Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,088.80
    +1.77 (+0.03%)
     
  • Dow Jones

    39,131.53
    +62.42 (+0.16%)
     
  • Nasdaq

    15,996.82
    -44.80 (-0.28%)
     
  • Russell 2000

    2,016.69
    +2.85 (+0.14%)
     
  • Petróleo

    76.57
    -2.04 (-2.60%)
     
  • Oro

    2,045.80
    +15.10 (+0.74%)
     
  • Plata

    22.98
    +0.19 (+0.84%)
     
  • dólar/euro

    1.0823
    -0.0005 (-0.04%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2600
    -0.0670 (-1.55%)
     
  • dólar/libra

    1.2673
    +0.0015 (+0.12%)
     
  • yen/dólar

    150.4400
    -0.0600 (-0.04%)
     
  • Bitcoin USD

    51,085.95
    -64.12 (-0.13%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,706.28
    +21.79 (+0.28%)
     
  • Nikkei 225

    39,098.68
    +836.48 (+2.19%)
     

El diálogo sobre el techo de deuda en EE.UU. sigue abierto pero inflexible

Washington, 2 feb (EFE).- El diálogo sobre el límite de deuda en Estados Unidos se mantiene abierto pero inflexible entre demócratas y republicanos, que dejaron claro este jueves que le corresponde a la otra parte acercar posturas para llegar a un acuerdo.

El encuentro de la víspera entre el mandatario estadounidense, Joe Biden, y el republicano Kevin McCarthy, presidente de la Cámara de Representantes, supuso un primer paso tras el cual ambas partes coincidieron este jueves en que es irresponsable que desde el otro lado no se dé el brazo a torcer.

McCarthy apuntó en su conferencia de prensa semanal que su partido no aprobará un aumento que no vaya ligado a un recorte de gastos: "Soy muy claro. Creo que hay que elevar el límite (de deuda), pero no hacerlo sin cambiar el comportamiento".

Según avanzó el representante republicano, Biden ha quedado en llamarlo "en un par de días" para fijar la fecha de un nuevo encuentro bilateral.

El de el miércoles en la Casa Blanca acabó con un tono positivo y ambos coincidieron en la necesidad de seguir hablando.

Los conservadores ostentan ahora el control de la Cámara Baja tras lograr la mayoría en las elecciones de medio mandato de noviembre y quieren aprovechar ese cambio de tornas para forzar concesiones por parte de la Administración de Biden.

El límite de deuda en la actualidad es de 31,4 billones de dólares y se alcanzó el pasado 19 de enero. El Departamento del Tesoro ha recurrido a medidas extraordinarias para pagar las cuentas, pero esas herramientas financieras especiales solo se extienden hasta el próximo 5 de junio, de ahí la urgencia de un acuerdo.

"Jugar con el techo de la deuda es peligroso, desestabilizador y significaría un desastre para todos los estadounidenses. Lo último que deberíamos estar haciendo en el Congreso es usar el techo de la deuda como moneda de cambio política", subrayó este jueves el líder de la mayoría demócrata del Senado, Chuck Schumer.

El techo de deuda es la cantidad total de dinero que el Gobierno está autorizado a pedir prestado para cumplir con sus obligaciones legales existentes y poder pagar los beneficios del Seguro Social y Medicare, los salarios militares, los intereses sobre la deuda nacional, las devoluciones de impuestos y otros pagos.

El Ejecutivo estadounidense solo puede emitir deuda hasta el límite establecido por el Congreso, que tiene el poder de suspender ese tope según crea conveniente.

"Un impago crearía una crisis nunca vista en nuestro país. Las tasas de las hipotecas y los préstamos para automóviles se dispararían. Las familias con una hipoteca de tasa ajustable o que buscan comprar una casa pagarían miles de dólares más cada año. Qué terrible pesadilla en un momento en que los costos ya son demasiado altos en la vivienda y en todas partes", subrayó Schumer.

La Casa Blanca no quiere supeditar el aumento del límite a ninguna condición previa y en boca de su portavoz, Karine Jean-Pierre, reiteró este jueves que le corresponde al Congreso dar el paso para evitar esa "catástrofe económica".

"Creemos realmente que es un deber constitucional del Congreso hacerlo, tal y como se ha hecho muchas otras veces en el pasado. Le hemos dicho alto y claro (a McCarthy) que si tiene ideas sobre cómo trabajar juntos estamos deseando escuchar y trabajar de buena fe", concluyó.

(c) Agencia EFE