Anuncios

Objetivos a corto y largo plazo, la mejor forma de afrontar la digitalización

Todas las industrias y modelos de negocio se enfrentan contantemente a diferentes cambios, especialmente por el impulso de la digitalización y la implementación de nuevas tecnologías, que se han convertido en ejes principales para mantenerse vigentes ante las tendencias y variaciones del mercado.

Estamos en un mundo donde la tecnología es esencial, prácticamente para todo tipo de negocio en el mundo, en algún momento este desarrollo representó puntos muy específicos en los proyectos, pero hoy está presente en cada unidad de negocio, por eso es importante que las empresas se enfoquen mucho en la innovación, la digitalización y la implementación de nuevas tecnologías”, comentó  Jim Bailey CEO en América de Capgemini.

El especialista mencionó que la mejor forma en que las empresas pueden afrontar su proceso de digitalización e implementación de tecnología es a través de la combinación de una visión a largo y corto plazo.

“Para la visión a largo plazo pongo como ejemplo a la industria automotriz, debido a que algunas marcas ya anunciaron que se acerca el día en el que dejarán de construir motores a combustión y sólo harán eléctricos, entonces tienen una visión y objetivos claros, que brinda certezas; sin embargo, siguen trabajando en mejorar sus productos actuales y se adaptan a las necesidades y variaciones del momento, como presiones económicas y temas políticos que orillan a las empresas a preocuparse por sus inversiones a corto plazo”, indicó Bailey en entrevista durante el World Business Forum (WOBI) México 2023.

PUBLICIDAD

El directivo explicó que afrontar los cambios sigue siendo el mayor reto de las empresas, debido a la velocidad con la que se presentan soluciones de automatización, Inteligencia Artificial, conducción automática, entre otros que hoy son parte fundamental de su operación diaria.

“Todas estas tecnologías orillan a las empresas a reinventar completamente su forma de operar, porque hay muchas compañías que fueron creadas hace 50 años en un mundo que era muy diferente al actual, entonces toda esta evolución los lleva a cambiar su perspectiva de producción, ventas y cercanía con los clientes. El reto sigue siendo el mismo que teníamos hace una generación, cómo gestionar y manejar el cambio, para seguir vigentes y habilitar a nuestros colaboradores en esa inercia”, mencionó Bailey.

 

Mayor y mejor relación con los clientes

La tecnología ha permitido que las empresas tengan mayor cercanía con sus clientes, y a partir de la implementación de Inteligencia Artificial es posible saber cuáles son sus preferencias y hábitos de consumo, al mismo tiempo, existe la posibilidad de brindarles una atención personalizada que abre la puerta a una mejor experiencia durante el proceso de compra o adquisición de servicio.

Hay muchos ejemplos de cómo la digitalización y la tecnología han impactado directamente en la forma de vender de las compañías, unos de los más claros fueron durante la pandemia, cuando de la noche a la mañana todo cerró y los restaurantes no tenían cómo vender sus productos y básicamente dependieron de la tecnología para vender a través de aplicaciones. Algunas empresas estaban preparadas para afrontar el cambio, pero otras no y tuvieron que adoptarlo de una forma rápida para mantener la relación con los clientes”, enfatizó Bailey.

Así mismo, el especialista mencionó que, en muchos establecimientos de comida, la venta a través de canales digitales era un porcentaje muy bajo, pero hoy pueden llegar a representar hasta un tercio de sus ganancias anuales y este efecto se da en gran medida a los programas de lealtad e interacción que se generaron a través de la tecnología, con lo que se resalta la importancia de la digitalización en una compañía.