Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,304.72
    +36.88 (+0.70%)
     
  • Dow Jones

    39,069.59
    +4.33 (+0.01%)
     
  • Nasdaq

    16,920.79
    +184.76 (+1.10%)
     
  • Russell 2000

    2,069.67
    +21.26 (+1.04%)
     
  • Petróleo

    77.80
    +0.93 (+1.21%)
     
  • Oro

    2,335.20
    -2.00 (-0.09%)
     
  • Plata

    30.54
    +0.09 (+0.28%)
     
  • dólar/euro

    1.0850
    +0.0032 (+0.29%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4670
    -0.0080 (-0.18%)
     
  • dólar/libra

    1.2738
    +0.0040 (+0.31%)
     
  • yen/dólar

    156.9430
    +0.0050 (+0.00%)
     
  • Bitcoin USD

    69,173.51
    +589.59 (+0.86%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,450.11
    -17.99 (-1.23%)
     
  • FTSE 100

    8,317.59
    -21.64 (-0.26%)
     
  • Nikkei 225

    38,646.11
    -457.11 (-1.17%)
     

Calamarí LNG, la importadora de gas que ha garantizado energía a Colombia en El Niño

Calamarí LNG, la importadora de gas que ha garantizado energía a Colombia en El Niño. Imagen: SPEC
Calamarí LNG, la importadora de gas que ha garantizado energía a Colombia en El Niño. Imagen: SPEC

En la coyuntura que viene enfrentando el sector eléctrico a causa del Fenómeno de El Niño, el gas natural licuado (GNL) ha sido un combustible fundamental para el suministro de energía a los colombianos. Este es el papel de la importadora de gas Calamarí LNG:

Éste ha permitido suplir las necesidades de suministro de gas para que los principales generadores térmicos, que son Tebsa, Termocandelaria y Prime Termoflores, puedan atender los requerimientos del sistema de cara a la generación de energía firme y confiable ante el momento de hidrología crítica que ha afrontado el país en los últimos meses.

Calamarí LNG, agente importador y comercializador de este combustible en Colombia, se ha convertido en un actor clave al ser -desde hace siete años- el encargado de comprar en el mercado internacional el GNL necesario para que estos tres generadores térmicos cuenten oportunamente con el combustible que requieren para su operación y así poder entregar la energía firme que el país necesita, especialmente en situaciones como las actuales, donde el nivel de los embalses está muy cerca de llegar a su punto crítico.

PUBLICIDAD

Durante el actual Fenómeno de El Niño, y particularmente entre octubre de 2023 y abril de 2024, se han importado principalmente de Estados Unidos y Trinidad y Tobago cerca de dos millones de metros cúbicos de gas natural licuado con los cuales se ha generado más de cinco millones de megavatios (MW) de energía que equivalen al 20 % de la demanda eléctrica de Colombia.

Asimismo, estas importaciones de GNL juegan un rol importante en la atención de la demanda nacional de gas natural ya que en este periodo se suplió alrededor del 30% de las necesidades de consumo de gas del país.

Recomendado: Venezuela y SPEC: las cartas de Ecopetrol para suplir déficit de gas desde 2025

“Con sus gestiones, Calamarí LNG ha logrado posicionar a Colombia en el mercado internacional como un actor relevante para la importación y comercialización de GNL, contando en la actualidad con más de 20 proveedores de talla mundial y experiencia suficiente para atender oportunamente los máximos requerimientos de las plantas térmicas que se abastecen de este combustible”, precisó Alfredo Chamat, gerente general de Calamarí LNG.

Desde 2017, la compañía ha importado del orden de 4,6 millones de metros cúbicos de GNL, de los cuales aproximadamente dos millones corresponden al El Niño vigente, lo cual, demuestra la importancia de contar con el respaldo de la terminal de importación, almacenamiento y regasificación que opera en la bahía de Cartagena.

“Sobre todo en estos momentos de baja hidrología donde es necesaria una oportuna respuesta de las plantas térmicas para brindar la energía que los colombianos requieren”, manifestó el vocero.

Y agregó que “es importante destacar que hoy Colombia tiene acceso a las reservas mundiales de gas natural licuado mediante una oferta variada en precio, cantidad y disponibilidad para apalancar la transición energética y enfrentar coyunturas climatológicas como la actual”.

Con el GNL importado se evidencian beneficios económicos y ambientales para los colombianos fruto del soporte en el abastecimiento de energía eléctrica proveniente de más de 2.000 MW térmicos, que han significado a la fecha en un ahorro de más de US$2.500 millones y menos emisiones de gases efecto invernadero al generar energía con GNL en lugar de combustibles líquidos.

Los retos de Calamarí LNG para el abastecimiento de gas en Colombia

En el marco del Congreso de Naturgas, Alfredo Chamat, gerente general de Calamarí LNG, entregó declaraciones a medios de comunicación y esto fue lo que dijo:

De acuerdo con el vocero, el gas importado ha estado oscilando en un rango entre US$7 y US$11 por millón de BTU, aproximadamente, que ha sido el precio del commodity internacionalmente. “No hay un solo precio, son diferentes, pero se ha movido en ese rango más o menos”, precisó.

Chamar resaltó que, en siete años de operación, han tenido 96 descargas, de las cuales 33 han sido el primer trimestre de 2024, que equivale a un 30 % del total.

Recomendado: Petro en Naturgas: ¿No se puede importar gas de Venezuela solo porque es un país comunista?

Sobre las proyecciones de la compañía sobre cuánto más van a importar, por lo menos en lo que queda del año, Chamat aseguró que todo dependerá de cómo se comporte El Niño en Colombia y cuando sea su terminación.

“Si se mira el anterior Fenómeno de El Niño, en 2015 – 2016- al Gobierno le tocó intervenir el mercado, quitarles gas a unas empresas, entregárselo a las térmicas para que no se apagaran. En cambio, en esta ocasión eso no ha pasado, porque existe la planta de SPEC que ha suplido a las térmicas”, argumentó el ejecutivo.

Hay que decir que, en la actualidad la planta de regasificadora del Caribe tiene una capacidad de regasificación de 400 millones de pies cúbicos, y, hoy en día, se usan casi en su totalidad por la fuerza del fenómeno climático.

“Hace casi un mes estamos regasificando al tope de la planta y la infraestructura se ha comportado muy bien, el sistema está funcionando, nosotros estamos comprando e importando. Hemos tenido hasta tres barcos en la bahía de Cartagena esperando para descargar”, explicó Alfredo Chamat.

Vale mencionar que la mayoría de ese gas importando que consume Colombia viene de Trinidad y Tobago y del Golfo de México.