Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,303.27
    +6.17 (+0.12%)
     
  • Dow Jones

    40,003.59
    +134.21 (+0.34%)
     
  • Nasdaq

    16,685.97
    -12.35 (-0.07%)
     
  • Russell 2000

    2,095.72
    -0.53 (-0.03%)
     
  • Petróleo

    80.00
    +0.77 (+0.97%)
     
  • Oro

    2,419.80
    +34.30 (+1.44%)
     
  • Plata

    31.77
    +1.90 (+6.36%)
     
  • dólar/euro

    1.0872
    +0.0002 (+0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4200
    +0.0430 (+0.98%)
     
  • dólar/libra

    1.2706
    +0.0035 (+0.28%)
     
  • yen/dólar

    155.6190
    +0.3120 (+0.20%)
     
  • Bitcoin USD

    67,104.92
    +32.52 (+0.05%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,371.20
    -2.64 (-0.19%)
     
  • FTSE 100

    8,420.26
    -18.39 (-0.22%)
     
  • Nikkei 225

    38,787.38
    -132.88 (-0.34%)
     

Tenor Capital espera jugoso pago por apuesta venezolana de 2012

(Bloomberg) -- El fondo de cobertura neoyorquino Tenor Capital Management está listo para recibir un gran pago después de invertir en una minera de oro expropiada por Venezuela y ahora es el primero en la lista para recibir US$1.400 millones de un acuerdo.

Lo más leído de Bloomberg

Tenor ayudó a financiar el litigio de Crystallex International Corp. durante la última década con la esperanza de recibir algún día una parte no revelada de una potencial indemnización que se adjudicaría la minera de oro canadiense luego de impugnar la decisión tomada en 2011 por el difunto presidente Hugo Chávez de revocar su licencia para uno de los depósitos de oro más grandes del mundo.

PUBLICIDAD

Ahora, un juez estadounidense colocó a Crystallex a la cabeza de una larga lista de acreedores de Venezuela para cuando se vendan las acciones de la empresa matriz de la refinería venezolana Citgo Petroleum Corp. en una subasta cuyo inicio está previsto para el próximo mes.

Crystallex, que fue expropiada por el Gobierno antes incluso de comenzar a extraer oro en Venezuela, se encuentra entre más de una docena de acreedores con solicitudes que superan los US$5.000 millones, incluido el fabricante alemán de productos químicos Siemens AG y el productor estadounidense de petróleo ConocoPhillips. El juez de distrito de Estados Unidos Leonard Stark utilizó una estrategia “por orden de llegada” que favoreció a acreedores como Crystallex que presentaron sus solicitudes antes que otros como Conoco y OI European, de Owens-Illinois Group Inc.

Fondos de cobertura, capital privado y fondos soberanos han invertido miles de millones en la resolución de casos judiciales de altas sumas en medio de intentos por conseguir grandes pagos. La financiación de litigios, donde inversionistas externos entregan dinero para demandas a cambio de parte de una potencial indemnización, es una incipiente —pero creciente— industria de US$13.500 millones.

En 2012, Tenor extendió un financiamiento inicial de US$36 millones de deudor en posesión a Crystallex para el procesamiento de su reclamo contra el Gobierno venezolano, según documentos judiciales. Para 2017, los préstamos ascendían a un total de US$75,8 millones.

Para 2014, Tenor tenía derecho a un 70,5% de los ingresos netos —sobre la base de préstamos por un total de US$62,5 millones en ese momento— después de impuestos y pagos a los acreedores. Además, llegó a designar a dos miembros del directorio de la empresa, incluido el socio fundador Robin Shah.

Shah no respondió a las solicitudes de comentarios. Un representante de Crystallex declinó especificar la proporción de la indemnización que actualmente está destinada a Tenor.

Los casos complejos de arbitraje internacional son “definitivamente más riesgosos”, dijo en una entrevista Luke Darkow, director de Victory Park Capital Advisors, con sede en Chicago. “Se respalda una sola resolución de un caso, la duración es notoriamente difícil de garantizar y casi siempre se extiende”.

Aún no está claro cuándo se realizaría un potencial pago, ya que el Gobierno de Nicolás Maduro, que sucedió a Chávez tras su muerte, en 2013, intenta retrasar el proceso de subasta.

La poco conocida Crystallex y Venezuela firmaron un acuerdo en 2002 para explotar un depósito de oro de casi 4.000 hectáreas ubicado en la cuenca del Amazonas y conocido como Las Cristinas. La empresa no recibió el permiso ambiental que necesitaba para iniciar la producción a pesar de mapear, explorar, perforar el área y gastar más de US$500 millones en desarrollar el terreno durante tres años.

Mientras esperaba el permiso, el Gobierno de Chávez ordenó rescindir unilateralmente el contrato de Crystallex y lo entregó a la estatal Petróleos de Venezuela SA, o PDVSA. Los abogados de la minera ganaron el laudo arbitral de US$1.200 millones en 2016 que, desde entonces, ha aumentado a US$1.400 millones con intereses.

Dado que Venezuela ya había pagado algo de dinero para anular el fallo, Stark dijo que el saldo actual adeudado a Crystallex es de cerca de US$970 millones.

Hoy en día, lo que queda de Las Cristinas es extraído artesanalmente por lugareños en una de las zonas más pobres —y peligrosas— de Venezuela, invadida por violentas bandas y facciones de las guerrillas colombianas. El envenenamiento por mercurio es desenfrenado ya que los mineros lo utilizan para extraer el oro del mineral en un proceso que puede generar vapores tóxicos que se inhalan o se filtran a fuentes de agua.

Traducido por Bárbara Briceño.

Nota Original:NYC Hedge Fund Tenor Poised for Windfall From 2012 Venezuela Bet

--Con la colaboración de Nicolle Yapur.

©2023 Bloomberg L.P.