U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,585.62
    -54.85 (-1.51%)
     
  • Dow Jones

    28,725.51
    -500.10 (-1.71%)
     
  • Nasdaq

    10,575.62
    -161.89 (-1.51%)
     
  • Russell 2000

    1,664.72
    -10.21 (-0.61%)
     
  • Petróleo

    79.74
    -1.49 (-1.83%)
     
  • Oro

    1,668.30
    -0.30 (-0.02%)
     
  • Plata

    19.01
    +0.30 (+1.62%)
     
  • dólar/euro

    0.9801
    -0.0018 (-0.19%)
     
  • Bono a 10 años

    3.8040
    +0.0570 (+1.52%)
     
  • dólar/libra

    1.1166
    +0.0043 (+0.38%)
     
  • yen/dólar

    144.7200
    +0.2770 (+0.19%)
     
  • BTC-USD

    19,243.70
    -86.57 (-0.45%)
     
  • CMC Crypto 200

    443.49
    +0.06 (+0.01%)
     
  • FTSE 100

    6,893.81
    +12.22 (+0.18%)
     
  • Nikkei 225

    25,937.21
    -484.84 (-1.83%)
     

“Si la situación se acomoda, las perspectivas son buenas”, dijo el presidente de John Deere Argentina

·4  min de lectura
Sergio Fernández, presidente de John Deere Argentina, en el Congreso de Aapresid
Sergio Fernández, presidente de John Deere Argentina, en el Congreso de Aapresid

ROSARIO.- En medio de las turbulencias de la economía, las empresas del agro tratan de no perder el foco en la incorporación de la tecnología que les permita reducir costos y producir en forma cada vez más sostenible. Una de ellas es John Deere, que desde hace 65 años está instalada en la Argentina para fabricar maquinaria agrícola y que firmó un acuerdo de cooperación con la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid) en el 30° Congreso de la entidad en esta ciudad.

Si la situación se acomoda, las perspectivas son buenas”, expresó el presidente de John Deere Argentina, Sergio Fernández, en una entrevista con LA NACION durante el congreso de Aapresid, al referirse al mercado de la maquinaria agrícola.

Soja: lanzaron una plataforma con foco en atender la demanda por una producción sustentable

Para las ventas de la empresa, explicó, este año se ubicará entre los tres principales en número de unidades vendidas de los últimos diez años. “Tenemos expectativas de que el año que viene sea igual o mejor que este”, dijo aunque reconoció: “Sabemos que estamos en una macroeconomía muy compleja y que el día de mañana puede haber alguna sorpresa; si la situación se acomoda, las perspectivas son buenas”.

Respecto de las restricciones a las importaciones de equipos terminados y componentes de maquinarias por el cepo cambiario que fijó el gobierno nacional, Fernández reconoció que tuvieron limitaciones aunque no afectaron la totalidad del negocio. ”Obviamente generan complicaciones, no es lo mismo tenerlas que no tenerlas”, señaló. “Al margen de algunas demoras, hemos tenido un flujo más que aceptable en componentes de producción y repuestos”, dijo. No obstante, en importaciones de máquinas completas las restricciones “fueron mayores”, señaló.

Más del 90% de nuestro portafolio es de fabricación nacional, el impacto fue bajo”, aclaró, aunque se lamentó: “Que no tengamos una pulverizadora de especificaciones particulares o una cosechadora, uno a lo mejor se queda mal, porque quiere darle esa solución al cliente”.

Al respecto, el presidente de John Deere dijo que buscan “trabajar en conjunto con el Gobierno para explicar cada caso en particular”.

En cuanto a la situación crediticia para la financiación de equipos, Fernández dijo que “no ha sido el mejor año” y destacó: “Estaríamos más confortables con un poco más de oferta de la banca local”. Y explicó que John Deere tiene una compañía financiera propia con la que se vincula con los clientes finales.

Respecto de la posibilidad de impulsar una ley para la fabricación de maquinaria agrícola que proponen las empresas argentinas, Fernández la consideró positiva. “Conceptualmente no estamos en contra, por el contrario creemos que es bueno generar beneficios acorde al contenido local”, sostuvo. ”Nosotros tenemos fabricación de tractores y cosechadoras locales; empezamos en 2012 y hemos cumplido los parámetros de contenido local sin mayores problemas”, señaló. ”Obviamente, depende si te dicen 30% u 80% por ciento, habrá que aggiornarse, pero una ley sería buena no solo para los fabricantes sino para los clientes finales”, añadió.

La firma multinacional apuesta a la tecnología en pulverizadoras
La firma multinacional apuesta a la tecnología en pulverizadoras - Créditos: @John Deere

En foco

“Nuestro foco hoy en día es la tecnología y la conectividad”, explicó Fernández. Esto, dijo, lo hacen desde la plataforma Operations Center que les permite, a su vez, vincularse con más de 50 plataformas complementarias. “Eso equivale a darle una solución al productor para que tenga toda la información necesaria para hacer su trabajo cada vez mejor y agregar valor en una escala cada vez mayor. Vamos hacia una agricultura colaborativa que está avanzando mucho porque hay mucha avidez de los productores”, destacó.

Javier Rodríguez destacó el crecimiento de un programa de buenas prácticas agrícolas en Buenos Aires

Fernández señaló que John Deere adquirió un conjunto de startups en Estados Unidos que les permitieron incorporar tecnologías a la maquinaria agrícola para hacerlas cada vez más inteligentes. “Tenemos el radar listo pensando en otras partes del mundo”, destacó. Un ejemplo de ello fue el de una empresa argentina, King Agro, que desarrolló botalones de fibra de carbono para las pulverizadoras, que fue adquirida por John Deere. En 2017, además, adquirió Blue River, de EE.UU., compañía especializada en robótica e inteligencia artificial en agricultura.

“Presentamos un tractor autónomo que tiene inteligencia artificial y las pulverizadoras con cortes por pico que permiten ahorros en producto de hasta el 80%”, sostuvo.

“Hoy, por ejemplo, las cosechadoras no solo cosechan granos, sino datos, que van a un centro de análisis de datos”, afirmó y explicó que hay una interacción entre quien opera una máquina, el contratista, los técnicos de la compañía y los concesionarios que eventualmente pueden asistir ante algún eventual inconveniente.

El productor argentino está en el primer nivel mundial y más ahora que se está dando un recambio generacional; ves a productor de entre 30 y 35 años que incorpora todas estas nuevas tecnologías”, concluyó.