Grandes entidades financieras en EE.UU. rescatan con US$30.000 millones al First Republic Bank ante las preocupaciones por el sector bancario

·4  min de lectura
Facahda del First Republic Bank.
El First Republic Bank fue reforzado con fondos procedentes de otros bancos más grandes.

Un grupo de grandes bancos estadounidenses inyectó este jueves US$30.000 millones al banco First Republic, una pequeña entidad financiera regional que se consideraba estaba en riesgo de quiebra.

La medida se ejecutó en un momento en el que las autoridades estadounidenses intentan calmar las preocupaciones sobre la salud del sistema bancario del país, tras el colapso de dos bancos, entre ellos el Silicon Valley Bank (SVB), cuyos depósitos fueron garantizados por el gobierno federal el pasado fin de semana.

La preocupación por el sector financiero se ha esparcido globalmente, despertando temores sobre una posible crisis bancaria mundial.

Las autoridades estadounidenses celebraron la decisión de los grandes bancos, cuyos responsables dijeron que esta era un reflejo de su "confianza".

Afirmaron que el sistema bancario tiene mucho efectivo y ha generado grandes beneficios. "Los eventos recientes no han hecho nada para cambiar esto", aseguraron.

Las noticias sobre el plan de ayuda ejecutado por 11 bancos, encabezados por JP Morgan y Citigroup, animaron los mercados financieros e impulsaron las acciones del First Republic, que en algún momento subieron más de 20%, lo que provocó que se suspendiera su cotización.

Pese a ello, tras el cierre de la sesión de la Bolsa comenzó nuevamente una venta masiva de acciones que parece indicar que las preocupaciones persisten.

Las acciones de ese banco habían perdido casi 70% durante la última semana.

"Esta muestra de apoyo por parte de un grupo de grandes bancos es muy bienvenida y demuestra la resiliencia del sistema bancario", dijeron las autoridades financieras.

Según destaca el diario Washignton Post, esta intervención es, según los analistas, uno de los movimientos más radicales en la historia moderna de la banca de EE.UU., y refleja el grado de preocupación entre altos funcionarios federales y ejecutivos de Wall Street sobre la estabilidad de la industria.

En una señal de tensiones en el sistema, la Reserva Federal de EE.UU. informó sobre un aumento en los préstamos de emergencia a los bancos, con US$318.000 millones en préstamos pendientes hasta el miércoles, frente a los US$15.000 millones de la semana anterior.Eso incluyó aproximadamente U$$12.000 millones ofrecidos a través de un fondo creado después del colapso de SVB."El tamaño del aumento en los préstamos de emergencia de la Fed subraya que se trata de una crisis muy grave en el sistema bancario que tendrá importantes repercusiones en la economía real", dijo Paul Ashworth, economista jefe para América del Norte de Capital Economics.

En Europa, los principales mercados bursátiles subieron luego de que el Banco Nacional de Suiza anunciara que otorgará US$54.000 millones en fondos de emergencia a Credit Suisse, un gigante financiero que parece estar en una situación vulnerable.

Sus acciones recuperaron más del 15% este jueves, luego de sufrir grandes caídas el miércoles.

Janet Yellen
La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, ha dicho que considera que el sistema bancario de EE.UU. se encuentra sano.

"Riesgo de contagio"

Las dificultades en el sector bancario de Estados Unidos surgieron la semana pasada cuando colapsó el SVB, causando la mayor quiebra de una entidad financiera estadounidense desde 2008.

Dos días más tarde, se produjo la quiebra del Signature Bank de Nueva York.

Las autoridades estadounidenses intervinieron para garantizar los depósitos de los clientes más allá de los límites establecidos con la intención de enviar un fuerte mensaje que evitara posibles corridas en algún otro banco.

En una comparecencia ante el Comité de Finanzas del Senado en Washington, la secretaria del Tesoro de EE.UU., Janet Yellen, dijo que los ahorristas deben tener confianza en el sistema, aunque reconoció la gravedad de lo ocurrido.

"Sentimos que había un riesgo grave de contagio que podría haber provocado corridas en muchos bancos", dijo y agregó que desde su punto de vista "el sistema bancario en general está sano y salvo".

Los bancos centrales de todo el mundo han aumentado considerablemente las tasas de interés y, con ellas, los costos de endeudamiento durante el último año para tratar de frenar el ritmo de aumento general de precios o inflación.Esos movimientos han dañado los valores de las grandes carteras de bonos comprados por los bancos cuando las tasas eran más bajas, un cambio que contribuyó al colapso de Silicon Valley Bank y generó dudas sobre la situación en otras firmas.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.