Anuncios
U.S. markets close in 4 hours 22 minutes
  • S&P 500

    5,657.33
    +41.98 (+0.75%)
     
  • Dow Jones

    40,293.06
    +292.16 (+0.73%)
     
  • Nasdaq

    18,580.92
    +182.47 (+0.99%)
     
  • Russell 2000

    2,192.44
    +44.17 (+2.06%)
     
  • Petróleo

    81.97
    -0.24 (-0.29%)
     
  • Oro

    2,442.00
    +21.30 (+0.88%)
     
  • Plata

    31.25
    +0.09 (+0.28%)
     
  • dólar/euro

    1.0915
    +0.0005 (+0.04%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2140
    +0.0250 (+0.60%)
     
  • dólar/libra

    1.2985
    -0.0005 (-0.04%)
     
  • yen/dólar

    157.8810
    +0.0330 (+0.02%)
     
  • Bitcoin USD

    63,151.14
    +3,146.99 (+5.24%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,310.91
    +41.96 (+3.30%)
     
  • FTSE 100

    8,188.08
    -64.83 (-0.79%)
     
  • Nikkei 225

    41,190.68
    -1,033.32 (-2.45%)
     

Archie, el primer motor de búsqueda jamás creado del que nadie se acuerda

Archie sentó las bases de los modernos motores de búsqueda de Internet que se utilizan hoy en día. Foto: Getty Creative
Archie sentó las bases de los modernos motores de búsqueda de Internet que se utilizan hoy en día. Foto: Getty Creative (Khanchit Khirisutchalual via Getty Images)

Mucho, muchísimo antes, del desembarco del todopoderoso Google en nuestras vidas, nacía Archie, considerado como el primer motor de búsqueda de Internet jamás creado. Su nacimiento data de hace algo más de 30 años y precede, incluso, a la fundación de la World Wide Web que, a día de hoy, nos permite buscar todo aquello que es “buscable”, valga la invención del término.

Según el portal Statista, nadie le hace sombra a Google, como, en su momento, nadie podía competir contra Archie. Más que nada porque no había nada que se le pareciera. El sistema desarrollado originalmente por Larry Page y Sergey Brin en 1997 es, a día de hoy, el motor de búsqueda más utilizado del mundo. En 2022, Google acaparaba cerca del 92% del mercado, de acuerdo con la citada plataforma de recopilación de datos.

Sin embargo, hubo un tiempo que poco o nada hacía prever este reinado absoluto del buscador propiedad de Alphabet Inc. y sí, en cambio, la gran innovación que acababa de inaugurar Archie. Aunque este buscador sentó las bases para el desarrollo posterior de los motores de búsqueda, en realidad, no se trataba de una herramienta diseñada para escrutar en la web. Su función principal era localizar ficheros almacenados en servidores FTP (protocolo de transferencia de archivos, por sus siglas en inglés). Es decir, de servidores conectados a una red que contuvieran archivos.

Hasta ese momento, encontrar ‘algo’ en el vasto océano de equipos interconectados era una tarea titánica, por no decir imposible. Gracias a Archie, que se usaba, sobre todo, en el entorno académico y en las universidades, ya no hacía falta conocer el nombre del servidor donde se alojaba el archivo para poder acceder a él. Con tan solo darle las indicaciones pertinentes, el motor de búsqueda recorría toda la red de ordenadores interconectados y “regresaba” con la información solicitada, sin necesidad de señalarle exactamente donde podía estar. Así de simple, pero así de complejo. Su creación en 1990 fue, sin duda, una revolución más que significativa en el ámbito de la informativa que facilitó a los usuarios localizar aquellos archivos que andaban buscando.

LEER MÁS:

PUBLICIDAD

A Alan Emtage, en ese momento, estudiante de la Universidad McGill, en Montreal (Canadá), hay que atribuirle el desarrollo de esta innovación que implementó en su centro de estudios un año antes de su expansión al mundo. “No creo que sea un visionario. Estuve en el lugar correcto en el momento justo”, declaró el canadiense en un evento organizado en 2020 para celebrar el 30 aniversario de su creación. “Archie desarrolló los principios sobre los que funcionan los motores de búsqueda actuales. Que, básicamente, consisten en salir, recuperar información, indexarla y facilitar que la gente lo busque”, añadía Emtage.

El científico informático, nacido en Barbados, es miembro fundador de la Internet Society, una organización que provee infraestructura corporativa, financiación y apoyo jurídico y fiscal para el desarrollo mundial de Internet. También forma parte del Salón de la Fama de Internet, que avala la trayectoria profesional de ciertas personalidades vinculadas al mundo de la computación por sus contribuciones al desarrollo y avance de la red mundial.

En cuanto a Archie, como toda innovación que queda obsoleta por el avance trepidante de las nuevas tecnologías, pasó a mejor vida. Pero es de justicia reconocerle el mérito de poner la primera piedra para la democratización del uso de Internet. O, por lo menos, de intentarlo, que era el objetivo primario de su creador. Emtage no esconde su preocupación por la deriva que está tomando Google en relación con el funcionamiento de su algoritmo. Un recelo que manifestó durante el homenaje que recibió hace tres años. “Google puede ahora cortar partes enteras del dominio de búsqueda al considerar que al usuario no le interesa. Pero esas partes que faltan pueden contener gemas preciosas de información a las que no vas a poder acceder. Y eso lo hacen sin que tú lo sepas”, sentenció tajante.

Es lo que el padre de Archie denomina “Seguridad por oscuridad”. Según esta mente privilegiada, estamos aceptando ese intercambio sin parar a pensar en las consecuencias. Adiós, adiós, Archie. Ya lloraremos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Apple presenta línea de computadoras MacBook con chips ultrarrápidos M3