Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,069.76
    -8.42 (-0.17%)
     
  • Dow Jones

    38,949.02
    -23.39 (-0.06%)
     
  • Nasdaq

    15,947.74
    -87.56 (-0.55%)
     
  • Russell 2000

    2,040.31
    -15.80 (-0.77%)
     
  • Petróleo

    78.29
    -0.58 (-0.74%)
     
  • Oro

    2,043.50
    -0.60 (-0.03%)
     
  • Plata

    22.44
    -0.09 (-0.39%)
     
  • dólar/euro

    1.0842
    -0.0006 (-0.05%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2740
    -0.0410 (-0.95%)
     
  • dólar/libra

    1.2662
    -0.0025 (-0.20%)
     
  • yen/dólar

    150.5960
    +0.1160 (+0.08%)
     
  • Bitcoin USD

    61,261.94
    +4,347.48 (+7.64%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,624.98
    -58.04 (-0.76%)
     
  • Nikkei 225

    39,208.03
    -31.49 (-0.08%)
     

Vaca Muerta: anuncian inversiones por casi US$8000 millones en 2023, pero su impacto depende de tres obras clave

Aerial view of a gas well drilling at Campo Maripe, a field claimed by the Mapuche indigenous community, in Anelo, Neuquen province, Argentina, in the Vaca Muerta Formation, on November 27, 2019. - Vaca Muerta is an enormous non-conventional oil and gas deposit nestled in a geologic formation. It occupies over 30,000 square kilometers in the states of Neuquen, Rio Negro, La Pampa and Mendoza and provides 43% of the total oil production and 60% of the gas production of Argentina. (Photo by Emiliano Lasalvia / AFP)
El sector prevé llegar a una producción de 400.000 barriles diarios en 2023, lo que se traduciría en exportaciones por US$4000 millones - Créditos: @EMILIANO LASALVIA

El potencial de Vaca Muerta es, a esta altura, indiscutible. No solo porque se trata de la segunda reserva de shale gas (no convencional) y la cuarta de shale oil del mundo, cuyos recursos serían suficientes tanto para abastecer al mercado local por más de cien años, como para exportar su incremental a un mundo ávido de importar energía, sino por su contribución para mitigar los vaivenes de la macroeconomía argentina, signada por la falta de dólares y la brecha cambiaria, entre otros factores. En este contexto, crece la expectativa por las inversiones en el yacimiento, por casi US$8000 millones, anunciadas por la propia industria hidrocarburífera y ratificada la semana pasada por el gobierno de Neuquén.

“Para 2023, las inversiones proyectadas en la provincia suman US$7900 millones, de los cuales US$7650 millones estarán destinados a upstream (exploración y producción), es decir, construcción e instalación de ductos para conectar pozos, mientras que los otros USS$250 millones se orientarán a infraestructura midstream (transporte y almacenamiento)”, aseguró el ministro de Energía y Recursos Naturales de Neuquén, Alejandro Monteiro, en diálogo con LA NACION, durante la inauguración del simulador virtual de perforación desarrollado por la compañía noruega DLS Archer.

El monto total de inversión previsto puede desglosarse de acuerdo con los anuncios dados a conocer por las propias empresas durante los últimos meses, así como también sobre la base de datos de las consultoras que abordan temas de energía.

Según Ecolatina, a la inversión en Vaca Muerta (no convencional) por US$2300 millones anunciada la semana pasada por YPF durante CERAWeek 2023, principal conferencia de energía del mundo, deben sumarse las proyecciones de Chevron (US$830 millones), Tecpetrol (US$730 millones), Vista (US$600 millones), Pan American Energy (US$500 millones), Shell (US$500 millones), Total Energy (US$350 millones) y Pluspetrol (US$300 millones), entre otras compañías del sector.

“Para el cálculo final de inversión previsto para este año hay que tener en cuenta también a las demás empresas, como Exxon, Phoenix y Pampa Energía, y además, considerar que las compañías suelen ser moderadas en los anuncios de inversión, con lo cual una proyección total de casi US$8000 millones para Vaca Muerta suena razonable”, expresó Daniel Drizzen, de Ecolatina.

YPF cumplió 30 años cotizando en la bolsa de Nueva York
YPF cumplió 30 años cotizando en la bolsa de Nueva York - Créditos: @Sofía Diamante

De concretarse, según las estimaciones del gobierno neuquino, las inversiones se traducirían en una producción de 400.000 barriles de petróleo diarios y en exportaciones que totalizarían los US$4000 millones , cifra que duplicaría el desempeño del ejercicio 2022. En tanto, en lo que refiere a gas, prevén que este año se alcance una producción de 102 millones de metros cúbicos por día contra el pico alcanzado en agosto pasado, de 91,59 millones de metros cúbicos por día.

Boom petrolero: la Argentina duplicó sus exportaciones en 2022 gracias a la mayor producción de Vaca Muerta

Sin embargo, llegar a estos niveles de producción de petróleo y gas y su consecuente efecto en materia de exportaciones depende de la concreción de tres hitos claves para superar el cuello de botella o “límite en la capacidad de evacuación” de los hidrocarburos producidos en la cuenca neuquina . En primer lugar, la reactivación del Oleoducto Trasandino (Otasa), prevista para fines de mayo, que en lo inmediato permitiría la exportación hacia Chile y, en el futuro, a otros mercados del Pacífico, y, en segundo lugar, la ampliación del Sistema Integral de Oleoductos (Oldelval) –la empresa que lleva todo el crudo desde la cuenca neuquina hasta Bahía Blanca–, cuya primera etapa de expansión de sus capacidades finalizaría en septiembre de este año.

El tercer factor es la finalización del gasoducto Néstor Kirchner que, cuando esté en operación –el Gobierno ratificó que será al inicio del invierno–, permitiría incorporar 11 millones de m3 de gas. “Ello va a sustituir gran parte de las importaciones que hace la Argentina, además del declino que tenemos de Bolivia, que no está pudiendo cumplir con los volúmenes comprometidos”, aseguró Monteiro a LA NACION. Y agregó: “Toda molécula de gas que podamos incluir en el gasoducto va a sustituir importaciones, que son mucho más caras de lo que se remunera a nivel local la producción, que está en torno de US$3,50 o US$3,80 el millón de BTU”.

Desde YPF también atribuyen la gravitación de los tres factores mencionados para “evacuar” los niveles récord de producción de petróleo y de gas, contribuyendo, así, a la mejora de los resultados de la balanza comercial. “Se estima que la producción de crudo no convencional tendrá un crecimiento del 30% y la de gas no convencional, de un 15%”, dijeron en la compañía estatal.

“Para lograr ese objetivo, además del aumento de la inversión y de la actividad, serán claves las obras de transporte de crudo, en especial la puesta en funcionamiento del ducto a Chile (Otasa) y el desarrollo del proyecto Vaca Muerta Sur, para ampliar la salida de petróleo por los puertos de Río Negro”, añadieron.

Nicolás Arceo, de la consultora Economía y Energía, coincidió en la gravitación de estas obras clave: “Más allá del nivel de inversiones que se alcance, el nivel de producción va a estar determinado por el aumento en la capacidad de transporte, tanto en petróleo como en gas natural. En el caso del petróleo, la producción debería crecer, pero menos que el año pasado dadas las restricciones de transporte”.

“El cambio de precios internacionales, sumado a la mayor producción doméstica y la mejora hídrica seguramente van a determinar una disminución sensible de las importaciones y, con ello, una mejora de la balanza comercial”, analizó Arceo.

Por su parte, Daniel Montamat, exsecretario de Energía y expresidente de YPF, opinó sobre la perspectiva a mediano plazo: “Todavía hay restricciones de evacuación tanto para el petróleo como para el gas. Con estas restricciones logísticas superadas en los próximos dos o tres años y otro contexto macroeconómico (estabilidad y acceso a divisas) las inversiones en Vaca Muerta pueden aumentar entre US$13.000 y US$15.000 millones”.

Mayores incentivos para la industria

Tras los anuncios del gobierno neuquino y los planes de inversión de las empresas, desde el centro de estudios Fundar aseguraron que “toda inversión es bienvenida por el potencial y la realidad que significa Vaca Muerta”, ya que “está revirtiendo el declive en la producción de petróleo y de gas”. “En el caso del gas, sustituyendo importaciones, y en el caso del petróleo, teniendo saldo positivo en términos de comercio exterior”, afirmó Guido Zack, director del área de Economía.

No obstante, Zack aseguró que las inversiones se dan en un contexto macroeconómico complejo que debe ser estabilizado. “La situación cambiaria que tiene la Argentina impide que este tipo de inversiones, si bien son importantes, no sean mayores todavía y, por lo tanto, potencien aún más el crecimiento de Vaca Muerta”, dijo.

“Es necesario lograr consensos en todo el arco político para que, si no es posible regularizar la situación cambiaria en el corto plazo, al menos poder ofrecerle a un sector con un potencial exportador tan grande [como el de hidrocarburos] un marco regulatorio o un régimen especial, que les dé acceso a divisas para que puedan multiplicar esta inversión”, expresó Zack.

Consultado acerca del aporte del sector hidrocarburífero en un contexto crucial en materia de exportaciones por la sequía –según las últimas proyecciones privadas, creen el país dejaría de recibir entre US$15.000 y US$18.000 millones –, Zack dijo: “Lamentablemente, las pérdidas del sector agroindustrial son mayores que las exportaciones de hidrocarburos, por lo tanto, si bien es una excelente noticia el crecimiento tanto de la producción como de las exportaciones, en el caso de este año no van a llegar a compensar, pero –sin duda– la situación sería mucho peor si no se contara con el aporte de Vaca Muerta”.