Anuncios
U.S. markets close in 6 hours 9 minutes
  • S&P 500

    5,105.82
    +18.79 (+0.37%)
     
  • Dow Jones

    39,186.99
    +117.88 (+0.30%)
     
  • Nasdaq

    16,095.99
    +54.37 (+0.34%)
     
  • Russell 2000

    2,013.47
    -0.36 (-0.02%)
     
  • Petróleo

    76.74
    -1.87 (-2.38%)
     
  • Oro

    2,034.40
    +3.70 (+0.18%)
     
  • Plata

    22.71
    -0.07 (-0.32%)
     
  • dólar/euro

    1.0830
    +0.0002 (+0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    4.3130
    -0.0140 (-0.32%)
     
  • dólar/libra

    1.2693
    +0.0035 (+0.28%)
     
  • yen/dólar

    150.4200
    -0.0800 (-0.05%)
     
  • Bitcoin USD

    50,874.14
    -393.59 (-0.77%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,676.51
    -7.98 (-0.10%)
     
  • Nikkei 225

    39,098.68
    +836.48 (+2.19%)
     

Nueva actualización de Windows 11 afecta el rendimiento de PCs gamers, pero puede ser solucionado fácilmente

Nueva actualización de Windows 11 afecta el rendimiento de PCs gamers, pero puede ser solucionado fácilmente
Nueva actualización de Windows 11 afecta el rendimiento de PCs gamers, pero puede ser solucionado fácilmente

Las actualizaciones de Windows son entregadas con el fin de mejorar el rendimiento del sistema operativo, al igual que de los computadores en los que está instalado. Pero en algunas ocasiones, estos parches generan involuntariamente ciertas dificultades para algunos usuarios, como por ejemplo quienes tienen un PC gamer. Es lo que ha sucedido con una actualización para Windows 11, ya que los jugadores ahora informan problemas de rendimiento, pero por suerte hay un truco rápido que puede ayudar a eliminar el problema.


Según varios reportes, Microsoft ha distribuido la actualización 23H2 para Windows 11, la cual ha traído problemas molestos, especialmente para los jugadores que utilizan procesadores AMD. Un inconveniente que mientras es reparado por la propia compañía detrás del OS, se puede resolver utilizando de dos maneras: usando una línea de comandos o simplemente desinstalando la problemática actualización.

Puedes leer: Windows 12 sería lanzado en junio de 2024 junto a PCs con Inteligencia Artificial incorporada

Recuperando rendimiento con la línea de comandos

Los informes de los jugadores y de algunos medios, indican que los problemas se centran principalmente en el rendimiento de los procesadores. Un usuario en Reddit afirma que cada hilo del procesador funciona entre un 5% y un 8% más lento, lo que termina provocando tirones significativos, haciendo que sean prácticamente injugables. El impacto en el rendimiento de los juegos puede ser sustancial según el título debido a la actualización 23H2. Para arreglar esto, la solución oficial de Microsoft es restablecer Windows Defender, lo que se puede realizar con una línea de comandos.


Para hacerlo, quienes tengan el problema deben utilizar PowerShell. Para abrirlo, presione la tecla de Windows + X y luego haga clic en "Windows PowerShell (Administrador)". Después de iniciar PowerShell, ingrese los siguientes dos comandos y confirme cada entrada con la tecla Enter:

Set-ExecutionPolicy Unrestricted
Get-AppxPackage Microsoft.SecHealthUI -AllUsers | Reset-AppxPackage

Con el segundo comando, restablecerán Windows Defender y deberán reiniciar la computadora.

Pasos adicionales

En un paso adicional, se sugiere verificar en la BIOS si la virtualización de la CPU está activada. Para esto es indispensable que sea consultado el manual de su placa base, para así obtener instrucciones específicas, ya que cada BIOS tiene una estructura diferente, aunque en el mejor de los casos, la función ya estará activada. Una vez que hayan reiniciado el sistema, se pide que los usuarios vayan al menú "Seguridad de Windows" y seleccionen "Seguridad del Dispositivo". Busquen en la barra la opción "Aislamiento de Integridad de Memoria" y actívela. Después de esto, reinicien la computadora nuevamente.


Alternativa 3: desinstalar la actualización

Y para quienes en realidad sean usuarios que no sepan demasiado sobre la configuración de la BIOS y no quieran entrar en por miedo a estropear algo, lo mejor es desinstalar la actualización 23H2 y volver a la versión 22H2. Esto debería hacer que los problemas de rendimiento desaparezcan automáticamente. Si toman está vía, lo mejor es además, desactivar las actualizaciones automáticas, de lo contrario, Windows reinstalará la actualización y los problemas volverán a aparecer.


Ver Video


Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / Threads / Instagram / Discord