Anuncios

Una Fed excesivamente cauta podría llevar a una leve recesión en EEUU el próximo año: Vanguard

FILE PHOTO: Federal Reserve building is pictured in Washington

Por Davide Barbuscia

NUEVA YORK, 30 nov (Reuters) - La Reserva Federal probablemente dudará en recortar las tasas de interés el próximo año por temor a un repunte de la inflación, pero al mantenerlas elevadas durante mucho tiempo reducirá las posibilidades de un aterrizaje suave de la economía estadounidense, dijo un ejecutivo de Vanguard.

La segunda mayor gestora de activos del mundo espera una leve recesión en Estados Unidos en 2024, lo que llevará a la Fed a empezar a recortar las tasas en algún momento de la segunda mitad del próximo año, dijo el jueves a Reuters Roger Aliaga-Díaz, responsable global de construcción de carteras de Vanguard.

Si bien los datos económicos apuntan en la actualidad a un denominado aterrizaje suave, que es un escenario en el que la inflación baja sin recesión, es probable que los temores a que las presiones sobre los precios vuelvan a subir impulsen a la Fed a mantener las tasas altas durante más tiempo del que deberían, indicó.

"El riesgo de la Fed es asimétrico: el riesgo de recortar demasiado pronto y que la inflación se dispare es mucho peor que el riesgo de mantenerlas más altas y entrar en una leve recesión", afirmó.

Los datos que mostraron que el gasto de los consumidores y la inflación aumentaron de forma moderada el mes pasado aportan más pruebas de que la Fed podría dejar de subir las tasas, respaldando los recientes movimientos de los mercados financieros que han aplaudido el probable final del ciclo de endurecimiento más agresivo de Estados Unidos en cuatro décadas.

Los operadores apuestan a que la Fed mantendrá estables las tasas durante tres reuniones más antes de empezar a recortarlas en mayo, antes de lo previsto.

Vanguard, que gestiona 7,6 billones de dólares en activos, espera que el crecimiento del Producto Interno Bruto el año que viene sea del 0,5%, con uno o dos trimestres de crecimiento negativo. Según Aliaga-Díaz, es probable que la Fed recorte las tasas entre 100 y 150 puntos básicos el año que viene.

En las próximas reuniones, el banco central probablemente mantendrá las tasas, pero dejará abierta la posibilidad de nuevas subidas, señaló. "El riesgo reputacional para ellos es tan grande (...) que no quieren cantar victoria demasiado pronto", afirmó.

(Editado en español por Ricardo Figueroa)