Anuncios
U.S. markets open in 6 hours 52 minutes
  • F S&P 500

    5,068.25
    -39.25 (-0.77%)
     
  • F Dow Jones

    38,580.00
    -100.00 (-0.26%)
     
  • F Nasdaq

    17,418.00
    -246.50 (-1.40%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,009.20
    +2.40 (+0.12%)
     
  • Petróleo

    82.96
    +0.15 (+0.18%)
     
  • Oro

    2,331.00
    -7.40 (-0.32%)
     
  • Plata

    27.23
    -0.12 (-0.42%)
     
  • dólar/euro

    1.0726
    +0.0025 (+0.24%)
     
  • Bono a 10 años

    4.6520
    +0.0540 (+1.17%)
     
  • Volatilidad

    15.97
    +0.28 (+1.78%)
     
  • dólar/libra

    1.2493
    +0.0030 (+0.24%)
     
  • yen/dólar

    155.6260
    +0.3970 (+0.26%)
     
  • Bitcoin USD

    64,368.46
    -2,278.33 (-3.42%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,390.78
    +8.21 (+0.59%)
     
  • FTSE 100

    8,040.38
    -4.43 (-0.06%)
     
  • Nikkei 225

    37,628.48
    -831.60 (-2.16%)
     

Rusia ha encontrado una forma muy eficaz para burlar las sanciones internacionales

El 24 de febrero de 2022, las tropas de Rusia invadían Ucrania, dando comienzo una guerra que se presuponía corta. Han pasado más de dos años y ambos contendientes siguen los combates. Mientras que los rusos buscan controlar completamente las regiones de Donetsk y Lugansk, los ucranianos intentan resistir y recuperar el territorio perdido.

Un conflicto que ha tenido amplias repercusiones a nivel global. La mayoría de países occidentales apoyaron a Ucrania e impusieron numerosas sanciones contra Rusia, con el objetivo de provocar un colapso económico en el país liderado por Putin. Tampoco faltó la asistencia, en forma de dinero y material militar, para los ucranianos. Este factor diferencial ha ayudado a que Ucrania haya podido aguantar tanto tiempo.

Rusia está consiguiendo esquivar parte de las sanciones por la guerra de Ucrania. (Photo by Contributor/Getty Images)
Rusia está consiguiendo esquivar parte de las sanciones por la guerra de Ucrania. (Photo by Contributor/Getty Images) (Contributor via Getty Images)

Las sanciones han afectado, como no podía ser de otro modo, a la economía rusa. Ya en el año 2022, su producto interno bruto cayó un 2,1%, según revelan el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Sin embargo, Putin está siendo capaz igualmente de saltarse algunas de ellas, tal y como cuenta Bloomberg.

PUBLICIDAD

Concretamente, está pudiendo acceder a tecnologías avanzadas, como semiconductores y productos electrónicos que está usando en armamento. Se han encontrado en misiles y también en otros sistemas militares que han utilizado para atacar a Ucrania y lo han confirmado funcionarios familiarizados con el asunto.

Una vez que se sabe que está consiguiendo estos productos sancionados, la única duda reside en saber cómo está pudiendo saltarse estas restricciones. Y la respuesta es clara y tiene dos ramas: a través de empresas y de terceros países

Se trata de millones de euros en productos sensibles que están llegando de la Unión Europea, a pesar de las sanciones.

Por un lado, los datos muestran que las filiales y las subcontratas de algunas empresas europeas están produciendo artículos sancionados y los exportan a Rusia a través de intermediarios en otros países. Los principales fabricantes han señalado en repetidas ocasiones que no exportan al país de Putin, pero si, por ejemplo, se exporta esa tecnología a una empresa china y esta luego se la vende a Rusia, se han esquivado las sanciones.

Una tienda en un centro comercial de Rusia. (REUTERS/Alexander Marrow)
Una tienda en un centro comercial de Rusia. (REUTERS/Alexander Marrow) (REUTERS / Reuters)

Por el otro, hacen su aparición una serie de terceros países que comercian regularmente con la Unión Europea y también con Rusia. Si estos productos sancionados se venden a ellos y ellos a su vez los mandan para Moscú, una vez más se burlan las restricciones.

Es el caso de naciones como Turquía, Emiratos Árabes Unidos, Serbia, China, Uzbekistán, Kazajistán, Kirguistán y Armenia. Todos ellos comparten buenas relaciones con Moscú y un largo historial de comercio conjunto.

Curiosamente, desde el comienzo de la guerra, el comercio de estos bienes sensibles desde la Unión Europea a Rusia ha colapsado, pero al mismo tiempo, ha aumentado en el mismo ritmo ese mismo comercio con terceros países. Una prueba de que Putin está accediendo a ellos por un camino más largo, pero que puede disponer de esa tecnología avanzada.

No es fácil evitarlo

La UE ha intentado frenar esta realidad haciendo un llamamiento a los países miembros para que refuercen el control de las exportaciones. También ha habido contactos con esos terceros países pidiendo que se limiten las reexportaciones a Moscú, pero lo cierto es que estas medidas no son suficientemente eficaces.

La realidad es que estos envíos son difíciles de rastrear, por lo que no hay mucho que se pueda hacer para poder evitar que Rusia se salte las sanciones.

Sí que hay algunas excepciones para la exportación a Rusia. Se trata de bienes de uso civil y militar para razones como las necesidades humanitarias, las emergencias sanitarias, los desastres naturales y el uso médico.

Aunque los funcionarios reclaman más mano dura a la UE en la aplicación de estas restricciones, la realidad es que Rusia sigue haciendo uso de la tecnología avanzada con sanciones en su guerra con Ucrania. Un factor que, sin duda, puede ser determinante en el desarrollo del conflicto.

Más noticias que te pueden interesar:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

10 años de la anexión de Crimea a Rusia, un hecho que selló el destino de Ucrania