Anuncios
U.S. markets open in 46 minutes
  • F S&P 500

    5,051.00
    -56.50 (-1.11%)
     
  • F Dow Jones

    38,280.00
    -400.00 (-1.03%)
     
  • F Nasdaq

    17,409.25
    -255.25 (-1.44%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    1,995.50
    -11.30 (-0.56%)
     
  • Petróleo

    83.18
    +0.37 (+0.45%)
     
  • Oro

    2,336.90
    -1.50 (-0.06%)
     
  • Plata

    27.36
    +0.01 (+0.05%)
     
  • dólar/euro

    1.0695
    -0.0006 (-0.05%)
     
  • Bono a 10 años

    4.6600
    +0.0080 (+0.17%)
     
  • Volatilidad

    16.33
    +0.36 (+2.25%)
     
  • dólar/libra

    1.2478
    +0.0016 (+0.13%)
     
  • yen/dólar

    155.6470
    +0.4180 (+0.27%)
     
  • Bitcoin USD

    63,730.39
    -2,864.11 (-4.30%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,361.83
    -20.74 (-1.50%)
     
  • FTSE 100

    8,101.25
    +60.87 (+0.76%)
     
  • Nikkei 225

    37,628.48
    -831.60 (-2.16%)
     

Quién podría prestarle a Trump 540 millones de dólares

Estar en los zapatos de Donald Trump es cada vez más caro. El ex presidente es multimillonario, pero ahora debe unos 454 millones de dólares (y subiendo, con más de 110.000 dólares de intereses acumulados al día) al Estado de Nueva York después de que un juez declarara a sus empresas culpables de fraude reiterado.

Trump también debe unos 88 millones de dólares a la escritora E. Jean Carroll por veredictos de abuso sexual y difamación contra él.

El ex presidente presentó el lunes una notificación de apelación en el caso de fraude. Pero si quiere evitar que la fiscal general de Nueva York, Letitia James, embargue sus bienes para obligarle a pagar, tendrá que ingresar el dinero que debe en una cuenta controlada por el tribunal mientras se apela el caso o depositar una fianza de apelación. Con una fianza, una tercera empresa garantizaría la capacidad de Trump para pagar.

Donald Trump

Trump tiene alrededor de 400 millones de dólares en efectivo y otros activos líquidos, según la estimación más reciente de Forbes. Eso no será suficiente para cubrir toda su factura del estado de Nueva York, y desde luego no lo suficiente para cubrir lo que debe de ambos casos. Además, es probable que no quiera subir todo su efectivo a la vez. Pero, para Trump, recaudar dinero de otros no será tan fácil como antes.

PUBLICIDAD

Como dice un multimillonario a Forbes, el ex presidente, que tiene un historial de estafar a socios y declararse en bancarrota, difícilmente es un prestatario ideal. "Trump demanda a todo el mundo", dice el multimillonario, que pidió permanecer en el anonimato. "¿Y si pone el activo en quiebra? La mayoría dirá 'no voy a negociar con este tipo'".

Trump tiene muchos activos para subir como garantía, incluidas 27 propiedades libres de hipotecas que valen en conjunto más de 1.100 millones de dólares. Sin embargo, según los términos de la sentencia por fraude contra él, tiene prohibido durante tres años pedir préstamos a cualquier institución financiera "constituida o registrada en el Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York".

Deutsche Bank

Eso deja fuera de juego a varios bancos con los que trabajó a lo largo de los años, entre ellos el Deutsche Bank, UBS y Bryn Mawr Trust Company. El Deutsche Bank, que fue nombrado en la demanda del fiscal general y declinó hacer comentarios para este reportaje, ya había decidido cortar lazos con Trump mucho antes de que se anunciara la decisión del juez.

"Dado el creciente riesgo para la reputación que supone hacer negocios con Trump, sospecho que cada vez tiene que tratar más con prestamistas relativamente poco convencionales, como personas adineradas, empresas financieras de capital cerrado y entidades extranjeras no sujetas a las leyes o regulaciones bancarias estadounidenses", afirma Bert Ely, académico adjunto del Centro de Alternativas Monetarias y Financieras del Instituto Cato y director de Ely & Co. Inc, una consultoría bancaria. "Quiénes podrían ser es una incógnita".

Evan Gotlob, socio del bufete de abogados Saul Ewing, apuesta por Oriente Medio y China. "Hay muchos bancos en los EAU, el nuevo Wall Street, así como en países como Arabia Saudí. También tiene estrechos vínculos con China", señala Gotlob. "Esto le pone las esposas, pero no le corta las piernas".

Wilbur Ross y Donald Trump

Incluso Wilbur Ross, ex secretario de Comercio de Trump, está de acuerdo, diciendo que cree que "los bancos extranjeros" estarán encantados de ayudar a Trump. "El Deutsche Bank [fue] un gran prestamista para él en los viejos tiempos", dice Ross, que él mismo mintió durante años sobre ser multimillonario. "Hay muchos bancos".

Trump tiene muchas conexiones en el extranjero. Tiene una sociedad recién acuñada con una empresa inmobiliaria saudí y con el gobierno de Omán. Su yerno Jared Kushner, por su parte, se acercó al príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed bin Salman.

Según se informa, la empresa de capital privado de Kushner, de casi dos años de antigüedad, recibió una inversión de 2.000 millones de dólares del fondo soberano de Arabia Saudí. Por supuesto, tomar este camino plantearía nuevas preguntas sobre sus socios comerciales y conflictos de intereses justo en medio de unas elecciones, pero eso probablemente no disuadirá a Trump, sobre todo teniendo en cuenta los obstáculos que tendría que saltar en casa.

Mohammed bin Salman

Todavía hay algunas opciones en EE.UU. Axos Bank es un contendiente obvio. El prestamista con sede en San Diego, en gran parte online, que tiene 22.000 millones de dólares en activos, prestó a Trump 225 millones de dólares en 2022 para refinanciar dos propiedades inmobiliarias, y su CEO, Gregory Garrabrants, hizo donaciones a la campaña de Trump de 2020.

Axos no respondió a las peticiones de comentarios de Forbes sobre si seguiría prestando a Trump, aunque legalmente está en su derecho de hacerlo, dice Milana Dostanitch, abogada de Lipsky Lowe LLP con sede en Nueva York.

"La entidad californiana de Axos Bank no estaría constituida ni registrada en el NYSDFS [Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York], lo que significa que Trump y sus organizaciones también son libres de hacer negocios con ellos", dice Dostanitch.

Axos Bank

"La sentencia está redactada de forma restrictiva y no parece lo bastante amplia como para abarcar el negocio de California", añadió. Las restricciones a los préstamos, sin embargo, limitan los préstamos de Axos a 301 millones de dólares a cualquier prestatario, lo que significa que sólo podría conceder otros 75 millones a Trump.

Otra opción nacional podría ser Ladder Capital, un fondo de inversión inmobiliaria de 5.500 millones de dólares con tres préstamos a Trump en este momento en Wall Street, Trump International Hotel and Tower y Trump Plaza, según la última declaración financiera del candidato presidencial.

Pero Ladder Capital, que no respondió a una solicitud de comentarios, no financió ninguno de los acuerdos más recientes de Trump, en Trump Tower y Trump National Doral. No está claro si la firma, que recibió mucho escrutinio por sus conexiones con Trump, querría profundizar su relación con el ex presidente. (Aunque Ladder Capital tiene su sede en Nueva York, no está registrada en el Departamento de Servicios Financieros del estado y, por tanto, técnicamente podría prestar más a Trump).

Phil Ruffin magnate

Si Trump no puede encontrar bancos dispuestos a moverse con la suficiente rapidez, puede intentar recurrir a inversores ricos y a megadonantes republicanos multimillonarios que no sólo tengan dinero en efectivo, sino también un incentivo para hacerse querer por un posible futuro presidente. Trump tiene desde luego sus amigos ricos.

Por ejemplo, Phil Ruffin, un magnate inmobiliario de Las Vegas y viejo amigo de Trump. Ambos se conocieron en la década de 1990 y se convirtieron en amigos rápidamente. "Fui a Rusia con él", dijo Ruffin a Forbes en 2017. "Tomamos mi avión". Trump fue el padrino de Ruffin en 2008 cuando se casó con su esposa, Oleksandra, una ex Miss Ucrania que es 47 años menor que él (ahora tiene 88.)

Ruffin y Trump también son socios comerciales. Desarrollaron el Trump International Hotel de Las Vegas, una torre de cristal dorado en el Strip de Las Vegas donde todavía son copropietarios de cientos de condominios. La mitad de Trump vale 60 millones de dólares, y Ruffin - él mismo multimillonario - podría desde luego permitirse prestarle dinero a Trump contra su participación, o incluso comprarle su parte. Ruffin no respondió a las solicitudes de comentarios.

Andrew Beal  millonario

Andrew Beal, un multimillonario de la banca con sede en Texas y con un valor estimado de 14.900 millones de dólares, es otro de los partidarios de Trump desde hace tiempo que podría subir. Su holding Beal Financial Corp controla dos filiales bancarias y de ahorro separadas, Beal Bank USA (registrada en Nevada) y Beal Bank, SSB (registrada en Texas), cualquiera de las cuales podría prestar a Trump, al igual que el propio Beal. Beal se negó a hacer comentarios.

También está el multimillonario de las telecomunicaciones Kenny Troutt, quien, además de dar casi 2 millones de dólares a las campañas presidenciales de Trump, fue al parecer uno de los primeros inversores en Truth Social, el sitio de redes sociales de Trump. Troutt no respondió a la solicitud de comentarios de Forbes al cierre de esta edición.

Forbes se puso en contacto con más de 10 multimillonarios vinculados a Trump, entre ellos Isaac Perlmutter, al parecer ex alto asesor de Trump en el Departamento de Asuntos de los Veteranos, amigo de Mar-a-Lago y promotor del Super PAC de Trump; el magnate de los casinos Steve Wynn, amigo y donante de Trump desde hace mucho tiempo; y Vivek Ramaswamy, el empresario de biotecnología que moldeó su altisonante política de extrema derecha sobre la de Trump y a veces hace campaña por él. Wynn y Ramaswamy no hicieron comentarios, y el resto no respondió a la pregunta de Forbes sobre si prestarían dinero a Trump.

Donald Trump, Truth Social

Truth Social es también otro posible salvavidas para Trump. A principios de este mes, la Comisión de Bolsa y Valores autorizó la fusión entre Trump Media & Technology Group (la sociedad de cartera de Truth Social) y Digital World Acquisition Corp., un vehículo de adquisición con fines especiales, tras un largo retraso.

"Recibirá mil millones de dólares en acciones del SPAC", predice Wilbur Ross. (Las acciones están sujetas a un bloqueo de seis meses después de la fusión, aunque la empresa puede renunciar a la restricción). "Presumiblemente eso es una garantía, además de sus bienes inmuebles", agregó.

Donald Trump

En última instancia, cualquier institución o persona que intervenga para ayudar a Trump asume un alto grado de incertidumbre. "Cualquier prestamista que haga un préstamo a Donald Trump, esté donde esté regulado, tiene el potencial de verse enredado en una disputa con este juicio", dice David Pratt, socio de Dallas especializado en instituciones financieras del bufete Bradley.

"Trump tiene más experiencia lidiando con situaciones financieras complicadas que probablemente nadie en el mundo", dice Ross, que trabajó para recapitalizar uno de los casinos de Trump en Atlantic City hace 27 años, antes de que Trump le nombrara secretario de Comercio. "Me sorprendería mucho si no fuera capaz de encontrar una solución a esta", concluyó.

Con informes de Zach Everson y Luisa Kroll

Nota publicada en Forbes US.