U.S. markets closed
  • F S&P 500

    3,927.50
    +5.00 (+0.13%)
     
  • F Dow Jones

    31,995.00
    +79.00 (+0.25%)
     
  • F Nasdaq

    13,306.50
    +4.50 (+0.03%)
     
  • RTY=F

    2,296.70
    +11.60 (+0.51%)
     
  • Petróleo

    63.38
    +0.16 (+0.25%)
     
  • Oro

    1,796.60
    -1.30 (-0.07%)
     
  • Plata

    28.05
    +0.19 (+0.69%)
     
  • dólar/euro

    1.2164
    -0.0004 (-0.04%)
     
  • Bono a 10 años

    1.3890
    +0.0270 (+1.98%)
     
  • Volatilidad

    21.34
    -1.77 (-7.66%)
     
  • dólar/libra

    1.4136
    -0.0005 (-0.03%)
     
  • yen/dólar

    106.0300
    +0.1480 (+0.14%)
     
  • BTC-USD

    50,713.54
    +884.23 (+1.77%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,013.27
    -1.65 (-0.16%)
     
  • FTSE 100

    6,658.97
    +33.03 (+0.50%)
     
  • Nikkei 225

    30,156.48
    +484.78 (+1.63%)
     

Los cuantiosos beneficios que reciben los expresidentes de EEUU y que Trump podría perder

Ivette Leyva
·4  min de lectura
El presidente Donald Trump aborda el Marine One en el jardín sur de la Casa Blanca, el miércoles 20 de enero de 2021, en Washington, para su último viaje como mandatario de EEUU .(AP/Alex Brandon)
El presidente Donald Trump aborda el Marine One en el jardín sur de la Casa Blanca, el miércoles 20 de enero de 2021, en Washington, para su último viaje como mandatario de EEUU .(AP/Alex Brandon)

Tras cuatro tumultuosos años en la Casa Blanca, el expresidente Donald Trump ya es un ciudadano privado. Ahora tiene derecho a una pensión anual de $ 221,400 dólares y beneficios que valen mucho más que esa cantidad.

Entre estos se encuentra el derecho a protección de por vida del Servicio Secreto a su núcleo familiar inmediato, que en el caso de Trump consiste en él y su esposa Melania Trump. El hijo de la pareja, Barron, recibirá esa protección hasta los 16 años.

Además, en sus últimas horas en la Casa Blanca, Trump autorizó una extensión de seis meses de la protección del Servicio Secreto a toda su familia, que incluye sus cuatro hijos adultos y los dos cónyuges de dos de estos, así como a los nietos.

El costo de esa protección extendida recae en los contribuyentes estadounidenses. De 2017 a 2019, según muestran los registros del gobierno, los miembros de la familia Trump realizaron más de 4.500 viajes que requirieron que el Servicio Secreto viajara con ellos, lo que les costó a los contribuyentes decenas de millones de dólares. En los próximos seis meses, si los hijos adultos de Trump viajan al extranjero, recibirán similar protección.

Asignaciones y privilegios expresidenciales por más de un millón

En total, las asignaciones para viaje, espacio de oficina y el salario del personal de los ex presidentes pueden superar el millón de dólares anuales. Según un análisis de la National Taxpayers Union Foundation, un organismo de control del gasto del gobierno, desde el año 2000 se pagó un total de $ 56 millones de dólares en gratificaciones y beneficios a los cuatro expresidentes vivos actuales: Jimmy Carter, Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama.

Demian Brady, director de investigación de la National Taxpayers Union Foundation, dijo a CNN que una de las ventajas más codiciadas para los ex presidentes es el alquiler de espacios de oficina, que no tiene límites.

Por ejemplo, Clinton, Bush y Obama recibieron cada uno más de $ 500,000 dólares por alquiler de oficinas el año pasado, dijo Brady. El alquiler de las oficinas de Carter era más barato, $118,000 dólares.

Un beneficio con el que ni Trump ni Carter cuentan es el seguro médico: un presidente debe estar en un cargo federal durante al menos cinco años para obtenerlo.

Los expresidentes de Estados Unidos, Barack Obama, George W. Bush (izq.) y Bill Clinton (der.) el 16 de enero de 2010. REUTERS / Larry Downing.
Los expresidentes de Estados Unidos, Barack Obama, George W. Bush (izq.) y Bill Clinton (der.) el 16 de enero de 2010. REUTERS / Larry Downing.

¿Puede perder Trump sus beneficios?

El proceso de juicio político que se le sigue a Trump en el Congreso actualmente por incitar a una insurrección que cobró cinco vidas en el Capitolio el 6 de enero podría representarle la pérdida de beneficios.

La ley no otorga pensión a los presidentes cuyo mandato finalice con la "destitución" tras el impeachment. En el caso de Trump, una condena no puede resultar en su destitución de su cargo ya que su mandato terminó antes del final del juicio.

Si el Senado lo condena, probablemente necesitaría una segunda votación para que sea despojado de su pensión y beneficios, según Michael Gerhardt, profesor de derecho en la Universidad de Carolina del Norte. Esa segunda votación -para la cual bastaría mayoría simple, que los demócratas poseen- lo sacaría del puesto honorífico de la oficina de ex presidente, lo que resultaría en la pérdida de los beneficios, según Gerhardt.

Pero algunos están escépticos.

"Eso parece bastante cuestionable", consideró Brady. Esto se debe a que no existe precedente alguno en similar acción.

Irónicamente, en el pasado, los republicanos han votado a favor de reducir los beneficios que reciben los ex presidentes.

En 2016, el Congreso controlado por los republicanos aprobó un proyecto de ley que habría fijado una cantidad de $ 200,000 dólares al año en pagos de pensiones y limitado otros gastos a $ 200,000 dólares al año por presidente y al llegar los 800.000 dólares habría terminado con el aporte de los contribuyentes. Obama vetó la legislación y le dijo al Congreso que lo hizo porque el proyecto de ley también habría acabado con los salarios y beneficios del personal de los ex presidentes y habría dificultado que el Servicio Secreto protegiera a los ex mandatarios.

La ley que ampara las pensiones presidenciales se aprobó en 1958, cuando Harry Truman, entonces uno de los dos ex presidentes vivos, tenía problemas financieros. Pero ha habido llamamientos para poner fin o reducir la pensión y los beneficios para los ex presidentes, especialmente porque la mayoría de los presidentes de hoy tienen un potencial de ingresos significativo a partir de libros y conferencias.

"Esta ley fue promulgada originalmente para un caso de mala suerte. En la era moderna, estos ex presidentes tienen un potencial de ingresos tan sustancial que se ha convertido en millonarios subsidiados", dijo Brady.

Trump, quien era multimillonario antes de ser presidente, donó su salario anual a distintas instituciones del gobierno durante cada año de su mandato.

También te puede interesar:

VIDEO | "Volveremos pronto": el último discurso de Donald Trump como presidente de EE.UU.