Anuncios
U.S. markets open in 8 hours 25 minutes
  • F S&P 500

    5,440.75
    +13.25 (+0.24%)
     
  • F Dow Jones

    38,732.00
    -20.00 (-0.05%)
     
  • F Nasdaq

    19,639.25
    +142.75 (+0.73%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,056.80
    -3.20 (-0.16%)
     
  • Petróleo

    78.28
    -0.22 (-0.28%)
     
  • Oro

    2,327.60
    -27.20 (-1.16%)
     
  • Plata

    29.27
    -1.00 (-3.29%)
     
  • dólar/euro

    1.0806
    -0.0008 (-0.08%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2950
    -0.1090 (-2.48%)
     
  • Volatilidad

    12.04
    -0.81 (-6.30%)
     
  • dólar/libra

    1.2780
    -0.0020 (-0.16%)
     
  • yen/dólar

    157.1380
    +0.5360 (+0.34%)
     
  • Bitcoin USD

    67,350.38
    -66.66 (-0.10%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,432.99
    +37.95 (+2.72%)
     
  • FTSE 100

    8,215.48
    +67.67 (+0.83%)
     
  • Nikkei 225

    38,791.32
    -85.39 (-0.22%)
     

La crisis bancaria amenaza con descarrilar los planes de la Fed, que ahora tiene un dilema

Un hombre pasa por la sede de la Reserva Federal de Estados Unidos en Nueva York /REUTERS/Brendan McDermid
Un hombre pasa por la sede de la Reserva Federal de Estados Unidos en Nueva York /REUTERS/Brendan McDermid (Brendan McDermid / reuters)

Tras una semana de pánico bancario global que ha cambiado el orden de las preocupaciones que se tenían al principio del mes, la segunda reunión del año de la Reserva Federal se plantea como una prueba de múltiples equilibrios con una fuerte influencia en la economía y los mercados.

A las urgencias económicas planteadas por una inflación que se rebaja muy lentamente desde una cota muy elevada, se han unido las financieras con la crisis iniciada por el colapso del Silicon Valley Bank, el Signature Bank y Credit Suisse, además de la débil situación de First Republic Bank. Ahora todas están encima de la mesa de una autoridad monetaria que el miércoles 22 de marzo tiene que decidir si sube tipos de interés y cuánto además de ofrecer su actualización trimestral de previsiones para la economía y la política de tasas de interés.

Ninguna de las opciones en la mesa es fácil y todas tienen cada vez más consecuencias. Así está la situación.

¿Qué hacer con la estabilidad de precios (inflación)?

El pasado 7 de marzo, no hace mucho en el calendario, Jay Powell transmitió en su informe semanal al Congreso que los últimos datos económicos — inflación y empleo— han estado por encima de lo esperado porque que el nivel de tasas de interés podría estar por encima de lo anticipado. “Si la totalidad de los datos indicaran que se necesita subir más, rápidamente, estamos preparados para incrementar el ritmo de subidas”, dijo a los senadores.

PUBLICIDAD

Rápidamente la posibilidad de subir medio punto básico las tasas de interés empezó a tomar forma. A febrero, el índice de precios al consumo es del 6%, tres veces por encima del objetivo de la Fed, y el mercado laboral se mantiene fuerte con un buen ritmo de creación de empleo, aunque en mucho menor grado que en enero.

“El informe de precios al consumo es más alto de lo esperado lo que mantiene a la Fed en el modo de subidas. No obstante otros indicadores han sido más débiles de lo esperado, incluidas las ventas al por menor, la producción industrial y los precios de los productores”, explican los analistas de Oxford Economics que ahora esperan una subida de un cuarto de punto. Los precios de las importaciones también han bajado y el petróleo está muy lejos de su pico.

¿Qué hacer con la estabilidad del sistema financiero (la banca)?

Tras el rápido colapso del Silicon Valley Bank y el Signature Bank diez días antes de la reunión de la Fed y la cascada de eventos que están moviendo el sector financiero, los analistas de Barclays y Goldman Sachs apostaron por una reunión sin subidas de tipos.

Uno de los efectos de las subidas de tipos de interés ha estado en los balances de unas entidades financieras cuyos bonos del Tesoro y otros títulos de deuda comprados cuando las tasas estaban cerca del 0% están registrando pérdidas no realizadas ahora que estas han subido rápidamente en 2022.

Cuando las tasas de interés suben los bonos recién emitidos pagan más interés a los inversores mientras los antiguos dejan de ser atractivos y pierden valor. La FDIC, explicaba el 6 de marzo, antes que a final de 2022 la banca tenía pérdidas no realizadas de $620,000 millones. Es algo que “debilita a un banco en caso de necesidad inesperada de liquidez”, admitía el presidente de la FDIC, Martin Gruenberg en una conferencia en el Institute of International Bankers.

“Esto no es realmente un problema si los depositantes no demandan su dinero a la vez”, explican en los analistas de Standard & Poor´s, “Los bancos pueden tomarse un cierto tiempo a la hora de recortar sus posiciones no rentables y reposiciones sus balances. No obstante, si un banco está muy concentrado en una industria o sector que está experimentando el viento de cara, se tienen los ingredientes para una fuga de depósitos”, añaden.

La presión de los dos bancos ya caídos muy concentrados en una industria o sector, tecnología y cripto activos, se ha trasladado al sistema bancario y una nueva subida de tasas es una vuelta de tuerca más a esta presión.

¿Pero subirán las tasas cuando la Fed (y otros bancos centrales) abriendo la mano con la liquidez?

Es un escenario posible.

En la tarde del domingo 19 de marzo, poco después de la operación de compra de Credit Suisse por parte de UBS (algo más de $3,000 millones) orquestada por los reguladores suizos, la Reserva Federal y otros bancos centrales anunciaron un esfuerzo coordinado como se hizo en 2008 y 2020, para que haya continua liquidez en dólares en el sistema financiero global de forma diaria.

Adicionalmente la ventanilla de descuento de la Fed, que proporciona liquidez a cambio de colateral durante 90 días ha hecho operaciones en la semana que acabo el 15 de marzo poor valor de $152,850 millones cuando la semana anterior no se llegaba ni a los $4,600 millones.

El Bank Term Funding Program creado tras el colapso del SVB de préstamos asegurados por el Gobierno ha hecho operaciones por valor de $11,900 millones entre el 13 y el 15 de marzo.

¿Qué impacto tiene esta crisis financiera en la economía?

Richard Ramsden, líder del Financial Group de Goldman Sachs explicaba hace apenas unos días que se ha visto un endurecimiento de los estándares de préstamos en el sistema bancario. “Y me sospecha es que se endurecerá más y potencialmente mucho, al menos en el corto plazo”. Este analista cree que los bancos tomarán un camino que va a resultar en una recesión más profunda de lo que habría habido sin esta crisis.

Jason Furman, profesor de Harvard y presidente del Council of Economic Advisers del presidente Barack Obama, explicaba en Twitter que la contracción en el crédito podría equivaler a 50 puntos básicos en las tasas de interés, “una vez que se calme todo, que no se ha calmado”. Furman, no obstante dice que hay otros cálculos como el de Torsten Slok, economista jefe de Apollo Global Management que eleva este impacto al 150 puntos básicos más en las tasas de interés.

Goldman Sachs cree que el impacto está entre cuarto de punto y medio punto y por ello ha reducido su previsión de crecimiento de la economía hasta el 1.2% por el impacto del estrés del sistema bancario en la economía. Aunque no será una situación tan notable y nociva como la crisis de 2008 o 2020 las probabilidades de recesión en los próximos 12 meses han pasado de 25% a 35%, dada la importancia de los bancos medianos y pequeños en la pequeña y mediana empresa del país.

¿Opciones?

La subida de medio punto que tanto alteró a los mercados tras la comparecencia de Jay Powell está descartada.

Furman cree que la Fed debe tener en cuenta el efecto de la crisis bancaria en las condiciones financieras y la contracción del crédito. “Me inclino por 25 puntos básicos”, explica apuntando a la demanda y por mandar una señal sobre el camino futuro. Oxford Economics también espera una subida de 25 puntos básicos “porque la Fed cree que puede prevenir el contagio financiero proveyendo liquidez y manteniéndose por delante de la curva de inflación con subidas de tasas”.

El Banco Central Europeo, dio una imagen de cierta normalidad la semana pasada al subir las tasas según el guión previsto.

Goldman Sachs y Barclays creen que habrá una pausa y no se subirán las tasas en la reunión que acaba el miércoles.

La Fed tiene opciones pero va a tener que dar prioridad a la estabilidad financiera o la de precios y cuidar mucho cómo lo explica.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Los mercados reciben con escepticismo la compra de Credit Suisse por UBS