U.S. markets open in 3 hours 4 minutes
  • F S&P 500

    3,847.50
    +13.25 (+0.35%)
     
  • F Dow Jones

    30,922.00
    +13.00 (+0.04%)
     
  • F Nasdaq

    13,488.50
    +127.00 (+0.95%)
     
  • RTY=F

    2,162.60
    -1.40 (-0.06%)
     
  • Petróleo

    52.82
    +0.55 (+1.05%)
     
  • Oro

    1,862.60
    +6.40 (+0.34%)
     
  • Plata

    25.77
    +0.21 (+0.84%)
     
  • dólar/euro

    1.2162
    -0.0012 (-0.10%)
     
  • Bono a 10 años

    1.0910
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    22.36
    +1.04 (+4.88%)
     
  • dólar/libra

    1.3689
    +0.0005 (+0.04%)
     
  • yen/dólar

    103.8100
    +0.0490 (+0.05%)
     
  • BTC-USD

    33,177.47
    -269.78 (-0.81%)
     
  • CMC Crypto 200

    672.14
    -4.76 (-0.70%)
     
  • FTSE 100

    6,676.43
    -18.64 (-0.28%)
     
  • Nikkei 225

    28,822.29
    +190.84 (+0.67%)
     

Encuentros para solteros maduros, un nuevo filón

Sebastián Aguirre
Las empresas que organizan encuentros para solteros en su etapa de madurez están muy solicitadas. Foto: Getty Image.
Las empresas que organizan encuentros para solteros en su etapa de madurez están muy solicitadas. Foto: Getty Image.

Al primer encuentro que organizó, Cristina Poveda invitó a diez amigas y diez amigos solteros que tenía en su Facebook, sin importar qué edad tenían ni cuáles eran sus intereses. Todos le dijeron que sí. Hoy, esta colombiana, quien habita en Medellín, es una destacada empresaria especializada en encuentros de solteros, con un público muy fiel: las mujeres mayores de 45 años y los hombres hasta los 69 años.

La idea de Cristina, que al comienzo no tuvo ningún interés económico más allá de satisfacer un deseo personal por entablar relaciones sociales y darle una luz de realidad a sus amistades virtuales, es uno de varios esquemas similares que han surgido en Latinoamérica en años recientes, en los que la demanda de citas rápidas y encuentros para solteros con el fin de encontrar ya sea una pareja estable, un romance pasajero o una amistad sincera, se ha establecido como una idea de negocio exitosa y rentable.

Cristina lo notó cuando a un evento que convocó solo a mujeres -para invitarlas e incitarlas a que se atrevieran a viajar solas-, le llegaron 400 solicitudes para asistir, de las cuales 390 eran solteras.

Notó, dice, que allí había potencial para crear más eventos. Ella, ingeniera de sistemas, estaba aburrida encerrada en una oficina y renunció a su trabajo para dedicarse a propiciar encuentros en los que las personas entablaran amistades, y si se daba, un romance, o al menos un intento de ello.

Primero comenzó sin restricciones de edad, pero las necesidades eran distintas; además, para su idea de negocio, lo ideal era establecer nichos. Segmentó los públicos en tres grupos, uno de ellos, para mujeres entre 45 y 55 años, y hombres de 45 hasta los 69 años. Le funcionó.

La edad de las mujeres suele rondar los 45 año, mientras que en el caso de los hombre suele estar por encima de los 55. Foto: Getty Images.
La edad de las mujeres suele rondar los 45 año, mientras que en el caso de los hombre suele estar por encima de los 55. Foto: Getty Images.

Catas de vino, caminatas, citas rápidas... los eventos se fueron diversificando, en la medida en que los asistentes le iban dando ideas. Un hombre de sesenta años un día le dijo: “Es que yo quisiera conocer mujeres de treinta”. Fueron llegando viudos y viudas, divorciados, divorciadas, separados y separadas, con hijos mayores y cuyos amigos de la vida ya no estaban para hacerles compañía. Personas sin angustias económicas pero cuyo dinero no tenían con quién compartir.

Hoy Cristina tiene agenda completa. Su celular suena cada segundo con notificaciones de personas interesadas en sus encuentros. Una actualización de su estado en Whatsapp constituye un bombardeo inmediato de mensajes con solicitudes.

Atrás quedó la ingeniería de sistemas. Los solteros, hoy, son su prioridad. Reunirlos, ofrecerles una experiencia y que el destino dicte sentencia. Ese es su aporte, y ese es su trabajo.

En Perú, las mujeres muestran más interés

Pamela Sotomayor es la vocera de Citas Rápidas Perú, una compañía que creó en 2015 al identificar en Lima una necesidad por encontrar pareja de manera “real, segura y rápida”. Entre sus hallazgos, descubrió que los solteros limeños eran tímidos al querer acercarse a una mujer en un lugar público, y que para ello optaban por sitios web o aplicaciones, corriendo el riesgo de que la persona en la que fijaban su interés no fuese la que veían en las imágenes ni su información estuviera verificada.

Catas de vino, excursiones, partidas de bolos... las empresas buscan todo tipo de actividades como excusa para unir a personas que buscan pasarlo bien y, si hay suerte, encontrar el amor.  Foto: Getty Images.
Catas de vino, excursiones, partidas de bolos... las empresas buscan todo tipo de actividades como excusa para unir a personas que buscan pasarlo bien y, si hay suerte, encontrar el amor. Foto: Getty Images.

Un testimonio que la marcó fue el de un participante que le confesó que temía que al entablar conversación con un desconocido en un bar, lo “pepearan”, le suministraran alguna sustancia en la bebida y lo asaltaran.

Otra persona le dijo que no concebía conocer a su “futura esposa” en un bar, y que prefería que hubiesen algunos filtros previos para que su selección fuese más selecta.

Luego de incursionar en el negocio, detectó que los solteros mayores eran un nicho interesante. “La mayoría son divorciados con hijos mayores, económicamente estables que desean encontrar a un compañero de vida con quien viajar y compartir su día a día. Otro punto a notar es el hecho de que hay mayor demanda por parte de las mujeres que los hombres en estos rangos mayores”, señala Pamela.

Sin ataduras familiares y con estabilidad económica, muchos hombres y mujeres de avanzada edad buscan una pareja con la que compartir su tiempo libre. Foto: Getty Images.
Sin ataduras familiares y con estabilidad económica, muchos hombres y mujeres de avanzada edad buscan una pareja con la que compartir su tiempo libre. Foto: Getty Images.

Esta limeña comenzó organizando un evento de citas rápidas por mes y ahora hace cuatro en ese lapso. Además realiza fiestas y paseos en yate durante el verano. Ahora agrega que está empezando a incursionar en tours para solteros y otras actividades como clases de coctelería, tour de bares.

Los mayores de 40 a 45 años son más asiduos a las citas rápidas y paseos que a las fiestas, y su participación en estos últimos representa un 15% del total.

El caso mexicano

Una industria que en EE.UU. “mueve cerca de 2.000 millones de dólares anuales” le generó muchas atracciones al mexicano Marco De la Cruz, tanto como las que se configuran en los encuentros para solteros que realiza desde hace cerca de una década este empresario que decidió fundar su propia empresa.

Seis Grados Machtmakers, es el nombre de la idea que configuró De la Cruz cuando vivía en Toronto, Canadá, donde conoció más de cerca cómo funciona la industria del matchmaking en Norteamérica -de allí la cifra que menciona con propiedad al inicio de esta conversación-. Al volver a su país, notó además que cada vez había más personas sin pareja en las grandes capitales, y le apostó a ser un intermediario entre ellas para propiciar encuentros que generaran amistades, relaciones afectivas o hasta negocios.

Hoy, dice que su fuerte es el de las personas entre 35 y 50 años, pero que el segmento de mayores de 45 viene creciendo con fuerza.

Además de los encuentros, uno de sus oficios es el de asesorar al interesado en qué quiere conseguir, y cómo lo puede hacer. Haciendo de matchmakers indagan en profundidad por los gustos y las afinidades para dar con la persona indicada, sin correr demasiados riesgos. Su fuerte es ese, y lo prefiere por encima de las aplicaciones y los sitios web, que no tienen tanto filtro y por tanto en la búsqueda puede ocurrir cualquier cosa y fallar en el intento, hasta dar con perfiles falsos que conducen con frecuencia a situaciones inseguras.

Artículos relacionados que te pueden interesar: