Anuncios

La defensa de Sam Bankman-Fried pide una sentencia corta frente a los 100 años sugeridos por EE.UU.

Nueva York, 28 feb (EFE).- La defensa de Sam Bankman-Fried (SBF), el fundador de la quebrada plataforma de intercambio de criptomonedas FTX, condenado por fraude y pendiente aún de sentencia, pidió este miércoles una sentencia máxima de seis años y medio, frente a los 100 años sugeridos por la Justicia de Estados Unidos.

SBF, de 31 años, fue declarado culpable en noviembre de siete delitos de fraude y blanqueo de dinero por el desvío de unos 10.000 millones de dólares de los clientes de FTX y su empresa asociada Alameda Research tras un juicio con jurado, y tiene prevista la sentencia el próximo 28 de marzo.

Los siete delitos acarrean una pena máxima de 110 años según las guías federales, y la oficina federal de Libertad Vigilada y Servicios Judiciales ha recomendado en un informe previo a la sentencia que se le impongan 100 años; en cuanto a la Fiscalía, todavía tiene que hacer su propuesta de sentencia.

El abogado de SBF Marc Mukasey indicó en una carta publicada este miércoles en la plataforma judicial 'online' de EE.UU. que la pena de 100 años es "bárbara" y "grotesca" dada la falta de antecedentes de su cliente, y pidió al juez Lewis Kaplan que le imponga una sentencia corta, de entre 63 y 78 meses.

PUBLICIDAD

La defensa del condenado argumenta en un largo documento que SBF corre riesgo de ser extorsionado en prisión y asegura que está consumido por los "remordimientos por el gran daño que ha causado a sus (antiguos) amigos, familia, socios, colegas y las causas que le importaban".

Mukasey dedicó parte del documento a describir el carácter de su cliente y su "neurodiversidad", y dijo que se espera que los clientes y acreedores de FTX "recuperen todo su dinero".

FTX, que era una de las mayores plataformas de criptomonedas del mundo y llegó a estar valorada en 32.000 millones de dólares, se hundió en noviembre de 2022 después de que muchos usuarios se apresuraran a retirar sus fondos en medio de informaciones que ponían en duda la solvencia de la compañía.

(c) Agencia EFE