U.S. Markets open in 6 hrs 49 mins

La empresa mexicana que convierte las heces en combustible

Isaid Mera. Ciudad de México

Ayudar a la gente de bajos recursos en zonas rurales y a la vez poner un ‘granito de arena’ para combatir el cambio climático son dos grandes retos, y a ambos se enfrenta la empresa mexicana Sistema.bio.

La firma fabrica biodigestores, que son contenedores en los que se ingresa materia orgánica, como estiércol del ganado, y resulta en la generación de biogás, principalmente metano, que sirve desde para prender una estufa, hasta para hacer funcionar motores de máquinas.

Su motivación es ‘echarle la mano’, como se dice en México, y brindarle un servicio profesional a comunidades que no están acostumbradas a eso, dice su cofundador Camilo Pagés.

“Nosotros nos metemos hasta la cocina literalmente. Hacemos un análisis de su vivienda, de su modo de vida, de su relación con los desechos, con la energía, con su producción agrícola, con su alimento, y en función de eso les mostramos un producto. Eso lo valoran mucho y se comprometen aún más con lo que están adquiriendo. Les cambia la vida”, explica en entrevista.

Camilo Pagés, cofundador de Sistema.Bio, durante su entrevista con Yahoo Finanzas en la fábrica de la empresa en Toluca, Estado de México.

Seguro aquí tienes preguntas, que te responderé para explicar mejor cómo funciona.

¿Dónde y con qué se fabrica el biodigestor?

Actualmente se producen únicamente en Toluca, Estado de México. Y está hecho de una membrana de biopoletileno muy resistente, pero flexible. El material puede durar más de 20 años, y la firma da una garantía de 10 años.

¿Cómo se genera el biogás?

En el contenedor se ingresa excremento de ganado. Al interior se genera un ambiente anaeróbico, es decir sin oxígeno. En el proceso se desarrollan bacterias que viven justo sin oxígeno y su función es descomponer la materia orgánica en compuestos más pequeños hasta degradarla y así se va generando el combustible.

¿Sólo se genera el biogás?

No, también del proceso resulta una materia orgánica que se convierte en biol, un fertilizante que se puede usar en los cultivos, o bien, en la remediación del suelo.

“El usuario tiene su producción diaria de biogás con el que puede cocinar, calentar agua o en producciones un poco más grandes tienen combustible para echar a andar motores, ordeñadoras, desgranadoras (…) y tiene su fertilizante, su biol, para sus cultivos”, detalla Pagés.

“Además es darle este tratamiento a la materia orgánica o al deshecho orgánico, que de otra manera sería contaminante porque se producen gases de efecto invernadero (…) Es un sistema de tratamiento y de captura de gases de efecto invernadero. Entonces, es solución ambiental y una solución que da independencia energética y de fertilizante a los usuarios”, agrega.

Financiación del producto

El apoyo que dan a las personas también se refleja en el financiamiento que otorgan para adquirir los biodigestores que, como dice el mismo Pagés, “se pagan solos”.

Tienen de distintos tamaños, acorde a las necesidades de los usuarios, y los precios van desde los 500 dólares, hasta los 30 mil.

Aquí probablemente tienes otras preguntas:

¿Qué incluye el precio? Y ¿cómo es el financiamiento?

Incluye “un diagnóstico para asignarte o proponerte el tamaño adecuado, llevártelo, instalártelo, enseñarte a utilizarlo y visitas. Hay un programa de visitas de servicio después de la instalación”, responde el empresario mexicano.

Y el apoyo financiero se da dependiendo el perfil de usuario. Adecúan los pagos del préstamo acorde a los ahorros que se proyectan tener con el paso del tiempo. Por ejemplo, un sistema de 500 dólares tiene un retorno de inversión que va de los 16 a los 24 meses.

“Entre más grande el sistema, los ahorros son mayores y el tiempo de retorno es menor (…) Se paga solo porque si tienes cultivos tienes que comprar fertilizante a fuerza para tener un rendimiento adecuado de tus cultivos. Y para cocinar o calentar agua necesitas combustible, entonces con el Sistema.bio pueden ser autosuficiente en ese sentido, o bajar el consumo. Entonces el ahorro es inmediato”, destaca Pagés.

Un granjero en su finca juto a uno de los biodigestores fabricados e instalados por Sistema.Bio. Imagen: cortesía de Sistema.Bio.

El emprendedor subraya que entre de los cambios más relevantes que ha visto que genera su empresa es que le cambia el ‘chip’ a los niños hacia el futuro.

“Lo más bonito es que ves a los niños, a las nuevas generaciones. Evidentemente para ellos ya va a ser normal vivir con un biodigestor. Para ellos el concepto de estiércol ya no es un deshecho, ya es un recurso, entonces ese es el impacto más fuerte que podamos tener, dejar eso en las nuevas generaciones”.

Premios, la ‘incubadora’ de la empresa

Sistema.bio arrancó formalmente en 2009, luego de ganar el primer lugar de un concurso de empresas con impacto social.

“Nos dieron un premio como de 10 mil euros, y con eso constituimos la empresa. Hicimos la primera página de internet, conseguimos un inversionista ángel y empezamos (en 2010) ya a fabricar el sistema”, cuenta Pagés.

Luego, en 2011, participaron en ‘Iniciativa México’, otro concurso en el que colaboraron el Gobierno mexicano y los principales medios de comunicación del país.

En este evento, la firma obtuvo el segundo lugar y un premio de 15 millones de pesos (actualmente equivalen a unos 770 mil dólares), pero sobre todo les ayudó en la difusión.

“Nuestra chamba (trabajo) al inicio, y sigue siendo aquí en México, pero al inicio más, era educar a la gente, al mercado, de lo que es esta tecnología, de lo que es el Sistema.bio. Iniciativa México nos ayudó a comunicar de manera masiva. En Iniciativa México estabas en televisión, en radio, nos ayudó bastante a explicar a la gente lo que era un biodigestor, que era prácticamente desconocido”, cuenta Pagés.

La empresa ha ido superando obstáculos -el financiamiento, el que se conozca su tecnología, y en el caso de México la dependencia que tiene el campo a los subsidios gubernamentales- para irse consolidando y ampliando sus operaciones a lugares como India o Kenia.

“El conjunto de esos tres elementos fue un reto, y sigue siendo un reto aquí en México, ya no tanto en otros mercados que las condiciones son distintas, pero en México y Latinoamérica sigue siendo un reto”.

Una compañía internacional

Eso sí, Pagés disfruta lo que dice es el mejor momento de la empresa que tiene 10 años de vida.

“Ahora ya somos una empresa global, ya 200 empleados o más, oficinas en 4 continentes, inversionistas importantes. Entonces ahorita sin duda es el momento más interesante. Estamos en un momento de escalar y llevar lo que estamos haciendo a otros niveles, evolucionar el modelo, que ha estado en constante evolución, pero ahorita estamos en un punto crítico de poderlo escalar más”.

Actualmente la empresa tiene colocados más de 7 mil biodigestores, con un alcance de 45 mil usuarios, en México, Colombia, Nicaragua, Guatemala, Perú, Ecuador, Costa Rica, Honduras, Cuba, Haití, Kenia, Senegal, Ghana, Uganda, Sudán del sur, Madagascar, India, Reino Unido y Canadá.

Su meta es que en dos años alcancen los 200 mil usuarios, y para ello tienen planes como ampliar sus negocios en África, con base en las oficinas en Kenia, y en India, en donde incluso planean instalar una planta para fabricar los sistemas.

“Nuestro mercado lo dividimos en tres segmentos. Uno es el productor más pequeño (…) el agricultor de subsistencia y utiliza nuestros sistemas más pequeños. El segundo segmento son productores un poco más grandes, que tienen ya una actividad pecuaria, quizá productiva (…) Y el tercer segmento son granjas ya más grandes, son micro empresas, que tienen desde 50 vacas, hasta 200 vacas o mil o 2 mil cerdos”, explica el empresario.

Por último, Pagés deja un consejo de emprendedor a emprendedor:

Que “considere en su modelo de negocio tener o buscar el triple resultado. Que al mismo nivel de importancia busque un impacto social, un impacto ambiental y un impacto económico para que sea sostenible el negocio. Que en su modelo considere esos tres resultados al mismo nivel, no como algo extra”.

Mes de la herencia hispana

Este video y este artículo forman parte de una serie especial que el equipo de Yahoo Finanzas ha elaborado para celebrar el mes de la Herencia Hispana en Estados Unidos. Está dedicada a dar a conocer a emprendedores latinos e hispanos cuyos proyectos empresariales están enfocados en mejorar la vida de las personas y la sociedad. A continuación puedes ver más reportajes: