Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,087.03
    +105.23 (+2.11%)
     
  • Dow Jones

    39,069.11
    +456.87 (+1.18%)
     
  • Nasdaq

    16,041.62
    +460.72 (+2.96%)
     
  • Russell 2000

    2,013.84
    +19.10 (+0.96%)
     
  • Petróleo

    78.34
    +0.43 (+0.55%)
     
  • Oro

    2,034.30
    0.00 (0.00%)
     
  • Plata

    22.78
    -0.09 (-0.41%)
     
  • dólar/euro

    1.0827
    +0.0005 (+0.04%)
     
  • Bono a 10 años

    4.3270
    +0.0020 (+0.05%)
     
  • dólar/libra

    1.2660
    +0.0022 (+0.17%)
     
  • yen/dólar

    150.5290
    +0.2210 (+0.15%)
     
  • Bitcoin USD

    51,537.14
    +229.18 (+0.45%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,684.49
    +21.98 (+0.29%)
     
  • Nikkei 225

    39,098.68
    +836.48 (+2.19%)
     

Cómo crear una contraseña segura y proteger tus datos personales

En la era digital, la seguridad de la información personal se ha convertido en una preocupación cada vez más relevante. Aunque algunos pueden pensar que sus datos no son de interés para los ciberdelincuentes, la realidad es que cualquier tipo de información puede ser objetivo de ataques cibernéticos. La creación de contraseñas sólidas es un paso fundamental para proteger la privacidad en línea.

La pregunta sobre si es preferible una contraseña larga o corta ha generado debate, y los expertos en seguridad informática han centrado su atención en la importancia de la longitud para garantizar la seguridad digital. Contrario a la creencia de que contraseñas más cortas son más fáciles de recordar, la realidad es que suelen ser más vulnerables a ataques de fuerza bruta.

Los ataques de fuerza bruta son técnicas utilizadas por ciberdelincuentes para descifrar contraseñas mediante la prueba sistemática de todas las combinaciones posibles. Contraseñas cortas o simples son especialmente susceptibles a este tipo de ataques, siendo más efectivos contra ellas que contra contraseñas más complejas y largas.

Científicos e investigadores, como Joshua Davis del Georgia Tech Research Institute en Estados Unidos, han advertido que las contraseñas de ocho caracteres son insuficientes y pueden ser descifradas en cuestión de minutos. En respuesta a estas amenazas, expertos de reconocidas aplicaciones de gestión de contraseñas como Bitwarden y 1Password recomiendan contraseñas óptimas con entre 14 y 16 caracteres, destacando la importancia de una combinación de mayúsculas, minúsculas, números y símbolos.

NordPass y Windows, por su parte, sugieren que las contraseñas deben tener al menos 12 caracteres, considerando 16 como la longitud ideal. Estos expertos también resaltan la necesidad de una combinación variada de elementos para fortalecer la seguridad de la contraseña.

La creación de contraseñas sólidas es un paso fundamental para proteger la privacidad en línea.
La creación de contraseñas sólidas es un paso fundamental para proteger la privacidad en línea.

La creación de contraseñas sólidas es un paso fundamental para proteger la privacidad en línea.

Consejos para una contraseña infalible

Existen programas especializados que generan contraseñas con caracteres aleatorios que cumplen con los requisitos de seguridad mencionados. Alternativamente, se puede crear una contraseña propia utilizando frases o oraciones fáciles de recordar pero difíciles de adivinar. Por ejemplo, transformar la frase "Mi auto es azul" en "M1 4ut0 e5 45ul" y combinarla con números o símbolos.

La protección de datos personales en el entorno digital es esencial, y la creación de contraseñas robustas es una medida clave. Además de esta precaución, se pueden seguir otras medidas de ciberseguridad, como:

  • Autenticación de Dos Factores (2FA): Añade una capa extra de protección al requerir un segundo método de verificación.

  • Cambio Regular de Contraseñas: Evita la reutilización de contraseñas en diferentes cuentas o servicios.

  • Mantenimiento Actualizado de Software: Corrige vulnerabilidades de seguridad al mantener el software y los sistemas operativos al día.

  • Precaución con Enlaces y Descargas: Evita hacer clic en enlaces o descargar archivos de fuentes desconocidas para prevenir malware.

  • Copia de Seguridad de Datos: Realiza copias periódicas de los datos importantes.

  • Uso de Redes Privadas Virtuales (VPN): Cifra el tráfico de Internet al conectarse a redes públicas.

  • Cautela en Redes Sociales: Limita la información personal compartida en plataformas en línea.

  • Monitoreo Regular de Cuentas: Revisa regularmente los accesos a las cuentas y los permisos de aplicaciones y servicios.

En conclusión, la seguridad en línea es una responsabilidad compartida entre los usuarios y las plataformas, y la adopción de medidas como contraseñas robustas y prácticas de ciberseguridad adicionales es crucial para preservar la privacidad y protegerse contra amenazas digitales en constante evolución.