Anuncios
U.S. markets closed
  • F S&P 500

    5,263.00
    -21.00 (-0.40%)
     
  • F Dow Jones

    38,255.00
    -269.00 (-0.70%)
     
  • F Nasdaq

    18,702.50
    -100.25 (-0.53%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,037.90
    -3.70 (-0.18%)
     
  • Petróleo

    79.33
    +0.10 (+0.13%)
     
  • Oro

    2,333.00
    -8.20 (-0.35%)
     
  • Plata

    31.99
    -0.39 (-1.20%)
     
  • dólar/euro

    1.0801
    -0.0006 (-0.05%)
     
  • Bono a 10 años

    4.6240
    +0.0820 (+1.81%)
     
  • Volatilidad

    14.28
    +1.36 (+10.53%)
     
  • dólar/libra

    1.2697
    -0.0007 (-0.05%)
     
  • yen/dólar

    157.4150
    -0.1600 (-0.10%)
     
  • Bitcoin USD

    68,116.12
    -678.71 (-0.99%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,458.39
    -26.31 (-1.77%)
     
  • FTSE 100

    8,183.07
    -71.11 (-0.86%)
     
  • Nikkei 225

    37,895.88
    -660.99 (-1.71%)
     

‘Super shoes’ para correr, un ejemplo de cómo las empresas nos ‘engañan’ para que gastemos cada vez más dinero

Vista general de los 'super shoes' Nike Vaporfly durante Campeonato Mundial de Atletismo de Doha 2019. Foto:  REUTERS/Ibraheem al Omari
Vista general de los 'super shoes' Nike Vaporfly durante Campeonato Mundial de Atletismo de Doha 2019. Foto: REUTERS/Ibraheem al Omari (REUTERS / Reuters)

Correr, o 'running', como se le llama ahora, es posiblemente uno de los deportes más sencillos y fáciles de practicar que existen. Simplemente tienes que salir a la calle y lanzarte a ello. Por esa misma razón, podrías pensar que es también una de las opciones más accesibles y baratas para aquellos que quieren incorporar algún tipo de ejercicio físico en su vida. Sin embargo, nada más lejos de la realidad.

Desde que Nike desarrollara y lanzara por primera vez unas zapatillas para correr incorporando una placa de carbono en la media suela (aquellas Vaporfly 4%) en el año 2017, todas las marcas se apresuraron a crear su propia versión y apareció una nueva categoría en el mercado llamada 'super shoes'. Además, las empresas empezaron a jugar con esta nueva idea y se sacaron de la manga todo tipo de modelos en los que la clave era la famosa placa de carbono o, en su defecto, una imitación hecha con plástico.

Este camino nos ha traído hasta donde estamos hoy. Si acudes a una tienda a comprarte unas zapatillas para correr, o echas un vistazo por Internet, podrás encontrar una cantidad muy significativa de modelos que rondan los US$200 dólares, la gran mayoría de los 'super shoes' se colocan alrededor de los US$250, y algunos otros ya se van por encima de los 300.

PUBLICIDAD

Lo más gracioso de todo es que la mayoría de los 'influencers' y webs especializadas en la materia han comprado con los ojos cerrados esta tendencia. Si sigues sus consejos, parece que ya no puedes participar en una carrera popular, ya sea de 5 kilómetros, 10, una media maratón o una maratón, sin usar uno de estos 'super shoes'. ¿En serio no hay modelos más baratos en el mercado que me permitan correr con una buena garantía de comodidad, seguridad y buen rendimiento?

Y es que parece que todos los que quieren participar en una de estas carreras populares aspiran a romper un récord del mundo, cuando la realidad es que la mayoría lo hace por diversión y con el único reto de terminarla o, como mucho, de mejorar sus tiempos.

Las Air Zoom Alphafly Next% de Nike se exhiben en el Foro Nike 2020 en Nueva York. (Foto AP/Alexandra Olson, Archivo)
Las Air Zoom Alphafly Next% de Nike se exhiben en el Foro Nike 2020 en Nueva York. (Foto AP/Alexandra Olson, Archivo) (ASSOCIATED PRESS)

¿Mejor rendimiento para todos?

Los 'super shoes' están diseñados para mejorar el rendimiento de los corredores, pero no todos tienen las cualidades técnicas o físicas para sacarles el máximo partido.

No es casualidad que en los últimos años se hayan batido unos cuántos récords mundiales, este tipo de zapatillas 'voladoras' han sido claves para lograrlo. Los estudios realizados con ellas demuestran que proporcionan a los atletas de competición un aumento de entre el 2,7 y el 4,2% en la economía de carrera. Datos que aplican a corredores capaces de moverse a una velocidad de al menos 4:30 minutos por kilómetro, lo que en un maratón significa terminar en 3:10 horas o menos, algo que solo logran alrededor del 18% de los participantes.

¿Qué pasa con todos los demás? ¿Son realmente útiles estas zapatillas y merece la pena gastarse US$250 en ellas?

Uno de los estudios más importantes llevados a cabos recientemente al respecto, realizado en la Universidad St. Edward de Austin (Texas), demuestra que los corredores más lentos también se benefician de estas zapatillas 'voladoras', pero menos, con una mejora media del 0,9-1,4% en la economía de carrera. Un dato curioso del estudio es que un tercio de los participantes mostraron en realidad una peor economía de carrera.

Decidir si esa mejora es suficiente para pagar el sobreprecio de este tipo de tenis depende de cada cual y de su bolsillo. Y siempre con el riesgo de que formes parte de ese tercio de los deportistas que empeora su rendimiento con ellas.

BERLÍN, ALEMANIA - 21 DE SEPTIEMBRE: Detalles de las zapatillas Adidas Adizero Adios Pro Evo 1 Lightstrike Pro antes del BMW Berlin-Marathon 2023 el 21 de septiembre de 2023 en Berlín, Alemania. (Foto de Luciano Lima/Getty Images)
Detalles de las zapatillas Adidas Adizero Adios Pro Evo 1 Lightstrike Pro antes del BMW Berlin-Marathon 2023 el 21 de septiembre de 2023 en Berlín, Alemania. (Foto de Luciano Lima/Getty Images) (Luciano Lima via Getty Images)

¿Cuánto duran unas super zapatillas para correr?

Los estudios realizados en el laboratorio y en el mundo real sugieren que el calzado para correr pierde una cantidad significativa de amortiguación al cabo de 480 a 800 kilómetros. Eso puede equivaler a entre tres y cinco meses si eres un corredor serio, o quizá a entre nueve y doce meses si corres un par de veces por semana.

Pero todo indica que los súper tenis duran incluso menos. Un estudio realizado por investigadores en España, liderado por Víctor Rodrigo-Carranza de la Universidad de Castilla-La Mancha y publicado en la Scandinavian Journal of Medicine and Science in Sports, compara zapatillas fabricadas con una espuma de última generación con una entresuela tradicional de EVA antes y después de 450 kilómetros. Los investigadores descubren que la nueva entresuela pierde su magia más rápidamente; de hecho, la súper zapatilla no es mejor que el tenis regular en ese punto.

El colmo de esto llegó con las zapatillas de Adidas Adizero Adios Pro Evo 1, con las que el último maratón de en Berlín, la etíope Tigist Assefa dio una auténtica exhibición rebajando en más de dos minutos el récord del mundo anterior que poseía Brigid Kosgei desde 2014 con 2h14:04 y estableció una nueva plusmarca mundial con 2h11:53. ¿El precio de estos 'super shoes'? US$500. Se puso a la venta una edición limitada que se agotó en minutos y en reventa alcanza precios por encima de los US$1,000. Lo más 'divertido' de todo ello es que son de un solo uso. Una carrera y a la basura.

También te puede interesar | EN VIDEO: Productos por los que vale la pena pagar más