Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,069.53
    -19.27 (-0.38%)
     
  • Dow Jones

    39,069.23
    -62.27 (-0.16%)
     
  • Nasdaq

    15,976.25
    -20.55 (-0.13%)
     
  • Russell 2000

    2,028.97
    +12.28 (+0.61%)
     
  • Petróleo

    77.65
    +0.07 (+0.09%)
     
  • Oro

    2,040.60
    +1.70 (+0.08%)
     
  • Plata

    22.52
    -0.00 (-0.00%)
     
  • dólar/euro

    1.0851
    -0.0002 (-0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2990
    +0.0390 (+0.92%)
     
  • dólar/libra

    1.2679
    -0.0008 (-0.06%)
     
  • yen/dólar

    150.5580
    -0.0940 (-0.06%)
     
  • Bitcoin USD

    54,555.64
    +2,866.38 (+5.55%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,684.30
    -21.98 (-0.29%)
     
  • Nikkei 225

    39,304.58
    +70.87 (+0.18%)
     

La comida 'regalada' de Sam's, Ikea y Costco: ¿no merece la pena cocinar en casa?

¿Es más barato cocinar en casa o comer fuera? Foto: Getty Images
¿Es más barato cocinar en casa o comer fuera? Foto: Getty Images (agrobacter via Getty Images)

Sin platos sucios que lavar o desperdicios que recoger, comer fuera de casa suele ser una comodidad que muchas personas disfrutan a cada tanto, siempre y cuando sus presupuestos se los permitan. Pero, ¿y si comer en un restaurante fuese, en realidad, más barato que cocinar?

En los últimos meses la inflación había hecho subir tanto los precios en los supermercados que, en algunos casos, resultaba más económico cenar en un restaurante que ir al supermercado. Los más afectados fueron productos básicos, como los huevos, la mantequilla, las carnes de pollo o cerdo e, incluso, las especias.

Los supermercados lidiaban desde hace meses con los altos costos de los alimentos y una inestable cadena de suministros, mientras que en los restaurantes, el costo de los ingredientes representaba para los clientes solo una pequeña parte de la factura.

“Los precios de los comestibles aumentaron un 13,1% en el último año, mientras que los precios de los alimentos fuera del hogar aumentaron sustancialmente menos que eso, alrededor del 7,6%”, dijo al New York Post el economista en alimentos David Ortega, de la Universidad Estatal de Michigan.

Sam's Club

Quienes son miembros suscritos de minoristas solo como BJ's, Sam's Club o Costco, probablemente ya están familiarizados con los precios increíblemente bajos de sus patios de comidas.

Costco todavía tiene a la venta su enorme combo de salchichas y refrescos por solo US$ 1.50; mientras que Sam's Club ofrece bebidas dispensadas de 89 centavos, yogures helados a US$ 1, porciones de pizza a US$ 9, pretzels con queso a US$ 2 y otras pizzas de diversos ingredientes a US$ 2.50.

Con estos precios relativamente bajos, es muy fácil para los clientes pensar que se están asegurando de obtener una mayor cantidad de comida sin gastar tanto. De hecho, una usuaria de TikTok acumuló más de 1.5 millones de vistas en un video donde no da crédito al bajo costo de almorzar en Sam’s Club con su novio.

Samantha, una niñera de 23 años que vive en Texas, y su novio pagaron solo US$ 7 en el patio de comidas de Sam’s Club por varias porciones de pizza y refrescos dispensados.

“¿Por qué fue más barato para nosotros comer en Sam’s Club que cocinar en casa? Los comestibles de una comida decente para dos cuestan al menos US$ 15”, escribió en el video.

Dependiendo de los requisitos dietéticos y la ingesta calórica de cada persona, Samantha puede tener razón. En 2023, el aumento en los costos de los comestibles todavía supera la subida de precios de los restaurantes, según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).

“¡Y sin desorden! Literalmente ya no hay motivo para cocinar”, le escribieron a Samantha en la caja de cometarios de TikTok.

También tre puede interesar:

Close up of multiethnic young people gather in pizzeria together have fun sharing tasty Italian food, diverse colleagues or friends take pizza slices enjoy dining out in bar, takeaway delivery service
El menú del patio de comidas de Costco es conocido por sus “inmejorables ofertas en comida”. Foto: Getty Images (fizkes via Getty Images)

Costco

Los nuevos precios del patio de comidas de Costco, la cadena tipo club más grande en el mundo, aumentaron este año, pero aún ofrecen más de una decena de platos por debajo de US$ 4, como el hot dog de res con refresco a US$ 1.50, el pollo horneado a US$ 3.99, una porción de pizza a US$ 1.99, un sándwich de pavo y queso a US$ 3.99, y un helado a US$ 1.65, entre otras ofertas.

El menú del patio de comidas de Costco es conocido por sus “inmejorables ofertas en comida”, pero en el último año los precios se han disparado notablemente, reseñan desde el blog Costco Food Court Menu.

De forma gradual, Costco ha ido aumentando el precio del pollo horneado con refresco a US$ 5.00 en algunas locaciones. El pollo ahora se vende por US$ 1 más que en junio, a US$ 3.99; mientras que la gaseosa subió 10 centavos, hasta US$ 0.69. Eso significa que los clientes gastan ahora un 33% adicional en su comida.

Sin embargo, el precio del plato estrella de Costco, un hot dog de res con recargas ilimitadas de refresco a solo US$ 1.50, no ha cambiado desde que Hebrew National, entonces el proveedor de perros calientes de Costco, instaló su primer carrito en San Diego, en 1984.

IKEA

En IKEA, el hot dog después de hacer las compras es casi una tradición. Los locales IKEA Bistro, muy cerca de las cajas registradoras, ofrecen una alternativa rápida y asequible a los restaurantes tradicionales.

El minorista de muebles más grande del mundo tiene una amplia variedad de platos en sus patios de comida, donde el menú incluye especialidades suecas como albóndigas, salmón, panecillos de canela y favoritos estadounidenses como hamburguesas con queso y papas fritas.

Los precios del menú de comida de IKEA suelen ser más asequibles que los precios de otros restaurantes; además, los aderezos y las salsas son gratuitos, lo que significa que cada cliente puede personalizar su comida a su gusto.

Las albóndigas suecas se sirven en dos porciones por pedido, con un costo de $2.25 cada una. Además del icónico hot dog de solo US$ 1, la opción de comida más barata en IKEA es la sopa de lentejas, que cuesta $1.75. Un postre muy demandado del Bistro es el pastel de zanahoria, que cuesta US$ 3.99.

Photo taken in Chicago, United States
Comer un hot dog todos los días podría ponerte en un alto riesgo de desarrollar afecciones cardíacas, derrame cerebral y cáncer. Foto: Getty Images (Jaromir Chalabala / EyeEm via Getty Images)

¿Más barato, menos saludable?

Casi la totalidad de platillos mencionados no son necesariamente saludables, sobre todo si elegimos consumirlos de forma regular. De hecho, IKEA ha decidido centrarse en ofrecer más alimentos de origen vegetal y de bajas calorías, eliminando por completo las papas fritas del menú.

Los preferidos de bajo presupuesto, pizzas y salchichas, contienen grandes cantidades de sodio y grasas. Según la revista Health Digest, aunque algunas salchichas son mejores que otras, todas están altamente procesadas y contienen una variedad de ingredientes de riesgo.

Las investigaciones han demostrado que las carnes procesadas son dañinas para la salud si se consumen de forma habitual. Por ejemplo, comer un hot dog todos los días podría ponerte en un alto riesgo de desarrollar afecciones cardíacas, derrame cerebral y cáncer.

La mayoría de los perros calientes contienen una gran cantidad de sodio para darle sabor y conservarlos. Muchos tienen más de 500 miligramos de sodio por porción, casi una cuarta parte de la ingesta diaria recomendada para adultos.

El pan del hot dog suele estar hecho de harina blanca refinada y puede tener un alto contenido de azúcar y sodio, al igual que el ketchup, la mostaza. Entretanto, una rebanada de pizza tiene el 20% de la cantidad diaria recomendada de grasas saturadas, según Heart.org.

También te puede interesar | EN VIDEO: Familia mexicana desplazada por violencia triunfa con comida en la frontera