzamiento, Space X está a 11 misiones de conseguirlo.

Pero en esas misiones no solo van a ir satélites de la red de Elon Musk. Space X también trabaja con todo tipo de clientes (Gobiernos, empresas de telecomunicaciones, laboratorios, la Estación Espacial Internacional) para llevar todo tipo de materiales al espacio.

Lanzando cohetes tan a menudo, SpaceX está creando el tipo de "escala" comercial que los rivales United Launch Alliance, Roscosmos y Arianespace solo pueden soñar. Esto permite que SpaceX amortice sus costos fijos de fabricación, mano de obra y gastos generales en una gran cantidad de lanzamientos, reduciendo el costo promedio de cada lanzamiento individual tanto para él como para sus clientes.

Starlink, un negocio de 22.000 millones de dólares al año

Musk también confirmó que antes que termine el mes tiene programados entre uno y dos lanzamientos más, cada uno con un lote de 60 nuevos satélites, ya que el objetivo es poner en órbita 60 satélites cada dos semanas. Y es que la meta es poder empezar con las primeras pruebas con clientes en Canadá y el norte de Estados Unidos entre marzo y abril de este 2020.

¿Cómo se conectarán los usuarios a Starlink? El propio Musk asegura que los ciudadanos que quieran conectarse a su red solo necesitarán una especie de router- antena parabólica “con forma de platillo volador, llamados 'Starlink Terminal'. Musk afirma que la instalación será sumamente sencilla, ya que sólo se necesitará conectar la Terminal a un enchufe y listo, ya que "Starlink Terminal tiene motores para auto-ajustar el ángulo óptimo para apuntar hacia el cielo". "No se requiere ningún tipo de entrenamiento", señaló Musk en su cuenta de Twitter.

Musk confía en el éxito de esta iniciativa, ya que según documentos internos de Space X, espera ganar 22.000 millones de dólares al año con su red de Internet.

Más historias que te pueden interesar