Anuncios
U.S. markets closed
  • F S&P 500

    5,438.00
    +10.50 (+0.19%)
     
  • F Dow Jones

    38,733.00
    -19.00 (-0.05%)
     
  • F Nasdaq

    19,617.75
    +121.25 (+0.62%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,058.80
    -1.20 (-0.06%)
     
  • Petróleo

    78.32
    -0.18 (-0.23%)
     
  • Oro

    2,335.80
    -19.00 (-0.81%)
     
  • Plata

    29.58
    -0.69 (-2.29%)
     
  • dólar/euro

    1.0817
    +0.0002 (+0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2950
    -0.1090 (-2.48%)
     
  • Volatilidad

    12.04
    -0.81 (-6.30%)
     
  • dólar/libra

    1.2797
    -0.0003 (-0.02%)
     
  • yen/dólar

    156.7480
    +0.1460 (+0.09%)
     
  • Bitcoin USD

    68,233.75
    +1,013.87 (+1.51%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,451.26
    +56.22 (+4.03%)
     
  • FTSE 100

    8,215.48
    +67.67 (+0.83%)
     
  • Nikkei 225

    38,959.84
    +83.13 (+0.21%)
     

Así se mueve la industria de vapeadores y cigarrillos electrónicos en Colombia

Vapeadores cigarrillos electrónicos en Colombia: Foto: Dentalia
Vapeadores cigarrillos electrónicos en Colombia: Foto: Dentalia

Los vapeadores y cigarrillos electrónicos en Colombia están en su auge ya que jóvenes y adultos han aumentado su consumo en el día a día, reemplazando el tabaco tradicional con nicotina.

Pese a que la Cámara de Representantes de Colombia aprobó el proyecto de ley para regular el consumo de cigarrillos electrónicos y vapeadores al incorporarlos en la ley 1335 de 2009 mejor conocida como “Ley Antitabaco”, es un negocio con alta demanda.

Por ello no pueden ser vendidos a menores de edad, deben llevar su respectivo etiquetado advirtiendo que es perjudicial para la salud, no puede fumar en ciertos espacios cerrados como restaurantes, aeropuertos, oficinas u otros lugares.

PUBLICIDAD

“Es crucial avanzar en la regulación de estos productos para proteger la salud pública y desincentivar su consumo”, expresó Carolina Giraldo, representante del partido Alianza Verde.

Sin embargo, el gremio Alterpro, con cuatro grandes actores del sector, aseguró que para febrero de 2024 había, al menos, 65 empresas que comercializan vapeadores y cigarrillos electrónicos.

Entre las marcas de vapeadores están:

  • Gu Cloud

  • Relx

  • Vuse

  • Waka

  • Mijo

  • STLTH

  • HQD

La agremiación está compuesta British American Tobacco Colombia, Inversiones GLU Cloud, Relix International y Coltabaco -Philip Morris International (PMI).

Dos de estas empresas (PMI y British American Tobbaco Colombia) son también tabacaleras, y hallaron que hay una tasa de reemplazo de 30 % del cigarrillo por el vapeador.

¿Pero realmente cuánto mueve este sector en la economía colombiana?

El Instituto Nacional de Salud (INS) y la Universidad Industrial de Santander (UIS) hallaron que de 2020 a 2022 los adultos jóvenes fueron los que más compraron estos productos, principalmente en Bogotá, Caldas, Antioquia, Valle del Cauca y Boyacá.

Destacado: ¿Qué incluye la ley de regulación de vapeadores y cigarrillos electrónicos de Colombia?

Según el DANE, en total son 1,1 millones de colombianos los que han probado cigarrillos electrónicos o vapeadores en algún momento de sus vidas.

Por otro lado, el INS y la UIS destacaron que la edad promedio de inicio para vapear o comprar un cigarrillo electrónico es de 23 años, pero la Cámara de Representantes encontró que muchos de ellos no saben qué es lo que consumen al adquirir un producto de estos, por ejemplo, no saben si contiene nicotina o no.

Además, las marcas no informaban en sus empaques o anexos que las sales de nicotina y los líquidos de vapeo contienen componentes que se consideran nocivos para la salud.

Tampoco advirtieron a los consumidores deben consultar las condiciones o indicaciones para su uso correcto, así como sus contraindicaciones.

Por ello inició la regulación de este gremio, tras diversos intentos en años anteriores.

Ya se había intentado regular esta industria de vapeadores

Para agosto de 2022, la representante a la Cámara Carolina Giraldo, del partido Alianza Verde radicó el proyecto de ley 274/2022C con el objetivo de “crear medidas fiscales de prevención en salud pública en materia de tabaco, derivados sucedáneos o imitadores”.

De ese modo, inició el debate político para desincentivar el consumo de tabaco y nicotina y al mismo tiempo generar consciencia sobre las consecuencias que tiene una a esta actividad en menores y mayores de edad.

Giraldo en su proyecto proponía un impuesto ad valorem para vapeadores y cigarrillos electrónicos del 150 %. Por ejemplo, un vapeador desechable que tiene un precio $30.000 pasaría a costar $75.000 y los de $100.000 pasarían a costar $250.000.

En 2023, la representante a la Cámara por Córdoba, Saray Robayo, fue la ponente de la propuesta de ley para poner dicho impuesto al tabaco, vapeadores y cigarrillos electrónicos en la Comisión Tercera de la Cámara de Representantes.

“Cada año se pierden 4.584 vidas por enfermedades crónicas de las vías respiratorias y otras 8.595 que ocasionan las enfermedades isquémicas del corazón atribuidas al consumo de tabaco. Además de esto, el humo de segunda mano mata a casi 6.000 personas, de las cuales 150 son menores de edad”, argumentaba Robayo.

De ese modo, buscaba que una caja de cigarrillos pasara de costar $2.800 a $8.400 y el impuesto a vapeadores fuera del 150 % a su valor, al igual que Giraldo.