Anuncios
U.S. markets open in 3 hours 2 minutes
  • F S&P 500

    5,298.75
    +13.50 (+0.26%)
     
  • F Dow Jones

    39,218.00
    +65.00 (+0.17%)
     
  • F Nasdaq

    18,737.75
    +41.50 (+0.22%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,063.90
    +10.20 (+0.50%)
     
  • Petróleo

    76.21
    -0.66 (-0.86%)
     
  • Oro

    2,342.10
    +4.90 (+0.21%)
     
  • Plata

    30.76
    +0.31 (+1.00%)
     
  • dólar/euro

    1.0844
    +0.0026 (+0.24%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4750
    +0.0410 (+0.92%)
     
  • Volatilidad

    12.64
    -0.13 (-1.02%)
     
  • dólar/libra

    1.2721
    +0.0022 (+0.18%)
     
  • yen/dólar

    156.9420
    +0.0040 (+0.00%)
     
  • Bitcoin USD

    67,320.62
    -2,346.88 (-3.37%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,416.15
    -51.95 (-3.54%)
     
  • FTSE 100

    8,310.59
    -28.64 (-0.34%)
     
  • Nikkei 225

    38,646.11
    -457.11 (-1.17%)
     

La atención a la deuda bancaria desvanece el alivio por el acuerdo de Credit Suisse

Logotipos de los bancos suizos UBS y Credit Suisse en un edificio de oficinas en Zúrich

Por Stefania Spezzati, Scott Murdoch y Tom Westbrook

20 mar (Reuters) - Las acciones bancarias caían el lunes, ya que el alivio inicial por el histórico rescate de Credit Suisse por parte de su competidor suizo UBS Group daba paso a nuevas temores sobre los riesgos de la deuda de alto rendimiento emitida por los grandes bancos.

En un paquete orquestado por los reguladores suizos el domingo, UBS Group AG pagará 3.000 millones de francos suizos (3.230 millones de dólares) por Credit Suisse Group AG, de 167 años de antigüedad, y asumirá hasta 5.400 millones de dólares en pérdidas.

Los principales bancos centrales, ante el riesgo de una rápida pérdida de confianza en el sistema financiero, también se apresuraron el domingo a reforzar el flujo de efectivo en todo el mundo con una serie de canjes de divisas coordinados para garantizar que los bancos dispongan de los dólares necesarios para operar.

PUBLICIDAD

Aunque estos acontecimientos parecieron apuntalar la confianza de los inversores en las primeras operaciones asiáticas, el repunte se esfumó rápidamente al centrarse la atención en el enorme revés que algunos tenedores de bonos de Credit Suisse podrían sufrir con la adquisición de UBS.

En virtud del acuerdo, el regulador suizo decidió que los bonos de nivel 1 adicional de Credit Suisse —o bonos AT1— con un valor teórico de 17.000 millones de dólares se valorarán a cero, lo que ha enfurecido a algunos de los tenedores de la deuda que pensaban estar mejor protegidos que los accionistas en el acuerdo de adquisición anunciado el domingo.

La preocupación por lo que esto podría significar para los tenedores de bonos AT1 emitidos por otros bancos se suma a la persistente ansiedad por una serie de otros riesgos, como el contagio, la frágil situación de los bancos regionales estadounidenses y el riesgo moral.

Las acciones de Standard Chartered Plc y HSBC caían más de un 6% cada una en Hong Kong el lunes, a mínimos de más de dos meses, y HSBC se enfrentaba a la posibilidad de registrar su mayor caída en un día en seis meses. El índice MSCI de valores financieros de Asia, que no incluye Japón, bajaba un 1,3%.

"Debe quedar claro que, tras más de una semana de pánico bancario y dos intervenciones organizadas por las autoridades, este problema no está desapareciendo. Más bien al contrario, se ha globalizado", afirmó Mike O'Rourke, estratega jefe de mercados de Jones Trading.

"Las informaciones de que UBS va a adquirir Credit Suisse probablemente magnificarán los problemas de Credit Suisse al trasladarlos a UBS".

ACCIÓN COORDINADA

El matrimonio repentino de la banca suiza está respaldado por una garantía masiva del Gobierno, ayudando a prevenir lo que habría sido uno de los mayores colapsos bancarios desde la caída de Lehman Brothers en 2008.

La presión sobre UBS contribuyó a sellar el acuerdo del domingo.

"Es un día histórico en Suiza y un día que, francamente, esperábamos que no llegara", dijo el presidente de UBS, Colm Kelleher, a los analistas en una conferencia telefónica. "Me gustaría dejar claro que, aunque no hemos iniciado las conversaciones, creemos que esta transacción es financieramente atractiva para los accionistas de UBS", dijo Kelleher.

El consejero delegado de UBS, Ralph Hamers, dijo que aún quedaban muchos detalles por concretar.

"Sé que todavía debe haber preguntas que no hemos podido responder", dijo. "Y lo entiendo e incluso quiero disculparme por ello".

En una respuesta global no vista desde el apogeo de la pandemia, la Fed dijo que se había unido a los bancos centrales de Canadá, Inglaterra, Japón, la UE y Suiza en una acción coordinada para aumentar la liquidez de los mercados. El Banco Central Europeo prometió apoyar a los bancos de la zona euro con préstamos en caso necesario, y añadió que el rescate suizo de Credit Suisse había sido "decisivo" para restablecer la calma.

El lunes, las operaciones bancarias de Credit Suisse parecían desarrollarse con normalidad en sus principales oficinas de Asia.

Las autoridades monetarias de Singapur y Hong Kong, donde Credit Suisse tiene grandes oficinas regionales, dijeron por separado que la actividad del banco suizo continuaba sin interrupción.

Credit Suisse instó a su personal a ir a trabajar, según un memorando al personal al que tuvo acceso Reuters.

PROBLEMAS SIN RESOLVER

Los problemas persisten en el sector bancario estadounidense, donde las acciones de los bancos se mantenían bajo presión a pesar de la iniciativa de varios grandes bancos de depositar 30.000 millones de dólares en First Republic Bank, una institución sacudida por las caídas de Silicon Valley y Signature Bank.

El domingo, S&P Global rebajó la calificación crediticia de First Republic a la categoría de "basura", afirmando que la inyección de depósitos podría no resolver sus problemas de liquidez.

También preocupa lo que suceda a continuación en Credit Suisse y lo que ello signifique para inversores, clientes y empleados.

En la nota a los empleados, Credit Suisse señala que, una vez completada la adquisición, los clientes de gestión de patrimonios podrían considerar la posibilidad de trasladar algunos activos a otro banco si la concentración les preocupa.

La operación también convertirá a UBS en el único banco global de Suiza, y la economía suiza dependerá en mayor medida de un único banco.

"La debacle de Credit Suisse tendrá graves ramificaciones para otras instituciones financieras suizas. Se ha esfumado una reputación nacional de gestión financiera prudente, supervisión reguladora sólida y, francamente, de ser un tanto adusta y aburrida en materia de inversiones", dijo Octavio Marenzi, consejero delegado de Opimas, en Viena.

El presidente de UBS, Kelleher, dijo en una conferencia de prensa que liquidará el banco de inversión Credit Suisse, que cuenta con miles de empleados en todo el mundo. UBS dijo que esperaba un ahorro anual de costes de unos 7.000 millones de dólares para 2027.

El banco central suizo dijo que el acuerdo del domingo incluye 100.000 millones de francos suizos (108.000 millones de dólares) en ayuda de liquidez para UBS y Credit Suisse.

Las acciones de Credit Suisse perdieron una cuarta parte de su valor la semana pasada. El banco se vio obligado a recurrir a 54.000 millones de dólares de financiación del banco central suizo mientras intentaba recuperarse de unos escándalos que han minado la confianza.

(1 dólar = 0,9280 francos suizos)

(Reporte de Stefania Spezzati, Oliver Hirt y John O'Donnell en Zúrich; información adicional de Lananh Nguyen, Saeed Azhar y Hannah Langby y las oficinas de Reuters; redacción de Nick Zieminski y Sam Holmes; editado en español por Flora Gómez)