Anuncios
U.S. markets closed
  • F S&P 500

    5,121.75
    +15.25 (+0.30%)
     
  • F Dow Jones

    38,762.00
    +36.00 (+0.09%)
     
  • F Nasdaq

    17,729.75
    +123.00 (+0.70%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,017.40
    +2.50 (+0.12%)
     
  • Petróleo

    83.29
    -0.07 (-0.08%)
     
  • Oro

    2,330.70
    -11.40 (-0.49%)
     
  • Plata

    27.22
    -0.15 (-0.54%)
     
  • dólar/euro

    1.0711
    +0.0007 (+0.06%)
     
  • Bono a 10 años

    4.5980
    -0.0250 (-0.54%)
     
  • Volatilidad

    15.69
    -1.25 (-7.38%)
     
  • dólar/libra

    1.2461
    +0.0009 (+0.07%)
     
  • yen/dólar

    154.7990
    +0.0110 (+0.01%)
     
  • Bitcoin USD

    66,706.27
    -208.61 (-0.31%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,439.06
    +24.30 (+1.72%)
     
  • FTSE 100

    8,044.81
    +20.94 (+0.26%)
     
  • Nikkei 225

    38,263.04
    +710.88 (+1.89%)
     

Los años dorados de Xbox 360

Los años dorados de Xbox 360
Los años dorados de Xbox 360

Hubo una era en que Xbox dominó y fue la propuesta de gaming más genial del mundo. El Xbox 360 queda en la historia como el éxito más grande de Microsoft hasta el momento pues todo se combinó para que diera un golpe en la industria cuyo recuerdo perdurará. Millones de jugadores tienen en la más alta de las estimas a la segunda consola de la compañía norteamericana y bien vale la pena analizar su historia para responder a las preguntas ¿Qué funcionó? ¿Qué falló? ¿Las claves del pasado servirán para que Xbox Series X|S repita la hazaña?

Video: 20 AÑOS - Xbox

Ver Video

REBELDE DESDE EL ORIGEN

A medio camino en la era del primer Xbox, Microsoft aprendió rápidamente lo que hizo bien y lo que hizo mal. Su división de videojuegos estaba comprometida para que la segunda incursión en el mercado de las consolas fuera mucho mejor, más ruidosa y capaz de hacer temblar a la industria y al sector que seguía dominado por Japón. En 2003, un equipo liderado por James “J” Allard inició con el proyecto con la determinación de actuar con más ferocidad e incluso de interpretar el papel de chicos malos, si era necesario.

PUBLICIDAD

Vamos a ver qué estaba pasando un poco antes. En 2001, IBM comenzó a trabajar en una variante de la arquitectura PowerPC. El desempeño logrado del GameCube llamó la atención de Sony, quienes de inmediato decidieron que esa compañía norteamericana se encargaría del CPU que daría vida al PlayStation 3. La aventura inició en conjunto: IBM, Sony y Toshiba crearían un procesador nunca visto en el mundo del entretenimiento: CELL sería capaz de mover al poderoso PS3 y a toda una nueva generación de dispositivos electrónicos en una nueva era que… jamás llegó.

CELL, el futuro que prometió PS3, y que jamás llegó
CELL, el futuro que prometió PS3, y que jamás llegó

La emoción de IBM por trabajar en algo que apuntaba a ser histórico pronto se estrelló contra el muro de las compañías japonesas. Ken Kutaragi, la leyenda de PlayStation, insistió en que necesitaban un procesador por demás poderoso, pero que en realidad representaba varios problemas de desarrollo y eficiencia. Peor aún: a escondidas, Sony y Toshiba registraron una patente para proteger la tecnología y dejaron fuera a IBM, algo que generó tensión y dejó abierta una grieta, aunque después el malentendido se solucionara.

"Trabajadores de IBM descontentos con la postura dictatorial de Sony y Ken Kutaragi filtraron parte del trabajo del nuevo CPU, información que llegó a la división de videojuegos de Microsoft"

Fue a través de esa fisura que trabajadores de IBM descontentos con la postura dictatorial de Sony y Ken Kutaragi filtraron parte del trabajo del nuevo CPU, información que llegó a la división de videojuegos de Microsoft. Las compañías norteamericanas se entendieron a la perfección y, a diferencia de Sony, Microsoft y el equipo de Xbox dejaron todo en manos de los especialistas que dieron origen al procesador XCPU Xenon, un diseño modificado de lo que aprendieron con CELL.

Los años pasaron, y mientras IBM se hartaba de las exigencias de Ken Kutaragi, el equipo que trabajaba para Microsoft estaba más que feliz; en 11 meses tendrían listo el CPU que daría vida al próximo Xbox. Las compañías japonesas sospechaban, pero IBM, quizá en revancha por lo de la patente, convenció a Sony y a Toshiba de aceptar modificaciones en la arquitectura PowerPC necesarias para que sirviera en equipos Apple y servidores, aunque sin mencionar que en realidad beneficiaría a Microsoft y Xbox.

PlayStation en modo arrogancia siempre se mete en problemas
PlayStation en modo arrogancia siempre se mete en problemas

En 2005, la suerte estaba echada, los ingenieros de IBM habían creado un procesador para Microsoft que podía mandarse a la fábrica aún en etapa de prueba. Sony seguía hundiéndose víctima de sus decisiones unilaterales, y para cuando ellos y Toshiba se dieron cuenta de que Xbox había trabajado en las sombras, todo estaba hecho. PS3 no vería la luz en Navidad de ese año; Xbox 360 sí, y sin competencia. El primer acierto de Microsoft cimentaba su primera generación exitosa.

XBOX 360: AÑO CERO

En una auténtica operación Ninja, Xbox se había salido con la suya adelantándose a Sony. El hardware estaba listo y un nuevo equipo de Xbox liderado por Peter Moore, expresidente de SEGA of America, inglés, hincha del Liverpool FC y conocedor de la perspectiva radical del futbol, le hizo ver que la mejor manera de competir era de frente, en una guerra contra el que parecía invencible. Años después, el mismo Moore reconoció que provocaron la guerra de consolas contra Sony para alimentar el hype en torno al nuevo Xbox.

"El Xbox 360 fue presentado en MTV en mayo de 2005, terreno que hasta entonces había sido dominado por PlayStation 2, pues la mayoría de jugadores en Estados Unidos se decantaba por la bestia negra de Sony"

El Xbox 360 fue presentado en MTV en mayo de 2005, terreno que hasta entonces había sido dominado por PlayStation 2, pues la mayoría de jugadores en Estados Unidos se decantaba por la bestia negra de Sony. Ese año las cosas eran diferentes: Microsoft arrancó en grande con la séptima generación antes que sus competidores en el mercado más importante y más adelante presentó el gaming en HD.

Peter Moore, genio en los videojuegos, genio en el futbol
Peter Moore, genio en los videojuegos, genio en el futbol

La campaña comercial de Xbox 360 fue un auténtico tsunami con anuncios por todas partes y eventos que no escatimaban en presupuesto; la publicidad de Microsoft aseguraba que el nuevo sistema era lo más grandioso de la historia. El 22 de noviembre de 2005 la consola salió a la venta y así inició al primer éxito de Xbox que terminó por convertirse en el hardware de videojuegos de origen estadounidense mejor vendido en la historia.

La recepción inicial fue brutal y no era para menos, pues significaba tener acceso a una experiencia de juego HD de nueva generación en 2005. El GameCube daba sus últimos suspiros y el PS2 estaba por alcanzar su límite. Atinadamente, el Xbox 360 arrancó con una alineación muy atractiva para el mercado norteamericano: Call of Duty 2, Madden NFL 06, NBA 2K6, Need for Speed: Most Wanted, Quake 4 y Kameo: Elements of Power, entre otros.

Xbox 360: una gran era para el gaming en Occidente
Xbox 360: una gran era para el gaming en Occidente

La nueva consola de Microsoft debutó con 2 versiones: una con almacenamiento de 20 GB conocida como Premium, cuyo costo era $399 USD, y otra más accesible llamada Core (después Arcade) con precio de $299 USD. Microsoft aceptaba financiar al Xbox 360 y absorber las pérdidas a cambio de mejorar su posicionamiento en el mercado global. Al final, la decisión resultó acertada, pues pocos o nadie esperaba el desastre que se avecinaba en E3 2006.

"La nueva generación inicia cuando nosotros digamos" ― Kaz Hirai

Kaz Hirai, recién nombrado vicepresidente corporativo de Sony Computer Entertainment, se presentó con la mayor arrogancia posible en el evento más importante de videojuegos para hablar de la magnificencia del procesador CELL que habitaba en las entrañas del PS3 y lanzar un mensaje a Xbox: “la nueva generación arrancaba hasta que Sony dijera”. La penosa presentación culminó con la revelación de que el nuevo PlayStation costaría $499 USD en su modelo de 20 GB y $599 USD el de 60 GB, decisión que sorprendió a unos, enfureció a otros y agrupó al mundo con la percepción de que era un error garrafal.

E3 2006: el precio de PS3, un fail histórico
E3 2006: el precio de PS3, un fail histórico

Con la ventaja de haber salido un año antes y los errores terribles de Sony, Xbox 360 tenía vía libre para triunfar; sin embargo, pronto se encontró con una crisis inesperada. Meses después del lanzamiento del Xbox 360, usuarios reportaron fallas catastróficas en sus unidades: un aro rojo rodeaba el botón de encendido y no había forma de revivir el sistema. Con el paso del tiempo el número de casos aumentó hasta que se convirtió en un escándalo a escala mundial. Los noticieros en general y los medios de tecnología y finanzas hablaban del desastre que se avecinaba para Microsoft a causa del Aro Rojo de la Muerte.

"Los noticieros en general y los medios de tecnología y finanzas hablaban del desastre que se avecinaba para Microsoft a causa del Aro Rojo de la Muerte"

Una situación inesperada en el GPU resultó en la ruptura de sus conectores debido al cambio constante de temperatura; el paso de calor a frío generaba fisuras hasta que la conexión resultaba imposible y la consola mostraba el temido aro rojo para notificar que el fin había llegado. Que esto le sucediera a una consola nueva era un escándalo y Peter Moore estimó que la solución, o sea atender a cada usuario afectado, costaría más de $1000 MDD. El jefe de Xbox se presentó ante Steve Ballmer, director general de Microsoft para reconocer el grado crítico de la situación y pedir apoyo para responder al público. Ballmer dijo que sí y Microsoft inició con la reparación o cambio de los Xbox 360 dañados; los jugadores eran atendidos de forma rápida y precisa. Al día de hoy, aquellos que vivieron esa crisis aseguran que la situación del Aro Rojo de la Muerte pudo haber sido el final de Xbox.

La respuesta inmediata a la crisis no mermó el hype que había por Xbox 360. Los usuarios que en un inicio se sintieron traicionados cambiaron sus emociones al verse respaldados por la compañía a la que habían entregado sus dólares. La situación fue sólo un bache que no impidió que la consola siguiera su camino ascendente al que impulsaron buenas decisiones comerciales y de hardware y contenido. Estábamos cerca de atestiguar el nacimiento de la identidad que por fin daría a Microsoft un lugar propio en el negocio de los videojuegos.

El infame Aro Rojo de la Muerte
El infame Aro Rojo de la Muerte

SONÓ MAD WORLD, VIMOS GEARS OF WAR Y NADA FUE IGUAL

Las decisiones que hicieron realidad al Xbox 360 fueron atinadas, pero nada hubiera funcionado sin videojuegos a la altura. Con el primer Xbox, Microsoft demostró que podía aprender rápido en una industria que se volvía cada vez más vertiginosa y con el Xbox 360 los planes eran adecuados y ambiciosos.

Halo y Halo 2 cimentaron la IP que habría de formar parte de la identidad de la marca, y obviamente el mundo del gaming estaba expectante por el lanzamiento de la tercera entrega que luciría en esa naciente generación. Era el último trimestre de 2006, Xbox 360 estaba por cumplir su primer aniversario. De repente, los cortes comerciales de canales importantes de entretenimiento presentaron un anuncio con una versión de Mad World en la voz de Gary Joules, donde aparecía un soldado que luchaba en un entorno devastado y hostil antes de encontrarse con una criatura horrorosa y enorme. Luego, silencio, oscuridad y un logotipo con una calavera avisaba la llegada de Gears of War; todos los que vimos el comercial en ese momento quedamos boquiabiertos; Xbox y Epic Games nos conmovieron con lo que estaban por iniciar.

Gears of War... 2006... nada fue igual
Gears of War... 2006... nada fue igual

Gears of War se unió a Halo y pronto lo hizo Forza. La escalada de lanzamientos exclusivos dieron una identidad sólida a la marca. Xbox 360 arrancó bien y mantuvo ese paso gracias a que lo dotaron con videojuegos desde distintos frentes. Los jugadores tenían una oferta de exclusivos hechos en casa que aprovechaban el poder de la consola para mostrar su mejor cara, y también hubo acuerdos con empresas third-party que aseguraron exclusividades temporales o versiones superiores a las de la competencia, como Splinter Cell: Double Agent y grandes debuts como Mass Effect, Saints Row y BioShock. A la par, se tendieron lazos con el mercado japonés y con la escena independiente que resultaron en un sinfín de títulos que nutrieron la oferta de la consola y la convirtieron en la casa de todo tipo de propuestas.

Sin embargo, además de las exclusivas, Xbox 360 gozó de años de gloria al ser la consola de los shooters. Las buenas decisiones de Microsoft resultaron en un aumento de usuarios respecto a su antecesora, y en mercados importantes fue la plataforma en que se jugaba Halo, Gears of War, Call of Duty, Battlefield, Rainbow Six, Ghost Recon. La consola se volvió capital de los juegos de disparos gracias a la evolución de Xbox LIVE, entorno en línea que llevaron al siguiente nivel y que formó una enorme base de usuarios que persiste y se adapta a las siguientes generaciones.

Xbox 360: la consola de los shooters
Xbox 360: la consola de los shooters

Claro, no fue una luna de miel eterna, pues años después del lanzamiento y ya con el éxito asegurado, Microsoft sucumbió a la tentación de apostar por el mercado casual que había atraído Nintendo con el Wii. El gaming se había expandido más allá de las consolas con el gaming en móviles y la oferta de la compañía japonesa puso sobre la mesa controles de movimiento para quienes no querían complicarse la vida. Esto dio origen a Project Natal, lanzado en 2010 como Kinect, dispositivo suficientemente atractivo para vender 8 millones de unidades en 2 meses. Sin embargo, su propuesta casual y familiar no captó la atención de la base hardcore de Xbox 360, así que se convirtió en un nicho y al final no trascendió, al menos no a la altura de la costosa campaña publicitaria.

Hola... y adiós, Kinect
Hola... y adiós, Kinect

XBOX 360: LA CONSOLA QUE TRIUNFÓ Y SE VOLVIÓ EJEMPLO PARA REPETIR LA HAZAÑA

El Xbox 360 cerró su ciclo con 84 millones de unidades vendidas que lo colocaron como la novena consola más vendida en la historia. Al final, el PlayStation 3 vendió un poco más en una carrera impresionante y una competitividad que cimbró al mercado de consolas porque entregó a los jugadores muchos títulos de gran calidad. La combinación de un buen plan de desarrollo, decisiones adecuadas en materia de hardware, un entorno creativo idóneo para desarrolladores, una campaña de mercado que presumía lo grandioso, la oferta variada de videojuegos y una identidad que coqueteaba con la pasión y la arrogancia se conjugaron para dar forma a una era de oro para Xbox.

Esa historia quedó atrás, pero su legado sigue vivo; de hecho, la consola aún recibe soporte. Hoy, se estima que Xbox Series X|S lleva un mejor ritmo de ventas que el de Xbox 360 en su momento, así que no sería mala idea que Microsoft volteara al pasado para ver qué hizo grande a su segunda consola y tomarlo para competir con ferocidad y conquistar a millones de jugadores.

¿Cuáles son tus mejores recuerdos de la era del Xbox 360? ¿Qué elementos de aquellos años retomarías para la generación actual de Xbox?

No olvides participar en los comentarios y sigue con nosotros, en LEVEL UP.

Video: Los años dorados de Xbox 360

Ver Video

Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / YouTube / Instagram / Noticias / Discord /Telegram / Google News