Anuncios
U.S. markets close in 2 hours 53 minutes
  • S&P 500

    5,309.53
    +1.40 (+0.03%)
     
  • Dow Jones

    39,816.11
    +9.34 (+0.02%)
     
  • Nasdaq

    16,788.61
    -6.27 (-0.04%)
     
  • Russell 2000

    2,097.20
    -5.30 (-0.25%)
     
  • Petróleo

    79.00
    -0.80 (-1.00%)
     
  • Oro

    2,426.40
    -12.10 (-0.50%)
     
  • Plata

    32.07
    -0.36 (-1.10%)
     
  • dólar/euro

    1.0855
    -0.0006 (-0.05%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4040
    -0.0330 (-0.74%)
     
  • dólar/libra

    1.2708
    +0.0002 (+0.01%)
     
  • yen/dólar

    156.1720
    -0.0240 (-0.02%)
     
  • Bitcoin USD

    69,799.95
    +1,698.20 (+2.49%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,520.31
    +31.77 (+2.14%)
     
  • FTSE 100

    8,416.45
    -7.75 (-0.09%)
     
  • Nikkei 225

    38,946.93
    -122.75 (-0.31%)
     

Esta película de Marvel decepcionó y le hizo ganar a Disney una ganga de US$ 67 millones

Mucho antes de las recientes huelgas de guionistas y actores, Marvel Studios ya estaba ya estaba contra las cuerdas. En julio de 2021, el estudio que antaño no podía equivocarse mal estrenó Black Widow, una aventura de acción sobre la superespía homónima interpretada por Scarlett Johansson.

Decir que a Black Widow  le faltó fuerza es quedarse corto, ya que, según los archivos publicados recientemente que, aunque recaudó 379,8 millones de dólares, sus beneficios fueron de sólo 67 millones.

¿Qué pasó con Black Widow?

En el mundo prepandémico, la película habría sido un éxito seguro ya que el personaje era inmensamente popular en las anteriores películas de Marvel. Sin embargo, el público post-pandémico no busca más de lo mismo, sino algo un poco diferente, como demuestra el reciente fenómeno "Barbenheimer".

PUBLICIDAD

Black Widow no solo era otra película de superhéroes más, sino que se centraba en un personaje que murió en Avengers: Endgame de 2019, por lo que su arco argumental ya estaba completo. La película estaba ambientada mucho antes de Endgame por lo que el público sabía que Black Widow superaría la aventura dándole aún menos tensión de lo habitual.

Marvel, Disney+, Scarlett Johansson
Sin embargo, el público post-pandémico no busca más de lo mismo, sino algo un poco diferente, como demuestra el reciente fenómeno "Barbenheimer".

Su estreno se retrasó más de un año debido a la pandemia y, cuando finalmente se estrenó en julio de 2021, Disney tomó la polémica decisión de estrenarla simultáneamente en su plataforma de streaming Disney+, donde los suscriptores podían acceder a ella durante un mes con un cargo adicional de 29,99 dólares.

La Asociación Nacional de Propietarios de Teatros arremetió contra la decisión y la culpó de una caída del 67% en la recaudación de taquilla en el segundo fin de semana de la película, convirtiéndola en la de peor rendimiento de Marvel en ese periodo. Según Deadline, la película fue pirateada más de 20 millones de veces, lo que supuso una pérdida de ingresos para Disney de unos 600 millones de dólares. El estudio no fue el único perdedor.

La demanda de Scarlett Johansson

El contrato de Johansson le otorgaba una parte de la recaudación de las salas de cine, que se vio mermada por el estreno simultáneo en streaming. Johansson demandó a Disney y algunas fuentes declararon a The Wall Street Journal que había perdido más de 50 millones de dólares debido a la estrategia de estreno de Disney.

Aunque finalmente se llegó a un acuerdo, los tribunales revelaron que, durante el mes en que Black Widow se estrenó en Disney+, recaudó más de 125 millones de dólares en Internet.

Marvel, Disney+, Scarlett Johansson
Johansson demandó a Disney y algunas fuentes declararon a The Wall Street Journal que había perdido más de 50 millones de dólares debido a la estrategia de estreno de Disney.

Mientras el mundo seguía sumido en las garras de la pandemia, Black Widow sólo recaudó 379,8 millones de dólares en los cines, lo que supone la trigésima peor cifra de todas las 32 películas de Marvel. Los cines se llevan el 50% del botín y los estudios reciben el resto, lo que da a Disney 189,9 millones de dólares de Black Widow. Combinado con los ingresos por Internet, la recaudación total es de 314,9 millones de dólares, lo que deja a Disney con uno de los beneficios más bajos que haya generado nunca ninguna de sus películas de Marvel.

Para calcular los beneficios hay que saber cuánto costó hacer la película, lo que suele ser un secreto muy bien guardado. Los estudios tienden a absorber los costes de las películas individuales en sus gastos generales y no los desglosan individualmente en sus estados financieros. Las excepciones son las rodadas en el Reino Unido, entre ellas Black Widow.

Las películas rodadas en el Reino Unido se benefician del plan de desgravación fiscal para el cine del gobierno británico, que permite a los estudios solicitar un reembolso en efectivo de hasta el 25% del dinero que gastan en el país.

Al menos el 10% de los costes básicos de la producción deben estar relacionados con actividades en el Reino Unido y, para demostrarlo al gobierno, los estudios suelen crear ahí una Film Production Company (FPC) independiente para cada película.

Marvel, Disney+, Scarlett Johansson
Para calcular los beneficios hay que saber cuánto costó hacer la película, lo que suele ser un secreto muy bien guardado. Los estudios tienden a absorber los costes de las películas individuales en sus gastos generales y no los desglosan individualmente en sus estados financieros.

Estas FPC tienen que presentar estados financieros públicamente accesibles que muestren todo, desde la plantilla y los salarios hasta el coste total de la producción y la cantidad de reembolso en efectivo que reciben.

La normativa gubernamental establece que cada FPC debe ser "responsable de la preproducción, la fotografía principal y la postproducción de la película; y de la entrega de la película terminada". En consecuencia, no hay duda de que sus estados financieros muestran todos los costes de cada película. Ni siquiera es posible que los estudios oculten costes en otras empresas, ya que la ley también establece que sólo puede haber un FPC por cada película.

Las empresas suelen tener nombres en clave para no llamar la atención de los aficionados cuando solicitan permisos para rodar fuera de sus instalaciones. La filial de Disney detrás de Black Widow se llama Romanoff Productions UK en un guiño a la identidad secreta de la heroína, Natasha Romanoff.

Sus estados financieros muestran que Disney gastó un total de 288,5 millones de dólares (229,3 millones de libras) en la realización de Black Widow. Es un 44,3% más de su presupuesto estimado, y uno de los mayores costes es el total de 12 millones de dólares (9,4 millones de libras) pagados al equipo, que alcanzó un máximo de 397 personas.

No parece que se debiera a la pandemia, ya que los estados financieros confirman que "el coste final de la película superó el presupuesto".

Marvel, Disney+, Scarlett Johansson
La filial de Disney detrás de Black Widow se llama Romanoff Productions UK en un guiño a la identidad secreta de la heroína, Natasha Romanoff.

Aunque no está claro por qué la película superó el presupuesto, no cabe duda de cómo el equipo de producción consiguió mitigar el impacto de esta situación.

La mano amiga vino del gobierno británico, que concedió a Black Widow un reembolso en efectivo de 41 millones de dólares (32,6 millones de libras), según los estados financieros. Combinado con los 314,9 millones de dólares de recaudación, da a la película unos ingresos totales de 355,9 millones de dólares, lo que la deja con un beneficio de sólo 67,4 millones de dólares una vez deducidos los 288,5 millones de dólares de costos.

Como revelamos, Marvel incluso obtuvo un beneficio de 183,4 millones de dólares con Doctor Extraño en el Multiverso de la Locura, que no fue considerada un éxito rotundo, y que también se estrenó durante la pandemia.

Es cierto que Black Widow estuvo disponible en Disney+ de forma gratuita desde octubre de 2021, por lo que técnicamente podría impulsar los ingresos por suscripción. Sin embargo, no hay forma de saber si los clientes se suscribieron solo para ver esa película, ya que también obtienen acceso a todos los demás contenidos de Disney.

Del mismo modo, los ingresos totales se refieren únicamente al tiempo de exhibición de la película, por lo que no incluyen los ingresos por entretenimiento doméstico, como las ventas de Blu Ray y DVD.

Marvel, Disney+, Scarlett Johansson
Black Widow estuvo disponible en Disney+ de forma gratuita desde octubre de 2021, por lo que técnicamente podría impulsar los ingresos por suscripción.

Sin embargo, por otro lado, se entiende que los costes no incluyen la comercialización de la película, ya que las normas del gobierno del Reino Unido establecen que "no hay ningún requisito" para que esto aparezca en los estados financieros. No hay indicios de que así sea. De hecho, parece muy poco probable, ya que los equipos de marketing de los estudios promocionan varias películas al mismo tiempo, por lo que sus salarios no podrían asignarse a cada una de ellas.

Esta opinión está respaldada por los estados financieros, ya que describen claramente la empresa como "dedicada a la producción" de películas. En consecuencia, deberían mostrar los costes de producción con los gastos de marketing incurridos por separado por el estudio.

Sin embargo, quizás el mayor coste que no aparece en los estados financieros es el acuerdo con Johansson. Según fuentes consultadas por Deadline, su indemnización superó los 40 millones de dólares, por lo que es posible que Black Widow no obtuviera beneficio alguno. Esto sentó las bases para la nueva era de mediocres resultados financieros de Marvel, y puede que tenga que usar todos sus poderes para revertir la situación.

Hace sólo cuatro años, Marvel Studios era una de las mayores fuentes de ingresos de Disney. Sus películas no sólo eran las favoritas de la crítica, sino que también eran números uno rentables y cada una de ellas generaba a menudo cientos de millones de dólares de beneficios. Entonces llegó la pandemia.

Marvel, Disney+, Scarlett Johansson
Sin embargo, quizás el mayor coste que no aparece en los estados financieros es el acuerdo con Johansson. Según fuentes consultadas por Deadline, su indemnización superó los 40 millones de dólares.

El covid-19 hizo mucho más daño a los estudios de cine que bajar temporalmente el telón de los cines. Obligó a equipos de postproducción muy unidos a trabajar desde casa, mientras que los actores tenían que seguir estrictos protocolos médicos para poder entrar en el set. Las proyecciones de prueba tuvieron que hacerse por Internet, lo que provocó una abundancia de filtraciones, con tramas muy precisas que aparecían en la red a veces meses antes del estreno.

La moral se resintió, los costos se dispararon y las producciones sufrieron repetidos retrasos. Lo mismo ocurrió con las fechas de estreno, ya que los cines volvieron a abrir sus puertas a distintas horas y con diferentes capacidades en todo el mundo. Para compensar, los estudios estrenaron películas en sus propias plataformas de streaming, lo que planteó problemas a corto y largo plazo.

A corto plazo, enfureció a los propietarios de salas de cine, ya que les dificultaba aún más recuperarse del cierre. Los actores que recibían una parte de la taquilla de sus películas también se opusieron, ya que los abonados al streaming suelen pagar por acceder a toda la biblioteca del estudio y no a películas sueltas. Poner todo el contenido en plataformas en línea también creó un problema a largo plazo, ya que dio a los piratas una ventanilla única en la que colarse.

La combinación de estos factores hizo tambalearse a Marvel, que lanzó una serie de decepciones en taquilla en los últimos años.

Marvel, Disney+, Scarlett Johansson
Los actores que recibían una parte de la taquilla de sus películas también se opusieron, ya que los abonados al streaming suelen pagar por acceder a toda la biblioteca del estudio y no a películas sueltas.

Ahora se critica a sus películas por sus imágenes generadas por ordenador de baja calidad, ya que el exceso de series en streaming sobrecargó de trabajo a los artistas de efectos visuales. Su abultado catálogo también provocó el cansancio de los consumidores, mientras que la naturaleza interconectada de las tramas, que en su día fue la baza más fuerte de Marvel, se convirtió en su mayor lastre, ya que significa que si los espectadores se pierden una película, es posible que no vean las siguientes entregas por miedo a no entenderlas.

El punto más bajo llegó en marzo de este año con la detención del actor de Marvel Jonathan Majors, que interpreta a un conquistador que viaja en el tiempo llamado Kang. Este acontecimiento inesperado lanzó los planes de Marvel a la incógnita, ya que Kang está en el centro de muchas de sus próximas películas. Majors fue detenido por cargos de violencia doméstica que él niega y tendrá la oportunidad de explicar por qué cuando vaya a juicio en septiembre.

Dos meses después de su detención, Marvel estrenó Guardianes de la Galaxia Vol. 3, que se convirtió en su película más taquillera del año hasta la fecha, con una recaudación total de 845,5 millones de dólares, según los analistas del sector Box Office Mojo. Sin embargo, incluso ese fue un hito agridulce, ya que James Gunn, que encabezó la serie Guardianes, dejó Marvel para dirigir la rival DC Studios.

*Con información de Forbes US