U.S. markets open in 4 hours 4 minutes

Explotación infantil en la moda: el brutal mundo del modelaje de niños chinos

Una niña modelo participa en un desfile de ropa de verano en China. Foto: TPG/Getty Images)

Niu Niu es una niña de tres años y ya es una modelo reconocida en China, no tanto por sus trabajo sino por un video en el que su madre le da una patada por quejarse de cansancio y no querer seguir con la sesión de fotos en la ciudad de Zhili, la capital del modelaje infantil.

Los usuarios de las redes sociales se mostraron indignados por el abuso al que son sometidos algunos de los niños que trabajan como modelos para varias compañías de vestuario en Zhili, una ciudad reconocida por fabricar más de la mitad de la ropa para niños que hay en el mercado chino.

Poco después de salir a la luz ese video, en el que se escucha a la enfurecida madre gritar “no me hagas patearte hasta la muerte”, se conocieron otras grabaciones en las que también golpea a su hija en las manos con ganchos para ropa y otro tipo de vejámenes que enervaron a los internautas y bajo la etiqueta “NiuNiuMaltratadaPorSuMadre” tuvieron más de 200 millones de visitas en tan solo 12 horas.

En respuesta al clamor popular, la madre de Niu Niu, de 32 años, ofreció una disculpa en las redes sociales en las indicó que: “no tenía ninguna intención de hacerle daño o abusar de ella. Lamento cualquier malentendido”.

“Quiero reiterar: mi hija recibe el máximo cuidado y amor. Gracias por su comprensión”, dijo la arrepentida mamá.

Su remordimiento no impidió que varias de las tiendas que tenían a Niu Niu como su modelo cancelaran cualquier vínculo con ella y que varios miles de comentarios inundaran sus redes sociales con comentarios como “usted está explotando a su hija para ganar dinero para sí misma” o “eres una inútil”, entre muchos otros.

Aquí puedes ver el video donde la madre patea a Niu Niu. Advertimos que las imágenes son duras:

Petición para que haya cambios en la ley

Varias personas y académicos pidieron a las autoridades abrir una investigación sobre abuso infantil y regular las condiciones en las que trabajan los modelos infantiles.

El abogado experto en temas de protección de menores Fang Zhiqing aseguró al estatal Diario del Pueblo que la ley contra la violencia familiar en China debe sancionar a la madre, pero como se trata de una rama emergente, el modelaje de niños todavía se mantiene al margen de la normativa.

“Es necesario adoptar regulaciones y leyes que abarquen un mayor espectro de protección de los niños, y que prevengan la explotación por parte de sus padres o las compañías”, dijo.

Niños explotados por sus padres

El abuso y explotación a la que era sometida Niu Niu no es un caso aislado en Zhili, una localidad ubicada en la provincia de Zhejiang, adonde llegan a probar suerte miles de niños con sus padres con el sueño de convertirlos en famosos modelos.

Las 13.000 fábricas de textiles especializadas en ropa para niños y sus crecientes ventas online convirtieron a este poblado en un imán que atrae especialmente a los padres ambiciosos de todas partes de China.

“Es una industria muy lucrativa pero competitiva. Recibimos docenas de solicitudes al día, pero pocos candidatos se destacan en el sector. Los padres gastan un dineral en entrenamientos e incluso enseñan a sus hijos los clásicos de la música para aumentar sus posibilidades”, aseguró Lulu, una asistente de ventas de ropa infantil, al Diario del Pueblo.

Según el portal de noticias sina.com, los modelos menores de edad en Zhili ganan entre 80 y 150 yuanes (12 a 22 dólares) por fotos modelando una prenda o hasta 10.000 yuanes (1.500 dólares) por modelar más de 100 en un día. Los niños más populares pueden hacer un millón de yuanes al año (150.000 dólares).

“Nos mudamos aquí porque la industria de la confección infantil está avanzada en Zhili”, dijo a ese medio digital una mujer que se radicó con su hija Gu Ge a Zhili hace siete años en ese poblado.

Una joven china participa en un concurso de belleza y modelado para niños en Hefei, en la provincia de Anhui, en el este de China, el 27 de julio de 2009. Los concursos de belleza se consideraron una manifestación de decadencia occidental, pero se han convertido en un gran negocio en la China gobernada por los comunistas. Foto: AFP / Getty Images

La niña tiene ahora 11 años y su madre dice que ella hace las tareas en momentos de inactividad o mientras se cambia de ropa y se maquilla para la siguiente sesión de fotos. “Después de clase, buscamos a sus maestros para que la ayuden con los temas que se perdió por no asistir a clase durante los eventos de modelaje”.

Ella quiere ser actriz cuando sea mayor pero a veces duda por todo el trabajo y la formación que implica ser modelo infantil.

“Los ejercicios de habilidades básicas son tediosos y laboriosos”, aseguró Xi Shenghao, un modelo profesional que ahora enseña en una escuela de modelaje infantil en Zhili y que ya esta acostumbrado a que “muy a menudo los niños lloren mientras asisten a la capacitación”.

El uso de niños como modelos para publicidad comenzó en 2016 gracias al auge de las tiendas en línea y los altos ingresos atrajeron rápidamente a varios padres, muchos de ellos interesados más en el dinero que en el bienestar de sus hijos.

Un fotógrafo de la industria en Zhili, que prefirió mantener el anonimato, dijo al portal thepaper.cn que el promedio de horas de trabajo para los niños es de ocho por día y muchos tuvieron que salir de las guarderías infantiles o incluso de la educación primaria para poder continuar su noveles carreras como modelos.

Alguno de los padres de estos niños reconoció con franqueza que están allí porque “en ningún trabajo se gana dinero tan rápido como este”.

Artículos relacionados que te pueden interesar: