U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,585.62
    -54.85 (-1.51%)
     
  • Dow Jones

    28,725.51
    -500.09 (-1.71%)
     
  • Nasdaq

    10,575.62
    -161.88 (-1.51%)
     
  • Russell 2000

    1,664.72
    -10.21 (-0.61%)
     
  • Petróleo

    79.74
    -1.49 (-1.83%)
     
  • Oro

    1,668.30
    -0.30 (-0.02%)
     
  • Plata

    19.01
    +0.30 (+1.62%)
     
  • dólar/euro

    0.9842
    +0.0022 (+0.23%)
     
  • Bono a 10 años

    3.8040
    +0.0570 (+1.52%)
     
  • dólar/libra

    1.1120
    -0.0003 (-0.03%)
     
  • yen/dólar

    144.4940
    +0.0510 (+0.04%)
     
  • BTC-USD

    19,177.86
    -77.56 (-0.40%)
     
  • CMC Crypto 200

    443.49
    +0.06 (+0.01%)
     
  • FTSE 100

    6,893.81
    +12.22 (+0.18%)
     
  • Nikkei 225

    25,937.21
    -484.89 (-1.84%)
     

La vuelta a clases se convierte en un dolor de cabeza para los padres (y no solo por el precio de los útiles escolares)

·Colaboradora
·4  min de lectura
Una madre con sus hijos en el primer día de escuela (Foto:Getty)
Una madre con sus hijos en el primer día de escuela (Foto:Getty)

Las listas de compras empiezan a llegar estos días a los correos electrónicos. Las mandan las escuelas, las reciben los padres o tutores y con ellas se completa un plan de compras para la campaña de “vuelta a la escuela” que solo rivaliza en coste para las familias al de las fiestas de fin de año. La consultora Deloitte estima que este año será un 8% más cara debido a la inflación. En el caso a la vuelta a la Universidad la subida estará en torno al 10% por este motivo.

Las estimaciones de Deloitte pasan porque el gasto de los padres de niños entre kindergarden y high school, sea de una media de $661 y en el caso de los universitarios que se ronden los $1,600 por hijo.

El costo total en el caso de los más jóvenes suma unos $34,400 millones, algo menos pero en la línea de lo que los $37,000 millones que estima la Federación Nacional de Comerciantes (NFR en sus siglas en inglés).

En el caso de los padres de universitarios, el costo total de vuelta al campus es de unos $28,300 millones.

Materiales escolares (Foto: Getty)
Materiales escolares (Foto: Getty)

Ambas fuentes coinciden en que no solo es la inflación la que está elevando los presupuestos familiares para algo que se considera un gasto esencial. Los gastos no han hecho más que elevarse desde que llegó la pandemia por la necesidad de hacer la transición a una educación virtual e híbrida.

La NFR, de hecho, afirma que el gasto supone 11,000 millones más en la vuelta a la escuela que en 2019.

Y al material escolar, digital o analógico, se le suma el de ropa y calzado que en los últimos 12 meses hasta julio ha subido un 4.8% en el caso de los niños y un 1.6% en el de las niñas, según la Oficina de Estadísticas Laborales.

Este año, además de las subidas por el tipo de compras y la inflación, las familias van a tener más problemas para cuadrar los presupuestos que desde 2020 porque entonces se tenían los cheques de estímulo y el avance de pagos del crédito fiscal por hijo que ya venció. Y aunque el mercado laboral esté fuerte y los salarios no hayan dejado de subir, las alzas están lejos de compensar la subida por la inflación (8.5% en los 12 meses que acabaron en julio).

Dada la situación no es chocante lo que revelan las estadísticas que han hecho Bankrate o Credit Karma sobre esta campaña de compras y que reflejan el esfuerzo financiero que deben hacer las familias para este gasto esencial.

Según Credit karma el 42% de los padres que respondió a su encuesta admiten que van a tener que endeudarse para estas compras. Además del material escolar o la ropa, el 41% de los padres tiene planeado acudir al préstamo para hacer frente a los programas de complementos de clases (after school), deportes o clubs para sus hijos.

Más en las ciudades

Es algo que afecta más a familias en ciudades. Muchos de estos programas de actividad extraescolar no juegan solo el papel de enriquecer la educación de los hijos sino también permiten a los padres hacer compatible la crianza de sus hijos con sus horarios de trabajo.

La encuesta de Credit Karma revela que el 37% de los padres no pueden permitirse el pago del cuidado de los hijos debido a su elevado coste (entre $500 y $1000 al mes) y el 30% de ellos ha decidido dejar el empleo para cuidar de los más pequeños. El abandono del empleo, con lo que eso representa a la hora de sumar ingresos, acumular experiencia que se pague en la vuelta al trabajo y la falta de beneficios como el ahorro para la jubilación o un seguro médico que elegir, afecta más a las mujeres.

Una niña camino a la escuela (Foto:Getty)
Una niña camino a la escuela (Foto:Getty)

La mayor parte de los padres que optan por endeudarse lo harán con tarjetas de crédito, cuyos balances ya han subido un 13% en los últimos 12 meses según el último informe de la Reserva Federal de Nueva York. Bankrate dice un 21% va a mantener el balance de esas compras durante varios ciclos de pago.

En este sentido, el consejo que se hace desde esta consultora financiera es que se usen las ofertas de descuento que periódicamente hacen las tarjetas de crédito y las que ofrecen cash por compras que puedan compensar parte del gasto.

Además y dado que los bancos están volviendo a activar las ofertas al 0% para llegar a más clientes, es aconsejable usar este tipo de tarjetas para hacer transferencias de balance y no pagar intereses durante los meses que esté en marcha esta promoción. Eso sí, la banca sabe que no todo el mundo llega al plazo con el balance pagado— se estima que solo la mitad de quienes aprovechan la oferta—.

En Bankrate aconsejan hacer un plan de pago que contemple llegar a la fecha crítica con la tarea hecha.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

¿Qué significa el sobrecalentamiento en economía y por qué es peligroso?