U.S. markets close in 5 hours 12 minutes

El chef Tom Colicchio sobre el coronavirus: los restaurantes deben estar cerrados, así sea para llevar

La pandemia de coronavirus ha sido devastadora para la economía en un amplio espectro de sectores, pero especialmente en el de los restaurantes, a los que se les ha ordenado cerrar en muchas ciudades de Estados Unidos. Esta situación ha provocado despidos inmediatos de los trabajadores de los restaurantes.

En Nueva York, el Grupo de Hostelería de Union Square del restaurador Danny Meyer despidió a 2.000 personas la semana pasada, lo que representa el 80% de su plantilla. El chef y restaurador Tom Colicchio, famoso por presentar Top Chef de Bravo TV, despidió a 300 personas de su grupo de restaurantes Crafted Hospitality.

Las solicitudes de inscripción en las oficinas de empleo estadounidenses alcanzaron la semana pasada un récord histórico, siendo el segmento de los restaurantes el que más solicitudes nuevas tuvo (en estados como Washington, las solicitudes se multiplicaron por siete). Colicchio dice que en toda la nación se estima que ya han sido despedidos entre 5 millones y 7 millones de trabajadores de restaurantes.

Ahora, Colicchio y otras personas han lanzado la Coalición de Restaurantes Independientes para defender políticas de alivio financiero a cargo del gobierno en forma de “reemplazo de ingresos directos” para los trabajadores que pierdan su salario.

“Si conseguimos un reemplazo directo, podemos empezar a canalizarlo a través de todos los otros sectores con los que tenemos relación”, dice Colicchio. “No buscamos un rescate financiero, queremos que el gobierno nos ponga a trabajar de nuevo, para que muchos de estos restaurantes se puedan abrir y comenzar a alimentar a nuestra comunidad”.

El dueño de J & L BBQ, Joel Sexton, a la izquierda, habla con los clientes Tony Cecsarini y Austin Eisenhuth, a la derecha, después de colgar unos carteles para anunciar que el restaurante acepta pedidos para llevar. La foto fue tomada el martes, 17 de marzo de 2020, en Snohomish, Washington (Andy Bronson / The Herald a través de AP).

Mientras tanto, la mayoría de los restaurantes que han cerrado sus puertas al público siguen prestando servicio de recogida en el local o servicio de entrega a domicilio. En Nueva York, el 70 % de restaurantes siguen ofreciendo comida para llevar, dijo el viernes a Yahoo Finance la Asociación de Restaurantes del Estado de Nueva York.

Colicchio dice que es una mala idea.

Los restaurantes que abren solo para ofrecer comida para llevar pierden dinero cada noche, dice Colicchio, así que no vale la pena que los trabajadores ignoren las instrucciones de quedarse en casa.

“La mayoría de las personas con las que estoy hablando ganan más 5.000 dólares en negocios cada noche”, dice Colicchio. “Están poniendo en peligro a sus empleados. Le estamos diciendo a la gente que se quede en casa, así que, a menos que sea esencial, deben quedarse en casa. Especialmente en la Ciudad de Nueva York. Les están pidiendo a sus empleados que tomen el transporte público para llegar a los restaurantes y no creo que eso sea una gran idea. Los restaurantes lo hacen porque están intentando aguantar, entiendo su intención, yo tenía el mismo deseo de mantener a todo mi personal, pero en este momento no es bueno hacerlo”.

David Foster / Yahoo Finance

No se trata solo de los restaurantes independientes; grandes cadenas como McDonald’s (MCD) y Starbucks (SBUX) también están a un paso de cerrar por completo.

En medio de la pandemia, Starbucks comenzó por prohibirle a la gente sentarse en sus locales, manteniéndolos abiertos solo para pedidos para llevar. Luego, la semana pasada, cerró la mayoría de sus cafeterías y mantuvo abiertas solo las recogidas con automóvil y algunos locales con entrega a domicilio.

McDonald’s ha cerrado su local de comidas en todo Estados Unidos, pero les permite a sus franquicias permanecer abiertas para vender pedidos para llevar si así lo desean. Por el contrario, en Reino Unido, McDonald’s y Subway han cerrado todos sus locales, incluso sus servicios para llevar.

Daniel Roberts