Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,303.27
    +6.17 (+0.12%)
     
  • Dow Jones

    40,003.59
    +134.21 (+0.34%)
     
  • Nasdaq

    16,685.97
    -12.35 (-0.07%)
     
  • Russell 2000

    2,095.72
    -0.53 (-0.03%)
     
  • Petróleo

    80.00
    +0.77 (+0.97%)
     
  • Oro

    2,419.80
    +34.30 (+1.44%)
     
  • Plata

    31.77
    +1.90 (+6.36%)
     
  • dólar/euro

    1.0872
    +0.0002 (+0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4200
    +0.0430 (+0.98%)
     
  • dólar/libra

    1.2706
    +0.0035 (+0.28%)
     
  • yen/dólar

    155.6190
    +0.3120 (+0.20%)
     
  • Bitcoin USD

    66,856.47
    -23.85 (-0.04%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,363.73
    -10.11 (-0.74%)
     
  • FTSE 100

    8,420.26
    -18.39 (-0.22%)
     
  • Nikkei 225

    38,787.38
    -132.88 (-0.34%)
     

Cómo hacer una fortuna en Airbnb sin ser propietario de una casa

Cómo hacer una fortuna en Airbnb sin ser propietario de una casa. Foto: Getty Images
Cómo hacer una fortuna en Airbnb sin ser propietario de una casa. Foto: Getty Images (Maskot via Getty Images)

Airbnb no solo logró sobrevivir a la pandemia, también se convirtió en la ganadora absoluta a largo plazo, con ingresos netos de US$ 650 millones en el segundo trimestre de 2023, que se traducen en un aumento interanual del 72%. A medida que el gigante de los alojamientos crece y amplía su oferta, muchos se preguntan cómo construir un negocio en torno a esta plataforma.

Cuando se piensa en Airbnb, existe la idea errónea de que es estrictamente necesario ser propietario de una casa para generar ingresos. Lo cierto es que hay una forma de ganar mucho dinero alquilando alojamientos sin correr los riesgos de comprar y mantener propiedades inmobiliarias destinadas a ese propósito.

¿Qué es el arbitraje de alquileres?

Se conoce como arbitraje de alquileres y, para muchas personas que perdieron su trabajo durante la pandemia o con los recortes que le siguieron, se ha convertido en un próspero negocio que puede generar hasta seis cifras. La ex azafata de vuelos Monica Lee White es una de esas personas.

PUBLICIDAD

Como trabajadora esencial, la pandemia fue un momento económicamente difícil para Lee White. “Necesitaba un trabajo secundario y rápido, así que para mí la elección fue fácil: elegí entrar en Airbnb”, dijo a Business Insider.

Airbnb ofrece una plataforma para que cualquiera pueda convertirse en anfitrión y obtener ingresos adicionales. Con más de 150 millones de usuarios en todo el mundo, los clientes potenciales no escasean. La buena noticia es que las personas pueden convertirse en anfitriones y administrar propiedades en nombre de los propietarios, además de ofrecer experiencias y recorridos únicos a los viajeros.

“Alquilo casas de otras personas a corto plazo”, explicó Lee White. “Me encargo del servicio de atención al cliente, los anuncios publicitarios, el mantenimiento y la limpieza”.

La página de inicio de sesión de la aplicación para iPhone de Airbnb. Foto AP/Patrick Semansky, archivo
La página de inicio de sesión de la aplicación para iPhone de Airbnb. Foto AP/Patrick Semansky, archivo (ASSOCIATED PRESS)

¿Cómo empezar?

La ex azafata admite que dar el primer paso no fue nada fácil. “Para encontrar las propiedades, busqué en Zillow y busqué propiedades en el área, luego me comuniqué con los propietarios con la esperanza de que alguno dijera que sí. Casi me rindo, pero estaba decidida y, después de muchos intentos, finalmente conseguí que mi primer propietario en Atlanta dijera que sí”.

Meses más tarde, Lee White se amplió a cinco propiedades y cerró el año 2022 con un total de US$136,000 en ingresos. “Me sentí financieramente libre”, recordó. “Ahora soy administradora de propiedades para 10 casas, lo que significa que ayudo a otros anfitriones a hacer lo mismo que yo hacía con el arbitraje de alquileres”.

La clave para entrar con éxito en el negocio está en una buena presentación ante los propietarios. “Me presento y comparto un poco sobre lo que hago y quiénes son mis otros clientes. Tienes que demostrarle que te ocuparás de cualquier problema que surja”, explicó.

Por ejemplo, ilustró Lee White, cuando un propietario alquila a un inquilino a largo plazo y le permite subalquilar como Airbnb, existe más riesgo, ya que será mayor el flujo de personas desconocidas dentro de la casa.

“Piensa y pregúntate siempre: ¿Qué cosa puedo hacer para facilitarle la vida al propietario?”, aconsejó.

La compañía Hostfully, que ayuda a los administradores de propiedades a escalar y hacer crecer sus negocios con un software de gestión de alquileres vacacionales, lo explica de la siguiente manera:

“Imagina que alquilas un apartamento por 2.000 dólares al mes. Si subarrendas ese mismo apartamento en Airbnb durante el mes a 150 dólares por día, podrías pagar el alquiler en poco menos de dos semanas. Una vez que hayas pagado el alquiler, el resto del mes es pura ganancia. Después de restar los posibles gastos generales y de mantenimiento, el arbitraje de alquiler a corto plazo te permite aumentar tus ingresos y ahorrar sin tener que poseer una propiedad”.

También te puede interesar:

Después de tener en cuenta los gastos iniciales, el anfitrión debe considerar con detenimiento a quién alquilar. Foto: Getty Images
Después de tener en cuenta los gastos iniciales, el anfitrión debe considerar con detenimiento a quién alquilar. Foto: Getty Images (svetikd via Getty Images)

Costos iniciales para alquilar en Airbnb

Lee White advierte que se necesita una inversión inicial para comenzar. “Para mí, esto fue alrededor de US$ 6,000, pero dependerá en gran medida de en qué ciudad comiences. Este no es uno de esos negocios en los que puedes empezar con cero dólares”, dijo.

Se debe tener en cuenta el presupuesto que hay que destinar para la mudanza, los seguros, amueblar el lugar y pagar por servicios que ayuden a promocionar el alojamiento en Airbnb. “Luego está el alquiler. A veces los propietarios piden el doble del alquiler normal, pero eso hace que sea difícil obtener ganancias, así que me mantengo alejada de ellos”.

Lee White gastó aproximadamente US$ 200 en mudanza, entre US$ 100 y US$ 500 para fotografías profesionales de la propiedad, y entre US$ 2,500 y US$ 8,000 en muebles y comodidades.

Después de tener en cuenta todos esos gastos, el anfitrión debe considerar con detenimiento a quién alquilar. “¿Quiere alquilar a turistas, a aquellos que viajan por trabajo o a estudiantes que se mudan? Es útil concentrarse en un solo carril”.

A partir de ahí, solo queda promocionar el apartamento en alquiler en todas las plataformas posibles, especialmente las redes sociales.

“Siempre les digo a mis clientes que hagan su propia investigación antes de comenzar. Escucharás a mucha gente decir que no es posible o que todo el mundo lo está haciendo, pero para mí eso es una tontería. Airbnb sigue siendo un negocio en crecimiento”, aseguró Lee White.

También te puede interesar | EN VIDEO: Los países de la UE quieren exigir más transparencia a Airbnb