Anuncios
U.S. markets close in 20 minutes
  • S&P 500

    5,071.76
    +1.21 (+0.02%)
     
  • Dow Jones

    38,471.56
    -32.13 (-0.08%)
     
  • Nasdaq

    15,714.41
    +17.77 (+0.11%)
     
  • Russell 2000

    1,991.79
    -10.85 (-0.54%)
     
  • Petróleo

    82.95
    -0.41 (-0.49%)
     
  • Oro

    2,334.40
    -7.70 (-0.33%)
     
  • Plata

    27.28
    -0.08 (-0.28%)
     
  • dólar/euro

    1.0707
    +0.0002 (+0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    4.6520
    +0.0540 (+1.17%)
     
  • dólar/libra

    1.2466
    +0.0013 (+0.11%)
     
  • yen/dólar

    155.2640
    +0.4760 (+0.31%)
     
  • Bitcoin USD

    64,369.25
    -2,182.52 (-3.28%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,388.99
    -35.11 (-2.47%)
     
  • FTSE 100

    8,040.38
    -4.43 (-0.06%)
     
  • Nikkei 225

    38,460.08
    +907.92 (+2.42%)
     

Cosas comunes en las que los ricos gastan mucho más dinero que la clase media

No son grandes derrochadores, pero siempre gastan más cuando creen que eso se traducirá en ganancias futuras o tiempo ahorrado.

Desde sus mascotas hasta los lugares donde cenan o pasan las vacaciones; los ricos a menudo gastan mucho más dinero del que la clase media estaría dispuesta a pagar por cosas aparentemente comunes. No son estrictamente grandes derrochadores, pero suelen desembolsar unos billetes adicionales cuando se trata de un gasto inteligente que probablemente se traduzca luego en ganancias.

Pero, ¿quiénes son los ricos? En Estados Unidos, una persona necesita un patrimonio neto de al menos US$ 2.2 millones para ser considerada “rica”, según la última Encuesta de Riqueza Moderna que realiza cada año la empresa de servicios financieros Charles Schwab.

Sin embargo, ser rico es un término subjetivo y las definiciones varían constantemente. Datos publicados la semana pasada por Ameriprise Financial revelan que solo el 8% de los millonarios se sienten “verdaderamente ricos”, mientras que el 48% de los encuestados de Schwab se sentían ricos con un patrimonio neto de alrededor de US$ 560.000.

A diferencia de la clase media, los ricos no intentan emular al vecino de al lado, por lo que sus gastos suelen ser más inteligentes y, paradójicamente, menores.

PUBLICIDAD

“[La clase media] es la única clase cuya participación en el gasto es mayor que su participación en el ingreso”, dice un informe de la intergubernamental Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD).

En Estados Unidos, más de la mitad de los dueños de mascotas gastan más dinero en sus animales que en ellos mismos, según una encuesta realizada por OnePoll en asociación con MetLife. Foto: Getty Images
En Estados Unidos, más de la mitad de los dueños de mascotas gastan más dinero en sus animales que en ellos mismos, según una encuesta realizada por OnePoll en asociación con MetLife. Foto: Getty Images (Jupiterimages via Getty Images)

Sí, los ricos disfrutan de algunos lujos, pero también destinan una buena parte de su dinero a crear más riqueza: invierten constantemente en la educación y jubilación, cuidan su salud y, en la mayoría de los casos, pagan sus facturas de atención médica sin incurrir en deudas. Como parte de sus hábitos de consumo, también tienden a adquirir productos de altísima calidad, especialmente alimentos.

Comida sana y artículos de alta calidad

Sin importar sus ingresos, la mayoría de las personas aspiran a consumir alimentos saludables, pero los ricos suelen ser más meticulosos. Tom Corley, el planificador financiero que pasó cinco años estudiando a 233 millonarios, descubrió que los ricos priorizan su salud comprando alimentos orgánicos integrales, sin procesar y sin conservantes.

Según sus datos, el 97% de las personas con bajos ingresos comen más de 300 calorías de comida chatarra al día, mientras que el 70% de los ricos comen menos de 300 calorías de comida chatarra al día. También descubrió que los ricos hacían ejercicio con más frecuencia.

“A menudo buscan productos que se pueden obtener en su lugar de origen y frecuentan mercados de agricultores y tiendas de comestibles conocidas por sus productos y carne de alta calidad”, dice Corley.

También te puede interesar:

La comida saludable es una prioridad para los ricos. Foto: Getty Images
La comida saludable es una prioridad para los ricos. Foto: Getty Images (Daniel de la Hoz via Getty Images)

La investigación de Corley también mostró que las personas ricas evitan comprar moda rápida o productos baratos en favor de ropa o muebles que duran mucho más. Incluso si los productos de alta calidad cuestan más, los ricos prefieren productos más duraderos a artículos más baratos que deben ser reemplazados con frecuencia.

“Se niegan a gastar dinero en las últimas tendencias. En cambio, muchos prefieren invertir en piezas de calidad atemporales para su guardarropa y su hogar (...) A menudo, el coste era dos o tres veces mayor, pero se sentían cómodos porque seguiría siendo menos costoso que reemplazar constantemente lo barato”.

Casa o auto nuevo, en lugar de reparaciones

Muchos de los millonarios encuestados por Corley aseguraron que, de tener la opción, preferirían gastar dinero en reemplazar completamente su auto y su casa (o partes de ella) en lugar de hacer reparaciones frecuentes y costosas. Por lo general, piensan que algo nuevo dura mucho más que algo reparado y “eso les da una tranquilidad que no tiene precio”.

En la misma línea, las personas adineradas prefieren contratar diseñadores de interior, jardineros y paisajistas, en lugar de gastar dinero comprando equipos o herramientas para ornamentar sus propiedades.

“Lo que compran es tiempo. Como ya no necesitaban dedicar una o dos horas cada semana o mes para mantener su propiedad, tienen más tiempo para descansar, relajarse o realizar actividades recreativas”, dice Corley.

Grandes experiencias y vacaciones

Según datos sobre el gasto de los consumidores publicados por la Oficina de Estadísticas Laborales, los ricos son los que más gastan en entretenimiento, una categoría que incluye tarifas y entradas a eventos deportivos, conciertos y museos. También incluye juguetes para mascotas, pasatiempos y equipos de juegos infantiles.

Las personas de clase alta gastan como mínimo US$ 5.000 en sus vacaciones. Foto: Getty Images
Las personas de clase alta gastan como mínimo US$ 5.000 en sus vacaciones. Foto: Getty Images (Klaus Vedfelt via Getty Images)

Los mismos datos muestran que los estadounidenses ricos gastan considerablemente más en vacaciones. El quintil de personas con ingresos más altos gastó aproximadamente US$ 4.540 en viajes en 2021, frente a los US$ 466 gastados por el quintil más bajo.

Mascotas mimadas

En Estados Unidos, más de la mitad de los dueños de mascotas gastan más dinero en sus animales que en ellos mismos, según una encuesta realizada por OnePoll en asociación con MetLife para el Mes del Bienestar de las Mascotas. Aproximadamente seis de cada 10 dijeron que asignan específicamente alrededor de US$ 200 de su salario solo para las necesidades de las mascotas.

Los ricos se manejan de la misma forma con sus mascotas, aunque gastan mucho más. Según datos de la Oficina de Estadísticas Laborales, las personas en el quintil de ingresos más altos gastan cuatro veces más en sus mascotas que aquellas en el quintil más bajo.

Jubilación y facturas médicas

Datos de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental citados por GoBankingRates destacan algunas disparidades en los ahorros de las cuentas de jubilación según el nivel de ingresos. En promedio, las personas de entre 51 y 64 años en el quintil de ingresos más alto tienen ahorros para la jubilación de aproximadamente US$ 605.000.

El quintil de ingresos medios en este informe era mucho más bajo, aproximadamente US$ 100.000. Por último, el quintil de ingresos más bajo tenía un ahorro de jubilación promedio de alrededor de US$ 75.000. En otras palabras, las personas de altos ingresos aportan porcentajes mucho mayores de su salario a sus cuentas de jubilación.

“La buena salud se traduce en longevidad, lo que significa más tiempo para crear más riqueza”. Foto: Getty Images
“La buena salud se traduce en longevidad, lo que significa más tiempo para crear más riqueza”. Foto: Getty Images (aaaaimages via Getty Images)

La forma en que los ricos pagan por sus necesidades de salud también difiere de la de la clase media y baja.

“La buena salud se traduce en longevidad, lo que significa más tiempo para crear más riqueza”, dice al respecto Corley.

Según un informe del grupo de expertos Third Way, la clase media es la más afectada por la deuda médica, incluso si tienen un buen seguro médico. Solo el 13% de las personas con altos ingresos tienen facturas de salud impagas, en comparación con un 24% en la clase media y un 22% en la clase baja.

También te puede interesar | EN VIDEO: El 10% de los ricos de EE.UU. contaminan más el planeta, según estudio