Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,505.00
    -39.59 (-0.71%)
     
  • Dow Jones

    40,287.53
    -377.49 (-0.93%)
     
  • Nasdaq

    17,726.94
    -144.28 (-0.81%)
     
  • Russell 2000

    2,184.35
    -13.94 (-0.63%)
     
  • Petróleo

    80.25
    -2.57 (-3.10%)
     
  • Oro

    2,402.80
    -53.60 (-2.18%)
     
  • Plata

    29.41
    -0.82 (-2.71%)
     
  • dólar/euro

    1.0886
    -0.0014 (-0.13%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2390
    +0.0500 (+1.19%)
     
  • dólar/libra

    1.2915
    -0.0032 (-0.25%)
     
  • yen/dólar

    157.4400
    +0.1390 (+0.09%)
     
  • Bitcoin USD

    66,548.56
    +2,188.86 (+3.40%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,374.65
    +43.75 (+3.29%)
     
  • FTSE 100

    8,155.72
    -49.17 (-0.60%)
     
  • Nikkei 225

    40,063.79
    -62.56 (-0.16%)
     

Los deseados MBA se desinflan: cuestan US$200.000 pero ya no garantizan nada, ni siquiera un puesto de trabajo

El 20% de los MBA salidos de la Escuela de Negocios de Harvard no habían conseguido trabajo tres meses después de graduarse

El número de MBA recién graduados y sin empleo casi se ha duplicado con respecto a hace un par de años. Foto: Getty Images
El número de MBA recién graduados y sin empleo casi se ha duplicado con respecto a hace un par de años. Foto: Getty Images (andresr via Getty Images)

Después de dos años de estudios y hasta US$ 200.000 en gastos universitarios, los recién graduados de un Máster en Administración de Empresas (MBA), el posgrado que más de moda ha estado las últimas décadas y que promete un salario de seis cifras y una vía rápida al tope corporativo, lidian con un mercado laboral casi desértico y una tasa de desempleo cada vez más alta.

2023 no fue el mejor de los años para obtener un título de MBA. Muchos de los que se graduaron en la primavera pasada todavía no han conseguido trabajo, debido en gran medida a que los tres grandes sectores que los reclutan en masa (consultoría, tecnología y finanzas) decidieron frenar las contrataciones para hacer frente a la recesión, según un análisis de The Wall Street Journal.

“De un momento a otro, el panorama empezó a volverse muy, muy sombrío”, dijo a TWSJ Enrique Meléndez, un ingeniero de 31 años que se endeudó para obtener su título de MBA en la Universidad de Texas. “Ha sido realmente doloroso pasar por esto”, añadió.

PUBLICIDAD

Al igual que Meléndez, muchos recién graduados tenían planes de utilizar el MBA para impulsar sus carreras en la industria tecnológica, que el año pasado fue noticia al deshacerse de miles de puestos de trabajo en cuestión de meses, algo que parece que no va a mejorar este 2024. Ahora estos MBA viven de sus ahorros y se han visto obligados a reducir sus gastos discrecionales, después de aplicar sin éxito a decenas de entrevistas. En el mejor de los casos, han conseguido puestos en consultoría, pero les han retrasado la fecha de entrada para finales de 2024.

Muchos recién graduados tenían planes de utilizar el MBA para impulsar sus carreras en la industria tecnológica. Foto: Getty Images
Muchos recién graduados tenían planes de utilizar el MBA para impulsar sus carreras en la industria tecnológica. Foto: Getty Images (10'000 Hours via Getty Images)

Los empleadores prefieren a alguien con experiencia

Datos de algunas de las mejores escuelas de negocios obtenidos por TWSJ muestran que el número de MBA recién graduados y sin empleo casi se ha duplicado con respecto a hace un par de años, cuando las empresas en Estados Unidos se apresuraban a contratar tantos trabajadores como pudieran. El 20% de los MBA salidos de la Escuela de Negocios de Harvard no habían conseguido trabajo tres meses después de graduarse, frente a solo el 8% registrado en 2021.

Tanto asesores profesionales como exalumnos coinciden en que los empleadores ahora son más selectivos y cautelosos que en los últimos años, y a menudo eligen candidatos con experiencia en lugar de recién graduados. El ajustado espectro de opciones laborales ha arrastrado a muchos a optar por industrias que no habían considerado en un inicio, como la atención médica o la agricultura.

“Las empresas de productos de consumo, comercio minorista y manufactura están contratando más graduados que en años anteriores, mientras que la contratación en tecnología se ha desacelerado”, confirmó Brittany Tyree, que dirige la educación profesional y el asesoramiento para estudiantes de MBA en la Escuela de Negocios McCombs de la Universidad de Texas.

Relacionado:

Poseer un MBA solía ser garantía de éxito profesional en las últimas décadas, algo que parece estar cambiando. Foto: Getty Images.
Poseer un MBA solía ser garantía de éxito profesional en las últimas décadas, algo que parece estar cambiando. Foto: Getty Images. (RapidEye via Getty Images)

Salario jugoso y compensaciones para quienes sí lo consiguen

Aquellos que finalmente consiguen empleo suelen disfrutar de sueldos bastante saludables. Los salarios iniciales medios para los graduados de MBA de Stanford, por ejemplo, aumentaron a US$ 182.500, frente a los US$ 175.000 del año anterior, y subieron a US$ 175.000 en varias otras escuelas. Eso sin contar las bonificaciones.

En general, el salario total estimado para un MBA es de US$ 119.094 en Estados Unidos, con un salario promedio de US$ 105.794, según datos de Glassdoor basados en la información que proporcionan sus usuarios. El pago adicional estimado, que puede incluir bonos en efectivo, comisiones, propinas y participación en las ganancias, es de US$ 13.300 al año. El máximo de salario de un MBA registrado en Glassdoor es de US$ 161.000.

¿Qué tiene de especial un MBA?

Una maestría en administración de empresas es considerada un nivel superior a una licenciatura en negocios y generalmente coloca al graduado muy por encima de aquellos que solo tienen títulos universitarios. Los programas de MBA suelen incluir clases básicas de contabilidad, gestión, finanzas, marketing y derecho empresarial, con un enfoque en el liderazgo, la planificación, la estrategia empresarial y el comportamiento organizacional, entre otros aspectos. La mayoría de los graduados obtienen este título para mejorar aún más su comercialización como profesional.

En 2020, Elon Musk se apresuró a predecir el declive de los MBA durante la cumbre virtual del Consejo de CEO de The Wall Street Journal, infiriendo que se trataban de unos estudios sobrevalorados. “Creo que hay demasiados MBA dirigiendo empresas”, dijo Musk a la audiencia.

“Creo que tal vez no sean tan buenos. Debería existir más foco en el producto o servicio en sí, menos tiempo en las reuniones de la junta directiva y menos tiempo en las finanzas”, añadió Musk, licenciado en economía y física por la Universidad de Pensilvania. Y esa no fue la primera vez. Durante una entrevista de 2013, Musk zanjaba: “Contrato gente a pesar de tener un MBA, no por tenerlo”.

También te puede interesar | EN VIDEO: ¿Es hora de abandonar las finanzas y estudiar una carrera tecnológica?