Anuncios
U.S. markets closed
  • F S&P 500

    5,332.75
    +1.00 (+0.02%)
     
  • F Dow Jones

    39,933.00
    -11.00 (-0.03%)
     
  • F Nasdaq

    18,754.50
    -8.50 (-0.05%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,111.70
    +1.80 (+0.09%)
     
  • Petróleo

    79.72
    -0.08 (-0.10%)
     
  • Oro

    2,433.90
    -4.60 (-0.19%)
     
  • Plata

    32.67
    +0.24 (+0.75%)
     
  • dólar/euro

    1.0861
    0.0000 (-0.00%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4370
    +0.0170 (+0.38%)
     
  • Volatilidad

    12.15
    +0.16 (+1.33%)
     
  • dólar/libra

    1.2707
    +0.0001 (+0.01%)
     
  • yen/dólar

    156.4790
    +0.2830 (+0.18%)
     
  • Bitcoin USD

    70,974.13
    +4,887.96 (+7.40%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,511.74
    +157.33 (+11.61%)
     
  • FTSE 100

    8,424.20
    +3.94 (+0.05%)
     
  • Nikkei 225

    39,156.15
    +86.47 (+0.22%)
     

En esto invierte el dinero una persona con más de US$ 100 millones en el banco

En esto invierte el dinero una persona con más US$ 100 millones en el banco. Foto: Getty Images
En esto invierte el dinero una persona con más US$ 100 millones en el banco. Foto: Getty Images (EXTREME-PHOTOGRAPHER via Getty Images)

Los milmillonarios como Jeff Bezos, Elon Musk o Mark Zuckerberg acaparan continuamente la mayoría de los titulares, ya sea por sus gastos extravagantes o sabiduría para los negocios, pero son apenas una fracción de otra gran clase emergente -y cada vez más poderosa- de ultrarricos: los centimillonarios, aquellos individuos con un patrimonio neto total de más de US$ 100 millones.

En 2022, los llamados “centis” eran un grupo de rápido crecimiento que comenzaba a llamar la atención de los medios. El primer estudio global sobre este segmento de personas se publicó en la revista Forbes y los contabilizaba en al menos 25.490, desde titanes tecnológicos y financieros, hasta directores ejecutivos de multinacionales y herederos de familias ultrarricas. Hay aproximadamente 12 centimillonarios por cada milmillonario, apuntó Fortune más tarde, en febrero.

Las filas de personas adineradas con patrimonio de más de US$ 100 millones en activos invertibles aumentó en medio de un periodo de relativa prosperidad a nivel mundial y ganancias del mercado; su número se ha más que duplicado en los últimos 20 años, según “The Centi-Millionaire Report 2022” de la consultora de migración de inversiones Henley & Partners.

“No invierten para enriquecerse rápido

La consultora notó que, si bien la pandemia fue “perturbadora económica y socialmente, también aceleró el ritmo de acumulación de capital” entre aquellos que se encuentran en el top del top, los que forman el 0,001% más rico del mundo. Casi un 40% vive en Estados Unidos, principalmente en las ciudades de Nueva York, el área de la bahía de San Francisco y Los Ángeles.

PUBLICIDAD

“Aunque están cambiando de perfil, de hábitos y de aspiraciones, los centimillonarios llegaron para quedarse”, dijo Misha Glenny, colaboradora de “The Centi-Millionaire Report 2022”. En otras palabras, los intereses de este grupo demográfico se diversifican tan rápido como crece su riqueza. Sin embargo, un patrón consistente en sus hábitos de consumo es la búsqueda por preservar su legado y su riqueza.

Además de garantizar una educación de élite para sus hijos, vacacionar en destinos exóticos y jubilarse lo antes posible, los centimillonarios conceden gran importancia a las inversiones. La diferencia con cualquier otro segmento de personas adineradas es que “no invierten para enriquecerse rápido”, dijo a CNBC Kevin Teng, CEO de WRISE Wealth Management Singapore, una empresa patrimonial para individuos de patrimonio neto ultraalto.

WRISE estimó que la cifra de “centis” aumentó este año a cerca de 28.420 personas. Según Teng, encarnan la riqueza extrema y son “más selectivos” cuando se trata de inversiones. “Por ejemplo, en realidad no comercializan acciones que cotizan en bolsa”, señaló Salvatore Buscemi, CEO de Dandrew Partners, una oficina privada de inversiones familiares. “Ni siquiera invierten en criptomonedas, lo creas o no”, dijo Buscemi a CNBC.

Relacionado:

La inversión en el sector inmobiliario de lujo encabeza la lista de prioridad de los centimillonarios. Foto: Getty Images
La inversión en el sector inmobiliario de lujo encabeza la lista de prioridad de los centimillonarios. Foto: Getty Images (Stanislav Smoliakov via Getty Images)

Bienes raíces, lo más “sólido y estable”

La inversión en el sector inmobiliario de lujo encabeza la lista de prioridad de los centimillonarios, que se inclinan hacia propiedades “muy sólidas y estables”, dijo Buscemi. Estos individuos ricos gravitan hacia “activos trofeo” o propiedades de Clase A que por lo general se construyeron en los últimos 15 años.

Estas propiedades representan edificios de la más alta calidad en su mercado y área. Cuentan con las mejores comodidades, inquilinos con altos ingresos y bajas tasas de desocupación. Los edificios de Clase A están bien ubicados en el mercado, suelen estar administrados de manera profesional y exigen los pagos de alquiler más altos con pocos o ningún problema de mantenimiento diferido.

Michael Sonnenfeldt, fundador y presidente de Tiger 21, una red de empresarios e inversores de altísimo patrimonio, dijo a CNBC que las inversiones inmobiliarias suelen representar el 27% de las carteras de estos individuos.

Family offices

Los centimillonarios suelen administrar su dinero en despachos unifamiliares (family offices) que se encargan de todo, incluida la herencia, las facturas del hogar, las tarjetas de crédito, los gastos familiares inmediatos, etc., explicó Andrew Amoils, analista de la firma global de inteligencia patrimonial New World Wealth.

Son plataformas de inversión que utilizan las familias más acaudaladas para gestionar su patrimonio. CNBC estimó que el número de oficinas familiares en el mundo se ha triplicado desde 2019, superando las 4.500 el año pasado, con un estimado de 6 billones de dólares en activos bajo gestión combinados.

Equipos deportivos y otras inversiones poco convencionales

Los “centis” también aprecian la exclusividad y codearse con personas de igual estatus. De ahí que a menudo exploran la posibilidad de comprar participaciones en equipos deportivos profesionales para legitimar su estatus. “Es un grupo muy, muy aislado al que entrar y requiere mucho más que dinero”, dijo Buscemi.

“En Estados Unidos te otorgan el título de caballero cuando compras un equipo de la NFL”, explicó, de la misma manera que el empresario y multimillonario estadounidense Jerry Jones compró a los Dallas Cowboys en 1989.

Teng, de WRISE, también señaló que el 0,001% de las personas prestan más atención a la renta fija, el crédito privado y otras inversiones alternativas. El crédito privado, en particular, está ganando terreno entre los inversores que buscan fuentes de rendimiento fuera de los mercados convencionales.\

También te puede interesar | EN VIDEO: Aquí se esconden los millonarios de Manhattan de la vorágine de la ciudad