Anuncios
U.S. markets close in 5 hours 50 minutes
  • S&P 500

    5,396.35
    -30.78 (-0.57%)
     
  • Dow Jones

    40,006.07
    +152.20 (+0.38%)
     
  • Nasdaq

    17,077.00
    -265.42 (-1.53%)
     
  • Russell 2000

    2,216.31
    +20.94 (+0.95%)
     
  • Petróleo

    76.33
    -1.26 (-1.62%)
     
  • Oro

    2,364.20
    -51.50 (-2.13%)
     
  • Plata

    27.84
    -1.48 (-5.03%)
     
  • dólar/euro

    1.0842
    -0.0001 (-0.01%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2370
    -0.0490 (-1.14%)
     
  • dólar/libra

    1.2874
    -0.0033 (-0.26%)
     
  • yen/dólar

    153.3930
    -0.2670 (-0.17%)
     
  • Bitcoin USD

    63,508.58
    -3,025.93 (-4.55%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,304.86
    -33.32 (-2.49%)
     
  • FTSE 100

    8,158.46
    +4.77 (+0.06%)
     
  • Nikkei 225

    37,869.51
    -1,285.34 (-3.28%)
     

Concesionarios y clientes de GM y Stellantis enfrentan disminución de piezas ante expansión de huelga de UAW

Trabajadores de la UAW en huelga forman un piquete frente a las instalaciones de Stellantis en Center Line, Michigan

Por Doyinsola Oladipo y Abhirup Roy

23 sep (Reuters) - Los trabajadores del sector automotor estadounidense ampliaron su huelga el viernes con un claro objetivo de aflicción: los concesionarios que venden y revisan vehículos de GM y Stellantis.

La venta e instalación de piezas es una de las partes más rentables del negocio automotor, pero también una de las más vulnerables, porque la industria depende de los envíos justo a tiempo. La estrategia de ahogar la entrega de piezas aumenta los problemas para algunos concesionarios, que afirman que ya les resultaba difícil abastecerse de algunos componentes.

"Va a ser casi imposible conseguir muchas de estas piezas", dijo Richard Fasulo, un técnico de diagnóstico de Wappinger, Nueva York, que trabaja para un concesionario de la franquicia Cadillac y concesionarios de coches usados. La huelga más amplia, que afecta a 38 centros de distribución de piezas propiedad de GM y Stellantis, "va a hacer que estos talleres digan a sus clientes: 'No sabemos cuándo podremos arreglar su vehículo. Podría ser indefinidamente'".

PUBLICIDAD

La venta de piezas de reparación y devoluciones de servicio es la clave de las ganancias de muchos concesionarios, y devuelve márgenes de beneficio bruto del 40% o más para las grandes cadenas minoristas de automóviles como AutoNation y Lithia.

"Si tu auto no funciona, te quedas tirado. Es mezquino, ¿no crees?", dijo Howard Drake, propietario de un concesionario GM con sede en California, describiendo la difícil situación de los clientes que necesitan reparaciones.

"Pensaba que el castigo sería en forma de selección adversa para los clientes con pocas opciones. No pensé que sería mi lote apilado con los autos que no puedo arreglar porque su gente no va a trabajar en un centro de distribución de piezas", dijo.

Por su parte, Mike Stanton, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Concesionarios de Automóviles, dijo: "Los concesionarios no queremos que nada limite nuestro potencial de servicio a los clientes, por lo que esperamos que las automotrices y la UAW lleguen a un acuerdo rápido y amistoso".

Se esperaba que la UAW ampliara su huelga con el cierre de las plantas que fabricaban los vehículos más rentables, como las camionetas. Pero las automotrices han acumulado inventario de vehículos y para muchos concesionarios los problemas con las reparaciones comenzarán pronto.

"Definitivamente va a tener un impacto en los clientes", dijo Thomas Morris, de 60 años, que se declaró en huelga el viernes en un centro de distribución de piezas de General Motors en los suburbios de Filadelfia.

El centro sirve a los concesionarios de GM desde Pensilvania a Maine, moviendo unas 30.000 piezas para reparaciones de automóviles cada día, dijeron los trabajadores.

GM afirmó en un comunicado que la empresa tiene "planes de contingencia para varios escenarios", mientras que Stellantis dijo que estaba esperando una respuesta de UAW a su "oferta competitiva" del jueves y que esperaba una "participación productiva".

Arthur Wheaton, director de estudios laborales de la Escuela de Relaciones Industriales y Laborales de Cornell, afirmó que la UAW había tomado una decisión inteligente.

"Creo que es una gran estrategia ir a por los centros de distribución", añadió. Los servicios son un gran negocio. "Así es como ganan mucho dinero".

Brad Sowers, director general de Jim Butler Auto Group, propietario del mayor concesionario de Chevrolet en San Luis, Misuri, dijo que si no se llega a un acuerdo en 60 días se sentirá molesto, a pesar de que tuvo la previsión de abastecerse de piezas de cara a la huelga.

"Sólo quiero que se reúnan y lleguen a un acuerdo", dijo.

(Reporte de Abhirup Roy en San Francisco y Doyinsola Oladipo en Nueva York y Jarrett Renshaw en Pensilvania; Editado en Español por Ricardo Figueroa)