Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,464.62
    -8.55 (-0.16%)
     
  • Dow Jones

    39,150.33
    +15.57 (+0.04%)
     
  • Nasdaq

    17,689.36
    -32.23 (-0.18%)
     
  • Russell 2000

    2,022.03
    +4.64 (+0.23%)
     
  • Petróleo

    80.59
    -0.70 (-0.86%)
     
  • Oro

    2,334.70
    -34.30 (-1.45%)
     
  • Plata

    29.58
    -1.24 (-4.03%)
     
  • dólar/euro

    1.0697
    -0.0009 (-0.09%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2570
    +0.0030 (+0.07%)
     
  • dólar/libra

    1.2645
    -0.0015 (-0.12%)
     
  • yen/dólar

    159.7670
    +0.8530 (+0.54%)
     
  • Bitcoin USD

    64,246.49
    -482.14 (-0.74%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,326.27
    -34.06 (-2.50%)
     
  • FTSE 100

    8,237.72
    -34.74 (-0.42%)
     
  • Nikkei 225

    38,596.47
    -36.55 (-0.09%)
     

Iban a revolucionar el hidrógeno verde pero terminaron con una estafa de US$ 46 millones

Rhino Onward International, o ROI como se la conoce, se lanzó en 2022 con grandes promesas. La empresa de desarrollo de energías renovables afirmó que su proceso y tecnología patentados la ponían en posición de "asumir el liderazgo en la producción de hidrógeno verde". La compañía dijo que estaba construyendo una planta de hidrógeno verde en Arizona que tendría un valor de unos 530 millones de dólares en 5 años, según los materiales de marketing que compartió con los inversores.

ROI recaudó 31 millones de dólares de más de 200 inversores, pero al parecer sólo invirtió 200.000 dólares en el negocio.

Los impulsores de la empresa, Paul Croft y J.D. Frost, desviaron el resto del dinero  a ellos mismos y a entidades que controlan, según una demanda de inversores presentada en Illinois el mes pasado, que citó registros bancarios obtenidos mediante citaciones.

Rhino Onward International

Desde 2021 hasta el año pasado, Croft, un empresario de 42 años residente en Chicago, y Frost, un contable de 40 años afincado en Chattanooga (Tennessee), recaudaron aproximadamente 46 millones de dólares de una serie de planes falsos de inversión en energías renovables, que la dupla utilizó para vivir de forma extravagante, pagar a los empleados de su empresa de asesoramiento fiscal, pagar préstamos a corto plazo e incluso prestar dinero al asediado jugador de hockey profesional Robin Lehner.

PUBLICIDAD

Las acusaciones se desprenden de demandas, declaraciones de quiebra, antiguos inversores y ex empleados de los negocios de Croft y Frost que hablaron con Forbes de forma confidencial, y otras personas con conocimiento de la situación que hablaron bajo condición de anonimato para brindar información sensible.

Alrededor de 230 personas invirtieron en ROI y empresas relacionadas. Muchas de ellas eran clientes de Croft & Frost, el negocio homónimo de contabilidad y asesoramiento fiscal de la dupla, según la demanda colectiva y las personas familiarizadas con el caso.

Rhino Onward International

Algunos inversores eran empleados de Croft & Frost y de ROI que creyeron que ROI era una empresa legítima. Croft & Frost cerró abruptamente y despidió a todos sus empleados en septiembre de 2023. El sitio web de ROI sigue online, pero la empresa dejó de existir funcionalmente.

"Quedó claro que sólo estaban utilizando el dinero para pagar su extravagante estilo de vida y saldar deudas", dijo Sarah Bivans, ex directora de servicios al cliente de Crost & Frost, que invirtió personalmente unos 50.000 dólares en ROI. "No sé si alguna vez hubo un verdadero plan de negocio".

"A ningún inversor se le dijo que su dinero se destinaría a pagar préstamos de capital riesgo, a pagar la increíble colección de autos de Croft o a cubrir la factura mensual de 27.000 dólares de American Express de Frost", afirmó la denuncia de Illinois. Croft parece haber coleccionado tres Ferraris, un Maserati, un Bentley (en cuya matrícula personalizada se lee «CROFT») y un Range Rover, según sus diversas publicaciones en Instagram en 2022 y 2023 de sí mismo con los autos.

Rhino Onward International

"Mi objetivo es tener 29 vehículos, estoy trabajando en el nº 6 ahora mismo", subtituló una foto suya con un Bentley en noviembre de 2022. "El fraude a los inversores es obvio y se muestra claramente en los registros financieros de las entidades implicadas en este caso", afirmó Ross Good, abogado de Loftus & Eisenberg, el bufete que representa a los inversores demandantes en el caso de Illinois.

Croft y Frost se enfrentan a un aluvión de demandas. Además de la de Illinois, los inversores presentaron una demanda colectiva a principios de este mes ante un tribunal federal, que contenía muchas de las mismas acusaciones de fraude. En Arizona, un hombre demandó a Croft y Frost, alegando que había sido «estafado, debido a representaciones engañosas y falsas». En Nueva York, prestamistas de dinero contante y sonante presentaron demandas para recuperar millones de dólares que Croft y Frost supuestamente tomaron prestados en forma de préstamos a corto plazo y con altos intereses.

Los fiscales federales estuvieron investigando a los empresarios y sus negocios, según tres fuentes familiarizadas con el asunto que hablaron con Forbes. El abogado de Frost, Sam D. Elliott, desestimó hacer comentarios. Melinda Power, abogada de Croft, también se negó a hablar.

Rhino Onward International

Los dos hombres se promocionaron a sí mismos como gurús financieros con el toque de midas. "Soy multimillonario al cien por cien", presumió Croft, con una cruz de oro al cuello, en el podcast Unconventional Money Moves en junio de 2022, durante el cual afirmó tener un patrimonio neto de entre 1.800 y 3.800 millones de dólares. Pero Croft parece ser mucho menos rico de lo que afirma: pidió una hipoteca de 600.000 dólares para la compra de una casa de 800.000 dólares en 2021, según muestran los registros de la propiedad.

Su audiencia online es aparentemente fabricada: el Instagram de Croft presume de tener la increíble cifra de dos millones de seguidores, pero sus últimas publicaciones recibieron menos de 50 me gusta cada una. Fue arrestado por cargos de agresión doméstica en septiembre de 2022. Diez días después, su entonces esposa, Chersti Croft, solicitó el divorcio, que se completó este mes de febrero, según los registros públicos.

Mientras tanto, Frost se presentaba como un asesor financiero guiado por la fe y la ética cristiana. En YouTube, hacía vídeos de sí mismo ofreciendo consejos a empresarios y propietarios de pequeñas empresas. En un correo electrónico semanal a sus suscriptores, hablaba de la importancia de la oración y de generar confianza en las relaciones.

Rhino Onward International

Frost hablaba con sus clientes sobre las lecciones que aprendió en Alcohólicos Anónimos. Su podcast Daily Ledger, lanzado en 2021, publicó docenas de episodios y contó con invitados como el popular inversor influyente Grant Cardone, a quien Frost llamaba su mentor. Cardone dice que no tiene "ningún detalle íntimo ni conocimiento de su negocio" y que fue mentor de "millones" de personas.

Frost podía ser persuasivo. Darian Woolbright, una madre soltera y agente inmobiliaria de Oklahoma, le conoció a través de un coach financiero en 2021, y él la convenció para que invierta más de 330.000 dólares, todos sus ahorros, en ROI. En una ocasión, cuando Woolbright pensaba pedir un préstamo sobre una propiedad de alquiler que poseía para financiar otra inversión, Frost la impulsó a hacerlo, y la incitó a invertir la suma que consiguiera en ROI. "Ahora tengo una línea de capital de 120.000 dólares que estoy pagando US$ 980  al mes para nada", se lamentó Woolbright. "Se limitaba a sacar todo el dinero que podía a todo el que podía", dijo sobre el estafador.

Frost y Croft se convirtieron en socios en diciembre de 2019, cuando formaron Croft & Frost LLC, una firma fiscal y contable con sede en Illinois que afirmaba "trascender la contabilidad tradicional y la creación de riqueza". No está claro cómo se conocieron.

Rhino Onward International


Quiénes son los hombres detrás de ROI

 

Croft es originario de Two Harbors, una pequeña ciudad a las afueras de Duluth, Minnesota, según el Duluth Monitor. Comenzó su carrera en el sector de los seguros. Como vendedor de Northwestern Mutual, ocupó "el sexto puesto entre aproximadamente 1.500 profesionales financieros del país", según escribió Croft en su biografía online.

En 2008, Croft renunció a Northwestern Mutual mientras se encontraba bajo revisión interna por "presuntamente alterar y no revelar información material" en la solicitud de un cliente, y por "no revelar información material" en dos de sus propias solicitudes de seguro, según una revelación reglamentaria.

Frost es contador, procede de una familia adinerada de Chattanooga. Su padre, Steven Frost, es propietario de Tuftco Corp, un proveedor de maquinaria para fábricas de alfombras con 250 empleados. El Frost más joven, al tiempo que dirigía Croft & Frost y promovía diversos planes de inversión, también trabajaba para la empresa de su padre: en un correo electrónico visto por Forbes fechado en octubre de 2022, Frost Jr. utilizaba una dirección de correo electrónico de Tuftco. J.D. Frost ya no trabaja en Tuftco, según declaró a Forbes Gary Patrick, abogado que representa a su padre, Steven Frost.

Rhino Onward International

Croft y Frost hicieron crecer su asesoría empleando una estrategia de nicho: presentar declaraciones de la renta enmendadas de años anteriores para conseguir mayores reembolsos para sus clientes, según la demanda de Illinois. Durante su efímero nivel, el negocio empleaba a unas 60 personas, muchas de las cuales trabajaban en Chattanooga desde un edificio de oficinas que Frost había comprado.

"Comenzó como una empresa de contabilidad legítima con una práctica contable tradicional, pero con el tiempo Croft y Frost vieron en la firma y en su clientela un potencial para captar inversores", dice ela denuncia federal.

En 2021, Frost empezó a solicitar dinero para una empresa de energías renovables, Solarcode Investments, a clientes de Well Fund, LLC, una empresa de inversión inmobiliaria de la que Frost era socio, según las denuncias federal y de Illinois. Jordan Foe, que trabajaba para Emerald Life Insurance, un pequeño corredor de seguros de vida propiedad de Croft, recuerda que a él y a otros empleados de Emerald se les ofreció la posibilidad de invertir en Well Fund, y que recibieron instrucciones de presentar la oportunidad de inversión a clientes y posibles clientes de seguros de vida.

Rhino Onward International

"Todo el montaje no me pareció correcto", dijo Foe, que trabajó para Emerald durante seis meses a partir de enero de 2021. Agregó que uno de sus colegas (con el que no se pudo contactar este medio) invirtió y perdió 36.000 dólares en la empresa. "El clavo en el ataúd para mí fue cuando J.D. Frost se negó a dar explicaciones sobre en qué estaba invirtiendo el Fondo Well".

Resulta que Solarcode está afiliada al jugador de hockey profesional Robin Lehner, el portero estrella de los Vegas Golden Knights, que se enmarcó en el capítulo 7 de la ley de quiebras en diciembre, alegando 27,4 millones de dólares en deudas y unos activos de sólo 5 millones. Solarcode era -y puede que siga siendo- propiedad de Michael Lehner, el padre de Robin, según Patrick Downes, un abogado que representó a la estrella del hockey.

Al parecer, Croft y Frost utilizaban el dinero de los inversores para prestárselo a Robin Lehner, cuyos expedientes de quiebra revelan que Croft y las entidades controladas por éste figuraban entre los numerosos acreedores de Lehner. Una fuente familiarizada con el asunto dijo a Forbes que dos entidades controladas por Croft y Frost, Taurus y Well Fund, transfirieron más de 3 millones de dólares a Robin Lehner y Solarcode.

Robin Lehner

"El Sr. Robin Lehner desconocía que Paul Croft estuviera reuniendo capital", dijo Zachariah Larson, otro abogado que representa a Robin Lehner, en una declaración enviada por correo electrónico a Forbes. "Robin tenía entendido que Croft financiaba la empresa de su padre". Sin embargo, Solarcode "no tenía operaciones comerciales reales y se tambaleó en o alrededor de enero o marzo de 2022", dice la denuncia federal.

Solarcode y Well Fund fueron preludios del plan mayor de Croft y Frost: Rhino Onward International LLC, que constituyeron a principios de 2022. "De la nada, un día sacaron de la nada esta empresa renovable", recuerda Bivans, el director de Croft & Frost. "Empezaron a decir que los empleados tenían la oportunidad de invertir".

Para convencer a los inversores de que el negocio era legítimo, Croft y Frost elaboraron sofisticados documentos para inversores, llenos de gráficos y hojas de cálculo, en los que pregonaban el rendimiento de la inversión, sus tecnologías supuestamente patentadas en hidrógeno verde y todo el dinero que haría (36 millones de dólares de ingresos netos en 2024, según las proyecciones de la empresa).

Rhino Onward International

Croft y Frost también contrataron personal para ROI, muchos de los cuales eran antiguos empleados de sus otras empresas. Algunos trabajadores de ROI eran también inversores que perdieron dinero, según personas familiarizadas con el caso, pero otros aparentemente se beneficiaron del presunto fraude. "Paul y JD tenían en nómina a personas al azar que hacían más dinero que la gente del equipo ejecutivo y ni siquiera eran empleados de la empresa", dice Bivans. "Toneladas de dinero fueron a parar a estos amigos al azar".

A pesar de asociarse supuestamente con empresas multinacionales, ROI siempre pedía más dinero a la clientela y los contactos de Frost y Crost. "Frost decía: 'Sólo necesitamos otros 3 millones de dólares para empezar a construir la planta", recordó Woolbright.

En abril de 2023, Frost animó a los inversores de ROI a poner más dinero durante una videoconferencia con inversores (cuya grabación obtuvo Forbes). "Vamos a pedirles que, sea cual sea la cantidad que hayan invertido, inviertan otro 10% o 20% de esa cantidad", dijo Frost, quien afirmó que ROI necesitaba el dinero para completar su ronda de inversión de la Serie B. "También haremos que se estrenen nuestros fondos de la Serie C y la Serie D una vez que comencemos la construcción, así que eso le dará la oportunidad de volver a invertir", añadió.

hidrógeno verde

En junio de 2023, en otra videollamada con inversores (cuya grabación también vio Forbes), Frost volvió a animar a los inversores de ROI a poner aún más dinero. Para entonces, Croft y Frost estaban probablemente en modo crisis. En diciembre de 2022, su negocio fiscal no pagó a tiempo a los empleados, y cuando hicieron los pagos, los recibos de pago procedían de Rhino Onward International, en lugar de Crost & Frost.

Durante la primera mitad de 2023, Crost & Frost dejó de pagar repetidamente las nóminas de sus empleados, sólo para subir los pagos más tarde, dice Bivans. "Estábamos de 4 a 6 semanas sin cobrar, y luego se ponían al día", recuerda. "Siempre había una excusa. Simplemente movían el dinero de un lado a otro y pagaban de cualquier cuenta en la que tuvieran dinero".

En septiembre todo salió a la luz. Croft y Frost cerraron abruptamente su negocio de contabilidad el 12 de septiembre de 2023, notificando a los empleados que habían sido despedidos con efecto inmediato, y dejando tirados a todos sus clientes de contabilidad y administración tres días antes de que tuvieran que presentar sus declaraciones de impuestos trimestrales. Cuando los inversores de ROI preguntaron qué estaba pasando, Croft y Frost los ignoraron.

Croft & Frost

"Lloré durante un mes seguido", dice Bivans, cuyo novio también invirtió en ROI la espectacular cifra de 500.000 dólares de sus ahorros, según declaró a Forbes. "Sentía un gran sentimiento de culpa".

Tras el cierre, Frost puso a la venta el edificio de oficinas de Chattanooga donde la firma había tenido su sede. Joseph Investments, una entidad controlada por los padres de Frost, compró el edificio en una subasta por 4,6 millones de dólares, según la demanda colectiva federal, que afirma que los padres de Frost compró terrenos colindantes por 1,2 millones de dólares.

"Frost, con la intención de entorpecer, retrasar y defraudar a sus acreedores orquestó las transferencias fraudulentas", dice la demanda, que nombra a Steven Frost y Lisa Frost como demandados. Gary Patrick, el abogado que representa a Steven Frost, dijo que la transacción fue legal, y que los padres de los Frost niegan haber actuado mal y pretenden que se les elimine como acusados de la demanda.

Rhino Onward International

En Nueva York, el prestamista Redstone Advance reclama a Croft y Frost el pago de 7,8 millones de dólares. La licencia de contabilidad de Frost fue revocada permanentemente en febrero, cuando firmó una orden de consentimiento con el Departamento de Comercio y Seguros de Tennessee.

La semana pasada, Doug McCloy, un hombre de Chattanooga y socio de Well Fund que había demandado a Frost el año pasado por el supuesto desvío de capital de los inversores, obtuvo una sentencia de 6 millones de dólares de un juez de Tennessee contra Frost, que no rebatió las acusaciones ante el tribunal. En el caso de Illinois, está previsto que los abogados de los demandantes presenten una moción para la certificación colectiva el 6 de mayo.

A pesar del peligro legal, Croft no desactivó su Instagram, que incluye muchas fotos suyas con sus autos. En una de ellas, con un abrigo deportivo rojo a cuadros, el empresario aparece orgulloso delante de su Ferrari verde neón. "Sé lo que es pasar necesidad, y sé lo que es tener en abundancia", escribió al pie de foto, una cita de Filipenses 4:12-13. "Aprendí el secreto de estar contento en cualquier situación, ya sea bien alimentado o hambriento, ya sea viviendo en la abundancia o en la necesidad".

Nota publicada en Forbes US.