Anuncios
U.S. markets open in 8 hours 25 minutes
  • F S&P 500

    4,985.75
    -5.75 (-0.12%)
     
  • F Dow Jones

    38,601.00
    -41.00 (-0.11%)
     
  • F Nasdaq

    17,561.00
    -46.25 (-0.26%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,010.70
    +0.50 (+0.02%)
     
  • Petróleo

    78.27
    +0.09 (+0.12%)
     
  • Oro

    2,042.50
    +2.70 (+0.13%)
     
  • Plata

    23.20
    +0.06 (+0.28%)
     
  • dólar/euro

    1.0818
    +0.0006 (+0.05%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2750
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    15.42
    +0.71 (+4.83%)
     
  • dólar/libra

    1.2634
    +0.0008 (+0.07%)
     
  • yen/dólar

    149.9660
    +0.0400 (+0.03%)
     
  • Bitcoin USD

    51,849.64
    -53.47 (-0.10%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,719.21
    -9.29 (-0.12%)
     
  • Nikkei 225

    38,268.74
    -94.87 (-0.25%)
     

Linfoma: cuáles son los síntomas y cuántas personas aún desconocen esta patología

Cada 15 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Linfoma. El objetivo de esta fecha es concientizar a la población sobre este tipo de cáncer, que a su vez tiene varios subtipos. Actualmente, tanto en Argentina como en el mundo, existe un porcentaje considerable de desconocimiento en relación a esta patología, a sus síntomas y a sus tratamientos, por lo que este tipo de eventos cobran más importancia.

Qué es el linfoma

Linfoma es un término muy amplio que se emplea para describir un tipo de cáncer que se desarrolla en las células del sistema linfático. Según las estadísticas de la farmacéutica Roche, junto con la leucemia y el mieloma, el linfoma representa la quinta causa de muerte por cáncer en el mundo.

Hay dos tipos principales de este tipo de patología oncológica: linfoma de Hodgkin y linfoma no Hodgkin. De acuerdo a la compañía ya citada, cada 90 segundos se diagnostica a una persona con Linfoma No Hogdkin en el mundo, y produce 200 mil muertes al año.

De acuerdo a la información del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, el linfoma de Hodgkin con frecuencia permite que los pacientes se recuperen, siempre que hagan el tratamiento indicado. En este sentido, la Asociación Civil Linfomas Argentina -una entidad que concientiza y ofrece orientación a pacientes con estas patologías- asegura que existe un 90% de posibilidades de cura en los casos de linfoma de Hodgkin detectado de manera temprana.

En cambio, el pronóstico del linfoma no Hodgkin depende del tipo específico de la enfermedad.

Qué síntomas produce el linfoma

Los
Los

Es importante prestar atención a los síntomas que puede producir el linfoma, ya que contribuyen al diagnóstico temprano

Según expertos, lo primero que se debe observar es el crecimiento (generalmente indoloro) de uno o varios ganglios linfáticos. Sin embargo, este síntoma también puede obedecer a otros factores o patologías, e incluso puede no estar accesible a la palpación. Por eso, es importante estar atentos a la presencia persistente de otros síntomas que están asociados a los linfomas, sin que haya otro motivo que justifique su aparición:

  • Sudoración nocturna

  • Aumento de la temperatura hasta los 38 grados por la noche

  • Pérdida de peso

  • Escalofríos

  • Fatiga / falta de energía

  • Pérdida del apetito

  • Tos

  • Picazón persistente en todo el cuerpo y/o erupciones

  • Falta de aire

  • Dolor de cabeza

Cómo se trata el linfoma

La elección de un tratamiento depende de varios factores, entre ellos el subtipo de linfoma, la extensión de la enfermedad y la edad del paciente. Para su tratamiento, se utilizan -tanto por sí solas como combinadas-, diversos tipos de terapia:

  • Quimioterapia: es el más utilizado, aunque también el que más impacto tiene sobre el cuerpo del paciente.

  • Radioterapia: en el caso de que la enfermedad esté localizada o cuando el paciente no tolera la quimio.

  • Anticuerpos monoclonales: terapia biológica que consiste en la aplicación intravenosa de clones de los linfocitos T, que son sustancias que produce el mismo sistema inmunitario.

  • Trasplante de médula ósea: en determinados subtipos de linfomas y bajo circunstancias muy precisas, el trasplante proporciona una renovada población de células sanas. También se suele aplicar como complemento a la quimio.

  • Abstención terapéutica: en casos seleccionados, a pesar de la naturaleza tumoral de la enfermedad, puede estar indicada la observación estrecha pero sin indicar ninguna estrategia.

Los distintos tipos de linfoma se pueden tratar de distintas formas
Los distintos tipos de linfoma se pueden tratar de distintas formas

Los distintos tipos de linfoma se pueden tratar de distintas formas

Algunas cifras sobre linfoma en Argentina y el mundo

Según la Asociación Civil Linfomas Argentina, el 75% de los diagnosticados no conocía los síntomas de la enfermedad.

Desde la organización también destacan que el 58% de los pacientes tardaron 6 meses en concurrir al médico después de haber tenido el primer síntoma. Este dato se relaciona estrechamente con el anterior, dado que ante el desconocimiento de la sintomatología, es más probable que las personas desestimen o subestimen síntomas a los que deberían prestar atención.

Otro de los datos curiosos que publican desde esta entidad es que el 73% desconocía la enfermedad como tal.

El desconocimiento sobre la enfermedad y sus síntomas se replica a nivel global. Los resultados de un relevamiento, realizado por TNS para Roche en cinco países de Europa (Alemania, España, Francia, Italia y Reino Unido) con más de 5.000 participantes, mostraron resultados similares: 32% de las personas ignoraban que el linfoma e un tipo de cáncer, y 79% de los consultados no sabían que el linfoma no-Hodgkin era la forma más común de linfoma en el mundo.

A su vez, dos encuestas internacionales revelaron recientemente que existe un amplio desconocimiento en la población acerca del linfoma. Por un lado, un sondeo del cual participaron 69 países -entre los que está incluida Argentina- reveló que apenas el 18% de los pacientes argentinos y 27% de los pacientes en el mundo sabían qué era el linfoma antes de recibir el diagnóstico. Por otro lado, en cinco países de Europa una de cada tres personas ignoraba que se trata de un tipo de cáncer.

A su vez, estos hallazgos indican que menos de la mitad de los encuestados pudo identificar correctamente los síntomas de Linfoma No Hogdkin, incluyendo hinchazón en el cuello, axilas e ingle, fiebre y pérdida de peso sin causa aparente.