Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,123.41
    -75.65 (-1.46%)
     
  • Dow Jones

    37,983.24
    -475.84 (-1.24%)
     
  • Nasdaq

    16,175.09
    -267.10 (-1.62%)
     
  • Russell 2000

    2,003.17
    -39.43 (-1.93%)
     
  • Petróleo

    85.45
    +0.43 (+0.51%)
     
  • Oro

    2,360.20
    -12.50 (-0.53%)
     
  • Plata

    27.97
    -0.28 (-0.99%)
     
  • dólar/euro

    1.0646
    -0.0085 (-0.79%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4990
    -0.0770 (-1.68%)
     
  • dólar/libra

    1.2451
    -0.0104 (-0.83%)
     
  • yen/dólar

    153.2400
    +0.0370 (+0.02%)
     
  • Bitcoin USD

    64,602.18
    -2,716.23 (-4.03%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,995.58
    +71.78 (+0.91%)
     
  • Nikkei 225

    39,523.55
    +80.92 (+0.21%)
     

5 razones para ser optimistas sobre la economía de 2024

(CNN) -- Muchos temían que 2023 fuera el año de la recesión. Resultó ser un año de notable resiliencia.

La economía estadounidense parece estar disfrutando del aterrizaje suave que muchos consideraban casi imposible.

Puede que lo peor de la inflación haya quedado atrás, pero la recesión no

La inflación se ha enfriado drásticamente, el desempleo sigue siendo bajo y la Reserva Federal podría aplicar recortes de tipos ya en marzo.

“La gran historia de 2023 es que estancamos el aterrizaje”, dijo a CNN Justin Wolfers, profesor de la Universidad de Michigan.

Wolfers señaló que la economía no solo se recuperó de la recesión más rápida de la historia, sino que superó la guerra en Ucrania, las crisis de los precios del petróleo, la disfunción política y muchos otros problemas.

PUBLICIDAD

“Es el pequeño motor el que podría hacerlo”, dijo Wolfers sobre la economía. "Dado lo graves que fueron las conmociones, esto podría haber sido mucho peor".

La economía estadounidense todavía enfrenta riesgos y desafíos reales, desde la guerra entre Israel y Hamas hasta el mercado inmobiliario menos asequible en una generación. Y, sin embargo, hay razones tangibles para ser optimistas sobre la economía en 2024, fuerzas que son más fáciles de ver que hace un año.

¿Será 2024 un buen año para comprar una vivienda en Estados Unidos? Enfriamiento "notable" de la inflación

Muchos en Wall Street y Washington esperaban que la inflación se enfriara después de alcanzar máximos de cuatro décadas en junio de 2022.

Pero pocos anticiparon lo rápido que sucedería. Los precios al consumidor aumentaron un 3,1% interanual en noviembre, muy por debajo del 9,1% en junio de 2022.

La velocidad del enfriamiento de la inflación es “notable”, escribió recientemente en un informe el economista Ian Shepherdson.

Mark Zandi, economista jefe de Moody's Analytics, dijo a CNN que espera que la inflación vuelva a estar cerca del objetivo del 2% de la Reserva Federal para finales de 2024.

Después de superar los US$ 5 el galón en 2022, los precios de la gasolina disminuyeron significativamente en 2023. GasBuddy proyecta que el promedio anual de los precios de la gasolina en EE.UU. caerá nuevamente en 2024, lo que permitirá a los consumidores gastar US$ 32.000 millones menos en combustible que en 2023.

Una victoria sobre la inflación

La inflación se ha enfriado tanto que la Reserva Federal detuvo los aumentos de tasas que amenazaban con descarrilar la economía y asustaban a los inversores.

Los funcionarios de la Reserva Federal ahora incluso planean recortes de tasas para 2024, un resultado que representaría declarar la victoria en la guerra contra la inflación.

El presidente de la Junta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, habla durante una conferencia de prensa en la sede de la Reserva Federal el 13 de diciembre de 2023, en Washington. (Win McNamee/Getty Images)

Zandi dijo que sospecha que la Reserva Federal recortará las tasas cuatro veces en 2024, probablemente a partir de mayo. Goldman Sachs apuesta a que la Reserva Federal podría empezar a aplicar recortes de tipos en marzo.

Los recortes de tasas traerían alivio a Main Street, reduciendo el costo de obtener una hipoteca, obtener un préstamo para un automóvil y mantener el saldo de una tarjeta de crédito. Las tasas hipotecarias ya han caído de casi el 8% en octubre al 6,6% a finales de año.

Un año de gran éxito para las acciones

El enfriamiento de la inflación, el desvanecimiento de los temores de recesión y los inminentes recortes de tasas impulsaron a Wall Street.

Las acciones estadounidenses terminaron el año con una explosión cuando el S&P 500 repuntó nueve semanas para terminar el año: la racha ganadora más larga desde 2004. El Nasdaq se disparó un 43%, quedando por poco cerca de su mejor año en dos décadas.

Es cierto que el mercado de valores no es la economía. A veces, lo que es bueno para Wall Street no lo es para Main Street, y viceversa.

Pero en este caso, el repunte del mercado de valores reflejó en gran medida el optimismo sobre la economía, la inflación y la confianza en un aterrizaje suave, lo cual es una buena noticia para Wall Street y Main Street.

¿Qué se espera para la economía de EE.UU. en 2024? Despidos “extraordinariamente bajos”

A pesar de las subidas de tipos de la Reserva Federal, la tasa de desempleo se sitúa en sólo el 3,7%, cerca de su nivel más bajo en medio siglo.

Las solicitudes iniciales de desempleo, un indicador de los despidos, siguen siendo históricamente bajas: sólo 218.000, una señal de que muchos empleadores se muestran reacios a despedir a los trabajadores que tienen.

"Las solicitudes son extraordinariamente bajas", dijo Zandi. “Para que suenen las alarmas, las solicitudes tendrían que acercarse a las 300.000. Estamos muy, muy lejos de eso”.

Si esta tendencia dura, debería respaldar el gasto de los consumidores, el principal motor de la economía estadounidense.

"Mientras los despidos sigan siendo relativamente bajos, la economía debería estar bien", dijo Zandi. "Estamos en esta especie de círculo económico virtuoso".

Los estudiantes asisten a la feria de carreras de TI y negocios del Cape Fear Community College en Castle Hayne, Carolina del Norte. (Allison Joyce/Bloomberg/Getty Images)

Salarios sobre precios

Durante gran parte de la recuperación económica del Covid-19, los precios aumentaron más rápido que las nóminas, lo que significa que los salarios reales, ajustados a la inflación, se contrajeron.

Sin embargo, la tendencia ha comenzado a cambiar recientemente, y los sueldos se están acercando a la inflación.

Tanto Zandi como Wolfers expresaron optimismo en que el crecimiento de los salarios reales cobrará impulso en 2024.

“A medida que pase el tiempo aquí y la inflación siga baja, los ingresos se pondrán al día y superarán la inflación”, dijo Zandi. "La gente empezará a sentirse mejor con las cosas".

"Un millón de cosas" podrían salir mal

Por supuesto, los últimos años nos han recordado a todos cómo acontecimientos inesperados como la pandemia de Covid-19 o la invasión rusa de Ucrania pueden arruinar los pronósticos más optimistas.

Es posible que surjan otros cisnes negros que ensombrezcan el panorama económico para 2024.

“Como sabemos, hay un millón de cosas que podrían salir mal”, afirmó Wolfers. "Las recesiones ocurren".

Zandi dijo que su lista de preocupaciones está encabezada por el riesgo de mayores tensiones en el sistema financiero, como las quiebras bancarias de principios de 2023.

Otra preocupación que no le permite conciliar el sueño a Zandi: las elecciones presidenciales de 2024.

La carrera por la Casa Blanca seguramente estará influenciada por la economía (es el tema principal para los votantes). Pero también podría ocurrir lo contrario.

Zandi predijo una contienda muy reñida y advirtió que unas elecciones disputadas podrían generar incertidumbre o incluso malestar social.

"Si ese es el caso, podría ser muy perjudicial para el mercado de valores y la economía en general", afirmó.

Aún así, Wolfers espera una dosis de normalidad después de unos años difíciles para la economía estadounidense.

“El sueño secreto de todo economista es que esperamos que la economía sea aburrida. Quiero un 2024 en el que nunca quieras llamarme porque la mayoría de tus espectadores tienen trabajo, se sienten cómodos con sus ingresos y no ha pasado nada malo”, afirmó. “Esa no ha sido la historia debido a la pandemia, pero podría ser la historia el próximo año”.