Anuncios
U.S. Markets close in 6 hrs 26 mins
  • S&P 500

    5,160.11
    +36.70 (+0.72%)
     
  • Dow Jones

    38,333.61
    +350.37 (+0.92%)
     
  • Nasdaq

    16,241.55
    +66.46 (+0.41%)
     
  • Russell 2000

    2,003.17
    -39.43 (-1.93%)
     
  • Petróleo

    84.95
    -0.71 (-0.83%)
     
  • Oro

    2,369.10
    -5.00 (-0.21%)
     
  • Plata

    28.70
    +0.37 (+1.31%)
     
  • dólar/euro

    1.0646
    0.0000 (-0.0000%)
     
  • Bono a 10 años

    4.6100
    +0.1110 (+2.47%)
     
  • Volatilidad

    16.35
    -0.96 (-5.55%)
     
  • dólar/libra

    1.2479
    +0.0027 (+0.2197%)
     
  • yen/dólar

    154.2990
    +1.0590 (+0.6911%)
     
  • BTC-USD

    66,273.69
    +1,734.99 (+2.69%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    8,002.36
    +6.78 (+0.08%)
     
  • Nikkei 225

    39,232.80
    -290.75 (-0.74%)
     

Las mujeres están siendo excluidas de la Web3, pero hay quienes igual siguen creando

We Are

Join the most important conversation in crypto and web3! Secure your seat today

Las mujeres siguen constituyendo una parte importante de todos los usuarios activos de la Web3, pero aun así no hay suficientes creando en la Web3 debido a las barreras estructurales y sociales.

Read this article in English.

Según una investigación reciente llevada a cabo por Boston Consulting Group (BCG) y el estudio de innovación enfocado en la diversidad People of Crypto Lab, solamente el 13% de las startups de la Web3 tienen una fundadora mujer, mientras que el personal femenino representa nada más que el 27% en las principales empresas. En comparación, las mujeres poseen alrededor del 32% de los puestos de trabajo en las empresas de tecnología más importantes. Se sabe que en el sector de servicios financieros comienzan en igualdad de condiciones y luego van siendo desplazadas con el tiempo, lo que significa que ocupan la mitad de las posiciones de nivel inicial pero solo el 19% de los puestos directivos, según una investigación de Deloitte y McKinsey.

PUBLICIDAD

“He estado luchando contra el sexismo, el racismo y la homofobia desde que tenía seis años”, dijo Alicia Cepeda Maule, cofundadora y CEO de Givepact, una plataforma de recaudación de fondos que permite que las organizaciones sin fines de lucro puedan aceptar pagos con criptomonedas. “Como una mujer afrocolombiana ‘no técnica’ fundadora de una empresa Web3, tengo todas las probabilidades en mi contra. Las mujeres negras perciben menos del 1% del dinero [de capital de riesgo]”, expresó Maule.

Sigue a CoinDesk en Español.

Maule señaló que ella suele ingresar al terreno profesional sabiendo que debe trabajar mucho más que los hombres y, a menudo, con menos recursos. “Lo que está en juego es aún más importante”, dijo. “Yo debo tener un rendimiento del 100% y superar todas y cada una de las propuestas e interacciones dentro de la empresa”.

El estudio de BCG corrobora las observaciones de Maule: las startups Web3 fundadas por hombres reciben casi cuatro veces más capital que aquellas creadas por mujeres.

A pesar de los desafíos, las mujeres de todo el mundo siguen eligiendo participar en la Web3, la nueva frontera en la que se combina la tecnología y las finanzas. Algunas de ellas —alrededor del 7%, según el estudio de BCG— fundaron empresas. Aun así, las mujeres están mayormente aisladas de las posiciones de liderazgo y de las oportunidades de capital de riesgo, lo que dificulta su participación en igualdad de condiciones en conversaciones fundacionales que determinarán los estándares de la Web3.

Muchas mujeres del sector reconocen este peligro. “No somos suficientes”, aseguró Bozena Rezab, cofundadora y CEO de la plataforma de juegos móviles basada en la blockchain GAMEE. Rezab está convencida de que este momento “es una gran oportunidad” para que las mujeres consideren a la Web3 como una carrera profesional.

A continuación, te compartimos las reflexiones de las conversaciones que tuvimos con mujeres de todos los sectores de la Web3 sobre los motivos que las llevaron a seguir una carrera profesional basada en la blockchain y cómo continúan creando a pesar de los obstáculos.

Enfocarse en crear cambios positivos

Los prejuicios de género están en todos los sectores del mundo digital y real, lo que lleva a muchas mujeres a esperar desigualdades en los entornos profesionales. “Probablemente siempre haya algún tipo de prejuicio o estereotipo para superar, no necesariamente relacionado solo con el género”, afirmó Rezab, quien explicó que ella intenta ignorar estos incidentes enfocándose en sus metas y su rendimiento. “Yo me enfoco en los resultados”, agregó.

A algunas mujeres les resulta útil centrarse en el hecho de que la Web3 atrae a los profesionales emprendedores que aprecian la innovación. Esta combinación de rasgos puede fomentar una mentalidad abierta que no siempre es bienvenida en las finanzas tradicionales o en las startups tecnológicas. Por lo tanto, la Web3 podría presentarse como un entorno que es comparativamente más equitativo a pesar de lo que sugieren los datos.

“Comparado con el aspecto tradicional de las finanzas, las personas son más útiles aquí”, expresó Beryl Li, cofundadora de la red de juegos play-to-earn Yield Guild Games (YGG), y agregó que “como emprendedora, creas tu propia cultura”.

Li, quien trabaja con muchas mujeres en su equipo de YGG, confesó que se sintió cómoda y respaldada en su puesto gracias a las prácticas de contratación, reclutamiento y asociación intencionadas. “Trabajo con mujeres increíbles que han sido de gran ayuda”, dijo Li. “Hay que buscar personas que realmente te respeten y reconozcan tus habilidades”.

La inversora Web3 y cofundadora de Ola Guild Games, Clara Bullrich, describe esta estrategia como la creación de una “burbuja de confianza”.

“Lo que para mí es práctico es enfocarme en mi trabajo y confiar en lo que puedo cambiar, en lugar de centrarme en lo que sea que está fuera de mi control”, señaló Bullrich. “Estoy intentando crear y motivar ese tipo de pensamiento en las personas que me rodean”.

Encontrar una comunidad de apoyo

La comunidad es el epicentro de la Web3, y encontrar una red de profesionales y colegas que comparta las visiones y brinde apoyo es fundamental para todas las personas que crean en el espacio.

“La Web3 se centra y prospera en la comunidad”, sostuvo Maule. “Puedes tener un excelente producto y una gran cantidad de inversiones pero si no te enfocas en su comunidad, no podrás llegar muy lejos”.

A Devon Martens, ingeniera principal de blockchain en la plataforma de tokens no fungibles (NFT, por sus siglas en inglés) Sweet, le gustan las conferencias, las reuniones y los eventos en la vida real que unen a mujeres creadoras de todo el mundo. “Existen movimientos activos para apoyar a las mujeres en el mundo de las criptomonedas. Eso me parece algo bueno”, expresó.

Según el estudio de BCG, la cantidad de mujeres que hablan en las conferencias sobre Web3 es tres veces más alta que la de los hombres, una estadística que plantea que la visibilidad de las mujeres está creciendo en las conferencias, algo que puede ser un primer paso importante para lograr la verdadera igualdad en los puestos de liderazgo y fundacionales.

Maule también valora la cantidad de organizaciones y comunidades lideradas por mujeres que motivan la educación y la diversidad en la Web3. Además, recomienda a los recién llegados que se familiaricen con grupos como SheFi, Web3 Familia, Black@, Boys Club, Blu3 DAO, H.E.R DAO y Friends With Benefits.

Ocupar puestos técnicos en un campo dominado por hombres

El estudio de BCG mostró que es más probable que las fundadoras lancen startups Web3 en segmentos creativos y sociales, a pesar de que los puestos técnicos siguen estando dominados por hombres. Solo el 12% de las posiciones técnicas en Web3 están ocupadas por mujeres, lo que representa una cifra menor que el número de puestos técnicos en otros campos CTIM.

Aun así, la blockchain es lo que una vez Maggie Love, fundadora de la comunidad mundial de educación SheFi, describió como “inherentemente feminista”. La idea de una red financiera que no tiene fronteras ni permisos en la que cualquiera —independientemente de su puntaje crediticio, ocupación, experiencia o patrimonio neto— puede participar es mucho más inclusiva que la industria de las finanzas tradicionales (TradFi, por sus siglas en inglés), lo que convierte al desarrollo de blockchain en una habilidad valiosa para que las mujeres aprendan.

Martins contó que ella empezó a aprender Solidity, un lenguaje de programación para escribir contratos inteligentes, mirando videos gratuitos en YouTube. Explicó que la oferta tradicional de enseñanza de programación puede costar miles de dólares pero gracias al crecimiento de la Web3, la educación en blockchain suele ser gratuita y de financiación colectiva.

“A veces, una cadena patrocina un curso para que la gente pueda aprender”, agregó. “También puedes comenzar con videos de YouTube. [El canal] Eat The Blocks tiene varios que son gratuitos y, además, ofrece entrenamiento relativamente barato”.

Lisa Seacat DeLuca, directora ejecutiva de ingeniería en el servicio descentralizado de dominios Unstoppable Domains y antigua ejecutiva de IBM, comparte la mirada de Martins: “Hoy en día, que todo es de código abierto, puedes ver ejemplos de los contratos de otras personas. Creo que es más fácil sumarse en la Web3 que en la Web2. En cuanto a la ingeniería de software y al talento que buscas, es muy similar”.

DeLuca, cuyo porfolio incluye más de 800 solicitudes de patentes y quien fue reconocida por IBM como una de las inventoras más prolíficas, escribió su primer contrato inteligente durante la Navidad de 2022.

Fomentar la colaboración en la Web3

Cada una de las mujeres entrevistadas para este artículo resaltaron la importancia de la colaboración dentro del sector de la Web3. Como sucede en cualquier otro ecosistema saludable, los entornos laborales colaborativos se fortalecen cuando más de un punto de vista se ve representado.

“No se trata solamente de género”, opinó Leah Callon Butler, directora de la consultora de blockchain Emfaris. “Necesitamos diversidad en términos de raza y etnia, cultura, religión, edad, sexualidad y mucho más”.

Y DeLuca está de acuerdo: “Podrías tener una sala repleta de mujeres, y aun así perderte de algo si todas tienen la misma mentalidad y enfrentan los problemas de la misma manera”.

Aunque la representación puede ser el primer paso, el lugar de trabajo también debe propiciar intercambios sanos y productivos entre las personas con diferentes perspectivas. El estudio de BCG enumera cinco medidas que pueden ayudar a abordar los desequilibrios en cuanto al género y a motivar un espacio de trabajo más inclusivo entre las empresas Web3. Entre estas recomendaciones se encuentra priorizar los datos que representen la diversidad en todos los departamentos y niveles de liderazgo de la empresa, incluir a mujeres y personas no binarias en los equipos de inversión, diseñar experiencias de marca accesibles, construir entornos de apoyo y crear normativas que defiendan la diversidad, igualdad e inclusión de todo tipo.

“Cuando carecemos de diversidad, tenemos menos perspectivas en las que apoyarnos, lo que significa que los desafíos no se comprenden completamente, las oportunidades se dejan pasar y las soluciones que desarrollamos son menos sólidas”, comentó Butler. “Cuanta más diversidad haya, más ángulos tendremos para mirar al mundo. En última instancia, esto es bueno para todos”.

A medida que la Web3 continúa cambiando y expandiéndose, las mujeres tienen el poder de dirigir un espacio más diverso e inclusivo que pueda representar las ideas y los valores de muchas comunidades.

“Las mujeres son líderes y organizadoras naturales, y pronto representaremos al menos la mitad de los titulares de criptomonedas a nivel mundial”, añadió Maule. “No hay Web3 sin nosotras”.

Este artículo fue traducido por Natalia Paulovsky.