U.S. markets close in 4 hours 46 minutes
  • S&P 500

    3,960.08
    +26.16 (+0.66%)
     
  • Dow Jones

    33,810.88
    +212.96 (+0.63%)
     
  • Nasdaq

    11,067.96
    +109.40 (+1.00%)
     
  • Russell 2000

    1,828.83
    +21.92 (+1.21%)
     
  • Petróleo

    71.77
    -0.24 (-0.33%)
     
  • Oro

    1,802.60
    +4.60 (+0.26%)
     
  • Plata

    23.30
    +0.38 (+1.65%)
     
  • dólar/euro

    1.0545
    +0.0031 (+0.30%)
     
  • Bono a 10 años

    3.4600
    +0.0520 (+1.53%)
     
  • dólar/libra

    1.2214
    +0.0009 (+0.08%)
     
  • yen/dólar

    136.5340
    +0.0100 (+0.01%)
     
  • BTC-USD

    16,918.74
    +83.74 (+0.50%)
     
  • CMC Crypto 200

    398.15
    +3.47 (+0.88%)
     
  • FTSE 100

    7,484.17
    -5.02 (-0.07%)
     
  • Nikkei 225

    27,574.43
    -111.97 (-0.40%)
     

Cómo sobrevivir al peor mercado bajista de todos los tiempos

Lecciones de la historia sobre cómo sobrevivir al peor mercado bajista de todos los tiempos. Ilustración: Getty Images.
Lecciones de la historia sobre cómo sobrevivir al peor mercado bajista de todos los tiempos. Ilustración: Getty Images.
  • La historia puede enseñarnos lo que podría pasar en los próximos años

  • La convulsa década en los mercados de 1970 puede ser un buen ejemplo

  • El miedo a repetir los errores de esos años está influyendo en el comportamiento de la Fed en la actualidad, según un experto

En su famoso ensayo sobre la década de 1970, “The Me Decade”, Tom Wolfe contó cómo los estadounidenses abandonaron el pensamiento colectivo a favor de la riqueza personal. “Tomaron su dinero y escaparon”, escribió.

De hecho, no tenían mucho dinero que llevarse.

Con la crisis que vive el mercado de valores en la actualidad, es comprensible remontarse a esos tiempos que estuvieron marcados por los problemas financieros como la Gran Recesión de 2008-2009, el estallido de la burbuja tecnológica en 2000, la crisis de 1987, sin olvidar la de 1929, y todo tipo de mini-recesiones y crisis repentinas intermedias.

Sin embargo, una de las situaciones que más temo fue la convulsa y larga etapa entre 1966 y 1982, en otras palabras, la década de 1970. El mercado de valores subió y bajó, volvió a subir y volvió a bajar, y así se mantuvo durante 16 años (ver más abajo).

Gráfico de Dow
Gráfico de Dow

Olvídate de las lámparas de lava, los zapatos de plataforma y Farrah Fawcett, para mí ese vaivén fue lo que definió esa era.

¿Qué sucedió? ¿Qué podemos aprender de esa época? ¿Estamos preparados para repetir lo que se hizo entonces?

Antes de llegar a ese punto, examinemos el mercado de la década de 1970. La visión más devastadora la ofreció el Promedio Industrial Dow Jones. En enero de 1966, el Dow alcanzó 983 puntos, un nivel que no superó hasta octubre de 1982, cuando el Dow Jones cerró con 991 puntos. El S&P 500 estaba casi igual de mal. Tras alcanzar un máximo de 108 puntos en noviembre de 1968, el S&P se estancó, luego tocó los 116 puntos en enero de 1973, se estancó nuevamente y finalmente estalló en mayo de 1982.

¿Por qué el mercado se pasó 16 años descontrolado? La causa principal fue la inflación y las tasas de interés altísimas. El IPC mensual subió del 0,9 % en enero de 1966 al 13,6 % en junio de 1980. Mientras tanto, los precios de la gasolina pasaron de 30 céntimos el galón a 1 dólar. Para luchar contra esta inflación, la Reserva Federal elevó la tasa de los fondos federales del 4,6 % en 1966 al 20 % en 1981. Esa decisión fue negativa para el mercado ya que unas tasas de interés más altas hacen que las ganancias futuras de las empresas y, por tanto, sus acciones, sean menos valiosas. Y eso explica en parte el desvanecimiento del mercado hasta la fecha.

El economista estadounidense y subsecretario del Tesoro para Asuntos Internacionales Paul Volcker (1927 - 2019), a la izquierda, y el político y secretario del Tesoro de los Estados Unidos, George P. Shultz, hablando durante la reunión anual del Fondo Monetario Internacional (FMI), en Washington D.C., el 26 de septiembre de 1972. (Foto de Benjamin E. 'Gene' Forte/CNP/Getty Images)
El economista estadounidense y subsecretario del Tesoro para Asuntos Internacionales Paul Volcker (1927 - 2019), a la izquierda, y el político y secretario del Tesoro de los Estados Unidos, George P. Shultz, hablando durante la reunión anual del Fondo Monetario Internacional (FMI), en Washington D.C., el 26 de septiembre de 1972. (Foto de Benjamin E. 'Gene' Forte/CNP/Getty Images)

Lecciones de la historia para hoy

Según el veterano analista de mercado Sam Stovall, el miedo a repetir los errores de los años 1970 está influyendo en el comportamiento de la Reserva Federal en la actualidad.

“La Fed ha dicho que piensa no cometer los mismos errores de finales de la década de 1970, cuando aumentó las tasas, pero luego las bajó por temor a crear una recesión profunda, antes de tener que volver a subirlas”, dijo Stovall. “Lo que la Fed intenta evitar es crear una década de agitación económica. Ahora quieren ser agresivos con la tasa de los fondos federales y acorralar la inflación, de modo que tengamos una recuperación en forma de V o al menos en forma de U en lugar de una que parezca una gran W (una cita de “El mundo está loco, loco, loco, loco”).”

Stovall, quien comenzó a trabajar en Wall Street a finales de la década de 1970, fue educado por su padre, el difunto Robert Stovall, también inversionista y experto de alto perfil. (El periódico The Wall Street publicó un artículo divertido sobre ambos y sus distintos estilos de inversión).

Jeff Yastine, quien publica goodbuyreport.com, señaló otras tendencias desfavorables para las acciones de la década de 1970 e hizo notar que “muchas de las mayores acciones de Estados Unidos eran ‘conglomerados’, empresas que poseían muchos negocios no relacionados y sin un plan real de crecimiento”. Yastine también nos recuerda que Japón estaba en pleno ascenso en aquel entonces, a menudo a expensas de los Estados Unidos, y que la tecnología, los chips, los ordenadores y las redes aún no habían tenido un impacto real. Todo esto cambió en la década de 1980.

Otro factor que influyó fue la sobrevaloración del mercado de valores antes de la década de 1970. En aquel entonces, un grupo de acciones go-go denominado Nifty Fifty lideraba el mercado. Este grupo incluía a Polaroid, Eastman Kodak y Xerox, muchas de las cuales se vendieron por más de 50 veces las ganancias. Cuando el mercado colapsó en la década de 1970, el Nifty Fifty se vio muy afectado y algunas acciones nunca se recuperaron. No puedo evitar pensar en los posibles paralelismos con las acciones actuales de FAANG o MATANA, también conocidas como tecnológicas.

Realmente parece que hemos cerrado el círculo. O eso sugirió el legendario inversionista Stan Druckenmiller en una reciente conversación con el CEO de Palantir, Alex Karp. “En primer lugar, voy a ser sincero, he tenido un sesgo bajista durante 45 años que he tenido que solucionar”, dijo Druckenmiller. “Me gusta la oscuridad”.

“Cuando miro hacia atrás al mercado alcista que hemos tenido en los activos financieros, creo que realmente comenzó en 1982. Sin embargo, todos los factores que ayudaron a crear ese escenario no sólo se detuvieron, sino que se revirtieron. Así que considero que existe una alta probabilidad de que, en el mejor de los casos, el mercado se mantenga un poco plano durante 10 años, algo similar a lo que sucedió en el período del 66 al 82”.

Entonces, ¿qué debe hacer un inversor?

Hablamos con alguien que estuvo inmerso en el mercado en aquel entonces. “Bueno, antes que nada, entré al negocio como analista de valores en 1965”, recordó Byron Wien, vicepresidente del grupo Private Wealth Solutions de Blackstone. “Recuerdo que fue un período en el que era difícil ganar dinero, a menos que fueras muy bueno eligiendo las acciones. A pesar de ello, gané dinero. Recuerdo que construí mi patrimonio neto y compré algunas acciones de biotecnología que funcionaron bien. De hecho, aún conservo algunas de ellas”.

Ahora, regresemos y echemos un vistazo más de cerca a lo que sucedió hace 50 años. Por un lado, es importante tener en cuenta que la rentabilidad por dividendos del S&P 500 promedió un 4,1% entre 1966 y 1982, por lo que los inversores del mercado en general al menos obtenían algunos ingresos. (Tener una lectura del rendimiento del Dow en aquel entonces resultó difícil, pero en otros períodos ha promediado menos del 2 %.)

Entonces, si bien la década de 1970 fue un momento terrible para los inversores, los dividendos mitigaron parte de la miseria al permitir que el S&P 500, más diversificado, superara al Dow 30, algo que debería tenerse en cuenta en el futuro. Lamentablemente, la rentabilidad por dividendo del S&P 500 ronda ahora el 1,6 %. Primero, porque los precios de las acciones son altos y, en segundo lugar, porque cada vez más empresas están recomprando acciones en lugar de dividendos. Sin embargo, espero que el rendimiento suba a medida que las empresas aumenten los pagos para atraer inversores.

El Dow también estaba un poco anticuado en aquel momento ya que incluía a empresas como Anaconda Copper (reemplazada por 3M en 1976), Chrysler y Esmark (reemplazada por IBM y Merck en 1979) y Johns Manville (reemplazada por American Express en 1982).

Por supuesto, hubo algunas acciones como las de Altria, Exxon y empresas de productos empaquetados que obtuvieron buenos resultados en la década de 1970. “Dondequiera que había demanda de productos y servicios se mantuvo bastante constante”, dijo Stovall. “No podías dejar de comer, fumar, beber, ir al médico, calentar tu casa, etc.”

Algunas empresas incluso alcanzaron su apogeo en la década de 1970.

“Lo bueno es que había empresas a las que les iba muy, muy bien en aquel momento”, recordó Druckenmiller. “Fue entonces cuando se fundó Apple Computer [1976] y Home Depot [1978]. Asimismo, las empresas de carbón y energía y las compañías de productos químicos ganaron mucho dinero en los años 70”.

Las áreas cíclicas, como consumo discrecional y financiero, no se comportaron tan bien.

Sin duda, algunas de aquellas lecciones siguen siendo útiles para los inversores de hoy. Podrían ser las siguientes:

  • La principal es evitar tanto las acciones sobrevaluadas como las de compañías de crecimiento lento.

  • También puede ser rentable poseer acciones que generen dividendos y diversificarse.

  • Y vale la pena señalar que, si vuelve a suceder lo que pasó de 1966-1982, la selección de activos debería cobrar fuerza frente a la inversión pasiva y los fondos indexados.

No todo fue oscuridad en la década de 1970. Algunas acciones crecieron. Solo tenías que buscar mucho más para encontrarlas. Y es probable que ese escenario se repita en el futuro.

También te puede interesar:

VIDEO | 5 aplicaciones para controlar mejor tu dinero

Andy Serwer y Dylan Croll