Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,615.35
    +30.81 (+0.55%)
     
  • Dow Jones

    40,000.90
    +247.15 (+0.62%)
     
  • Nasdaq

    18,398.45
    +115.04 (+0.63%)
     
  • Russell 2000

    2,148.27
    +23.23 (+1.09%)
     
  • Petróleo

    82.18
    -0.44 (-0.53%)
     
  • Oro

    2,416.00
    -5.90 (-0.24%)
     
  • Plata

    31.02
    -0.65 (-2.04%)
     
  • dólar/euro

    1.0910
    +0.0040 (+0.37%)
     
  • Bono a 10 años

    4.1890
    -0.0040 (-0.10%)
     
  • dólar/libra

    1.2989
    +0.0074 (+0.58%)
     
  • yen/dólar

    157.8480
    -1.0360 (-0.65%)
     
  • Bitcoin USD

    59,776.06
    +1,951.09 (+3.37%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,243.35
    +44.78 (+3.74%)
     
  • FTSE 100

    8,252.91
    +29.57 (+0.36%)
     
  • Nikkei 225

    41,190.68
    -1,033.34 (-2.45%)
     

¿Están empresas como Coca Cola en peligro o es una oportunidad de inversión?

El mercado está teniendo problemas digestivos importantes con las acciones de las compañías de alimentos y bebidas más grandes del mundo.

Las acciones de PepsiCo, Coca-Cola, Conagra Brands y Campbell Soup han perdido un promedio de 13,5% en los últimos seis meses, según cifras analizadas por Yahoo Finanzas. El Promedio Industrial Dow Jones y el indice S&P 500 han bajado alrededor de un 1 % en ese mismo período.

El precio de las acciones de McDonald’s también han bajado mucho. En concreto, los títulos del peso pesado de la comida rápida se han desplomado un 13,5 % a 250,45 dólares en los últimos seis meses, según datos de Yahoo Finanzas.

Medicamentos para adelgazar

Podemos echarle la culpa a la proliferación de los medicamentos inyectables para perder peso, como Ozempic y Wegovy, un fenómeno que podría frenar la demanda de alimentos. Oficialmente conocidos como fármacos GLP-1, Wall Street se ha aferrado a la tesis de que el fin del mundo está cerca para las antaño atractivas empresas de gran capitalización.

PUBLICIDAD

“Aunque solo alrededor del 1 % de los adultos estadounidenses tienen actualmente recetas para consumir Ozempic, Wegovy y Mounjaro, la reciente aceleración de la demanda de estos medicamentos para perder peso está planteando preguntas profundas sobre lo que podría implicar para el futuro de la atención médica y el consumo de alimentos y bebidas”, señaló esta semana la veterana analista de Bernstein, Alexia Howard, en una nueva investigación exhaustiva.

Sin duda, se han creado las bases para que se produzca una aceleración en los usuarios de medicamentos para la obesidad, eso explica el alboroto de los mercados por estas acciones, a menudo apetecibles.

Los datos de IMS/IQVIA sugieren que se han aprobado oficialmente alrededor de 10,6 millones de dosis de medicamentos para la obesidad de Novo Nordisk y Eli Lilly en Estados Unidos en mayo de 2023, según señaló Howard en su investigación.

Si dividimos esta cifra por 4,5 semanas en un mes, sugiere que la base de usuarios fue de aproximadamente 2,4 millones de adultos en mayo, dijo Howard. Eso equivale al 0,8 % de la población total de Estados Unidos y alrededor del 0,9 % de la población adulta del país que usa los inyectables.

El uso de medicamentos para la obesidad está experimentando un aumento constante.
El uso de medicamentos para la obesidad está experimentando un aumento constante.

¿Qué hacer con estas acciones?

Aunque es comprensible, al menos aparentemente, podríamos etiquetar el furor por esas acciones como inusual. Y, por ende, la venta masiva también puede ser exagerada, de manera que los inversores deberían actuar inteligentemente a la hora de elegir sus posibles compras.

Considera lo que hay en el fondo desde un análisis fundamental.

En primer lugar, se trata de acciones conocidas que históricamente han generado ventas, ganancias y flujo de caja constantes debido a sus posiciones de liderazgo en productos como los alimentos congelados y los refrescos. Los inversores han disfrutado durante mucho tiempo de su consistencia, si bien las tasas de crecimiento nunca han sido muy altas (excepto durante la pandemia, cuando la demanda de alimentos envasados enloqueció).

No hay nada que indique, al menos por ahora, que las grandes compañías alimentarias vayan a perder esa consistencia financiera debido a que las inyecciones para perder peso ganen fuerza.

“En este momento no detectamos ningún impacto en nuestros números”, le dijo a Yahoo Finanzas Live el vicepresidente y director financiero de PepsiCo, Hugh Johnston. “Simplemente no hemos notado ningún impacto”.

Esos comentarios se produjeron después de que el productor de refrescos y bocadillos Frito-Lay reportara otro trimestre mejor de lo esperado.

El equipo directivo de PepsiCo, normalmente cauteloso, también adoptó un tono alcista en sus perspectivas iniciales para 2024, a pesar de que es probable que un mayor número de estadounidenses usen medicamentos para la obesidad el próximo año.

El CEO de Modelo y del fabricante de Corona, Constellation Brands, fue más contundente sobre el tema.

“Realizamos muchas investigaciones sobre los consumidores”, confesó Bill Newlands en Yahoo Finanzas Liveo. “Nunca hemos tenido un consumidor que saque a relucir ese tema (comprarnos menos cerveza debido a los medicamentos para bajar de peso)”.

La propia investigación de Howard sugiere que las perspectivas a largo plazo para las grandes compañías alimentarias permanecen intactas.

“En la actualidad, es probable que el impacto general en las calorías consumidas sea bastante moderado”, explicó Howard. “Si en los próximos 5 años el porcentaje de adultos estadounidenses que usa a largo plazo estos medicamentos escala al 10%, veríamos solo una reducción del 2,5% en las calorías consumidas durante ese período de tiempo, lo cual supondría un viento en contra de alrededor del 0,5% por año. Por supuesto, ese escenario podría ser peor si la tolerancia y la voluntad de probar estos medicamentos se amplían significativamente y las proyecciones se aceleran”.

Mini refrescos de Pepsi en los estantes de un Walmart Supercenter el 6 de diciembre de 2022 en Austin, Texas. (Brandon Bell/Getty Images)
Mini refrescos de Pepsi en los estantes de un Walmart Supercenter el 6 de diciembre de 2022 en Austin, Texas. (Brandon Bell/Getty Images)

Mejora su rentabilidad por dividendo

Mientras tanto, la venta masiva de acciones alimentarias ha hecho subir sus rendimientos por dividendo mientras bajan las valoraciones y se acercan a mínimos históricos.

Los nombres antes mencionados tienen actualmente una rentabilidad por dividendo sustanciosa que supera el 3 %, con Conagra Brands ofreciendo un 5,3 % aún más atractivo.

Además, en tiempos de tensión geopolítica como los que estamos viviendo, sigue siendo válido ver esos nombres como puertos seguros en medio de la tormenta que suele estallar en mercados más amplios. La gente necesita comer y empresas como PepsiCo están ahí para servirles y mantener en funcionamiento su máquina generadora de flujo de efectivo.

Teniendo en cuenta todos esos factores, las perspectivas son favorables.

Algunas personas en Wall Street reconocen que las acciones de alimentos podrían ser “trampas de valor”: selecciones aparentemente atractivas en cuanto a valoración, pero que podrían abaratarse a medida que sus fundamentos se debilitan (gracias, en este caso, a los medicamentos para la obesidad).

Pero lo cierto es que las grandes compañías de alimentos han demostrado su resiliencia a lo largo de muchas décadas de nuevas tendencias que han traído estilos de vida más saludables. Los ingredientes de los alimentos envasados han evolucionado: piensa en la quinoa en vez del arroz blanco con más almidón o en un agua mineral saborizada con stevia en lugar de una cola con azúcar añadida.

Es mejor creer que esas gigantescas compañías de alimentos se adaptarán y superarán los desafíos. Y lo mismo podría ocurrir con los precios de sus acciones.

También te puede interesar | EN VIDEO: Algún día, este microbio podría sustituir a la carne

Brian Sozzi