Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,088.80
    +1.77 (+0.03%)
     
  • Dow Jones

    39,131.53
    +62.43 (+0.16%)
     
  • Nasdaq

    15,996.82
    -44.78 (-0.28%)
     
  • Russell 2000

    2,016.69
    +2.85 (+0.14%)
     
  • Petróleo

    76.57
    -2.04 (-2.60%)
     
  • Oro

    2,045.80
    +15.10 (+0.74%)
     
  • Plata

    22.98
    +0.19 (+0.84%)
     
  • dólar/euro

    1.0820
    -0.0007 (-0.06%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2600
    -0.0670 (-1.55%)
     
  • dólar/libra

    1.2672
    +0.0014 (+0.11%)
     
  • yen/dólar

    150.4270
    -0.0730 (-0.05%)
     
  • Bitcoin USD

    51,545.82
    +2.65 (+0.01%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,706.28
    +21.79 (+0.28%)
     
  • Nikkei 225

    39,098.68
    +836.48 (+2.19%)
     

Por efecto de la sequía, las importaciones de urea cayeron un 42% durante 2022

Tractor spray fertilize field with insecticide herbicide chemicals in agriculture field
La sequía también afectó el mercado de los fertilizantes - Créditos: @shuttertock

Las importaciones de urea durante 2022 cerraron con un volumen de 892.000 toneladas (según el Indec), con una retracción del 42% respecto de 2021. El principal factor que provocó el derrumbe de las compras fue la sequía, que astilló la demanda para cultivos de invierno y de verano. También influyeron las restricciones gubernamentales para importar y la tendencia bajista del mercado internacional.

A su vez, las importaciones anuales de fosfatos sumaron 793.000 toneladas, un 16% menos que en 2021, “lo que representa el volumen más bajo de los últimos cuatro años”, según destaca Jeremías Battistoni, analista de AZ-Group. Las cifras son significativas, si se tiene en cuenta que, en los últimos años, las importaciones de ambos fertilizantes superaron ampliamente a la producción nacional.

Fuerte caída en la liquidación de divisas de las exportaciones del agro

Mientras tanto, siempre en el mercado local, en el mes que acaba de finalizar los precios de ambos fertilizantes continuaron su camino descendente. La urea cayó a 667 dólares por tonelada, es decir US$87 por tonelada por debajo del registro de diciembre de 2022. Por su parte, el fosfato monoamónico se cotizó a US$876 por tonelada, US$12 por debajo del valor de diciembre.

Volatilidad internacional

“El comportamiento diminutivo del precio de la urea en el mercado interno es consecuencia de la caída del mercado internacional, pero también influyó la menor demanda provocada por la seca”, señala Battistoni. La urea se cotizó a US$441 por tonelada en plazas de Medio Oriente, US$34 menos que lo que valía en diciembre de 2022.

“Quedaron atrás los altos precios de la urea de 2022, superiores a los US$1300 por tonelada. Para encontrar valores similares a los actuales hay que retrotraerse al primer semestre de 2021″, compara el analista. Y agrega que “el mercado se encuentra bien abastecido, los compradores están cómodos y la demanda de Europa y de la India aún no se muestra activa”.

Mientras tanto, el valor FOB del fosfato diamónico en el Golfo se cotiza a US$629 por tonelada. “Las bajas del precio interno de los fertilizantes y el valor de los granos superior al promedio de los últimos años determinan buenas relaciones de canje de todos los fertilizantes con la soja, el maíz y el trigo. Por ejemplo, en enero se necesitaba un 26% menos de maíz disponible versus el promedio de los últimos tres años para comprar una tonelada de urea”, concluye Jeremías.