U.S. markets closed

Bill Gates: "No puedes decir a la gente que ignore ese montón de cadáveres y se vaya a consumir"

El fundador de Microsoft y uno de los hombres más ricos del planeta, Bill Gates, durante una charla en Washington. (EFE).

La voz de Bill Gates, cofundador de Microsoft y uno de los hombres más ricos del mundo, ha sido una de las primeras en levantarse para criticar la idea del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reabrir todas las actividades económicas cuanto antes.

Gates, uno de los mayores filántropos del mundo, no mencionó directamente a Trump por su nombre, sin embargo, fue bastante directo en sus críticas hacia su administración en una charla en TED.

"Realmente no hay término medio, y es muy difícil decirle a la gente, 'oye, sigue yendo a restaurantes, ve a comprar casas nuevas, ignora ese montón de cuerpos en la esquina, queremos que sigas gastando porque quizás haya un político que piensa que el crecimiento del PIB es todo lo que cuenta '", comentó Gates.

"Es muy irresponsable que alguien sugiera que podemos tener lo mejor de ambos mundos", añadió.

La salud por encima de la economía

Cuando se le preguntó qué haría si estuviera en el lugar del presidente, Gates fue muy claro: las preocupaciones económicas pasarían a un segundo plano para garantizar la salud de los ciudadanos.

"El efecto económico de esto es realmente dramático. Nada similar le ha pasado a la economía en nuestras vidas", reconoció Gates. "Pero recuperar la economía ... eso es más reversible que revivir a las personas. Así que vamos a tomar el dolor en la dimensión económica -gran dolor- para minimizar el dolor en la dimensión salud-muerte ", sugirió.

Gates aprovechó para lamentarse de las oportunidades que se han perdido para haber controlado las infecciones si se hubieran hecho las cosas a tiempo.

Se refirió a enero, cuando se confirmó la transmisión de COVID-19 de persona a persona, como "el mes perdido" cuando "todos deberían haber estado en aviso". También comparó la respuesta tardía de los Estados Unidos con la de Corea del Sur, donde las pruebas financiadas por el gobierno se intensificaron en febrero, posiblemente permitiendo que el país evitara los bloqueos generalizados de Italia y China.

"Estados Unidos ha perdido la oportunidad de controlar esto sin cerrarlo todo", opinó.

Artículo relacionado: