U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,060.43
    +44.21 (+1.10%)
     
  • Dow Jones

    33,949.41
    +205.57 (+0.61%)
     
  • Nasdaq

    11,512.41
    +199.06 (+1.76%)
     
  • Russell 2000

    1,903.06
    +12.75 (+0.67%)
     
  • Petróleo

    81.17
    +1.02 (+1.27%)
     
  • Oro

    1,930.00
    -12.60 (-0.65%)
     
  • Plata

    24.02
    +0.08 (+0.33%)
     
  • dólar/euro

    1.0897
    -0.0023 (-0.21%)
     
  • Bono a 10 años

    3.4930
    +0.0310 (+0.90%)
     
  • dólar/libra

    1.2414
    +0.0012 (+0.09%)
     
  • yen/dólar

    130.2390
    +0.7300 (+0.56%)
     
  • BTC-USD

    23,065.43
    +54.47 (+0.24%)
     
  • CMC Crypto 200

    524.01
    -3.18 (-0.60%)
     
  • FTSE 100

    7,761.11
    +16.24 (+0.21%)
     
  • Nikkei 225

    27,362.75
    -32.26 (-0.12%)
     

El Banco Mundial ve un débil crecimiento en 2023 para Europa del Este y Asia Central

FOTO DE ARCHIVO: Un participante se encuentra cerca de un logotipo del Banco Mundial en la Reunión Anual del Fondo Monetario Internacional - Banco Mundial 2018 en Nusa Dua

Por David Lawder

WASHINGTON, 4 oct (Reuters) - El Banco Mundial dijo el martes que los países de Europa del Este y Asia Central volverán a tener un crecimiento débil en 2023, pero advirtió que un corte de la energía rusa a la Unión Europea los llevaría a la recesión el próximo año.

En sus previsiones económicas actualizadas, el Banco Mundial dijo que el PIB colectivo de su región de Europa y Asia Central se contraerá ahora un 0,2% en 2022 y crecerá un 0,3% en 2023 debido a los efectos indirectos de la invasión rusa a Ucrania.

La previsión para 2022 supone una notable mejora con respecto a la previsión de junio del Banco Mundial de una contracción del PIB del 2,9% para la región que incluye a Ucrania, Polonia, Rusia, Turquía y los países circundantes. Refleja una resistencia y un crecimiento mejores de lo previsto en algunas de las mayores economías de la región, junto con la ampliación de los programas de estímulo de la época de la pandemia en algunos países.

El banco dijo que ahora espera que la economía ucraniana se contraiga un 35% en 2022, una mejora respecto a la contracción del 45% prevista a principios de este año, pero la economía ucraniana está "marcada" por la destrucción de la capacidad productiva, los daños en las tierras agrícolas y la reducción de la oferta de trabajo con el desplazamiento de 14 millones de personas.

"Ucrania sigue necesitando un enorme apoyo financiero mientras la guerra se prolonga innecesariamente, así como para los proyectos de recuperación y reconstrucción que podrían iniciarse rápidamente", dijo Anna Bjerde, vicepresidenta del Banco Mundial para Europa y Asia Central, en un comunicado.

Según estimaciones recientes del banco, las necesidades de recuperación y reconstrucción de Ucrania en los sectores social, productivo y de infraestructuras ascienden a un mínimo de 349.000 millones de dólares, más de 1,5 veces el tamaño de su PIB en 2021.

"UNA INCERTIDUMBRE CONSIDERABLE"

El Banco Mundial señaló que ahora se prevé que la economía rusa se contraiga un 4,5% en 2022, frente a la contracción del 8,9% estimada en junio. También se prevé que la economía rusa se contraiga un 3,6% en 2023.

La economía de Turquía crecerá un 4,7% en 2022, frente al 2,3% previsto en junio, y en 2023 se prevé un crecimiento del 2,7%.

El banco dijo que las perspectivas para su región de Europa y Asia Central, están sujetas a una "incertidumbre considerable" con una guerra prolongada, o intensificada, causando un mayor daño físico y ambiental y la fragmentación del comercio y la inversión.

"El riesgo de tensiones financieras también sigue siendo elevado, dados los altos niveles de deuda e inflación", dijo el Banco Mundial.

En una nota separada sobre el impacto de la crisis energética mundial, el Banco Mundial dijo que un corte prolongado de los suministros de energía a la UE podría desencadenar una recesión para los países europeos y de Asia Central, con una contracción colectiva de la producción del 1,2%.

El impacto será mayor en los países más dependientes del gas natural ruso y menor en los que tienen acceso a suministros alternativos de gas o a una mayor producción energética interna.

La agrupación regional incluye a Albania, Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Croacia, Georgia, Kazajistán, Kosovo, Kirguistán, Moldavia, Montenegro, Macedonia del Norte, Polonia, Rumania, Rusia, Serbia, Tayikistán, Turquía, Turkmenistán, Ucrania y Uzbekistán.

(Información de David Lawder y Andrea Shalal; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)