Anuncios
U.S. markets open in 8 hours 11 minutes
  • F S&P 500

    5,565.75
    -33.50 (-0.60%)
     
  • F Dow Jones

    40,485.00
    -130.00 (-0.32%)
     
  • F Nasdaq

    19,748.75
    -176.25 (-0.88%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,257.10
    -4.90 (-0.22%)
     
  • Petróleo

    77.20
    +0.24 (+0.31%)
     
  • Oro

    2,417.60
    +10.30 (+0.43%)
     
  • Plata

    29.49
    +0.15 (+0.53%)
     
  • dólar/euro

    1.0851
    -0.0007 (-0.07%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2390
    -0.0210 (-0.49%)
     
  • Volatilidad

    14.72
    -0.19 (-1.27%)
     
  • dólar/libra

    1.2891
    -0.0018 (-0.14%)
     
  • yen/dólar

    154.6600
    -0.8890 (-0.57%)
     
  • Bitcoin USD

    65,745.31
    -1,036.15 (-1.55%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,359.33
    -25.93 (-1.87%)
     
  • FTSE 100

    8,167.37
    -31.41 (-0.38%)
     
  • Nikkei 225

    39,185.80
    -408.59 (-1.03%)
     

Botín, de Santander, apuesta por la renovación tecnológica empezando por la banca de consumo en EEUU

FOTO DE ARCHIVO: La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, en Boadilla del Monte

Por Jesús Aguado, Tommy Reggiori Wilkes y Elisa Martinuzzi

LONDRES, 12 jun (Reuters) - El banco español Santander planea hacer de Estados Unidos la pista de lanzamiento de una renovada plataforma para clientes particulares que desplegará a escala mundial, según ha declarado a Reuters Ana Botín, presidenta ejecutiva del mayor banco de la zona euro por valor de mercado.

Santander, que depende de 10 mercados clave para la mayor parte de su negocio, quiere utilizar su tercer mayor mercado por ingresos, Estados Unidos, para construir su propia plataforma tecnológica para la banca de consumo, incluida la banca digital y la financiación al consumo.

A continuación, adoptará esa plataforma en todas sus operaciones minoristas y comerciales a escala mundial, que representan casi la mitad de los beneficios globales del Santander.

PUBLICIDAD

El banco se encuentra en plena transición de una antigua tecnología a modernas infraestructuras informáticas basadas en la nube, y la nueva plataforma forma parte de una estrategia más amplia para extraer ahorros e impulsar los beneficios con una mejor tecnología y menores costes de financiación.

"Nuestro objetivo es construir una plataforma común para nuestro negocio minorista y comercial, utilizando nuestra propia tecnología. Este año se está desarrollando en Estados Unidos, pero lo haremos de forma lenta pero constante en toda nuestra red", dijo Botín.

Santander no ha revelado los costes de la migración de la plataforma, pero ha dicho que ya ha ahorrado 237 millones de euros desde 2022, 50 millones de euros sólo en el primer trimestre, gracias a las actualizaciones tecnológicas.

La inversión de Santander en Estados Unidos refleja su preferencia por el continente americano, donde ve un mayor potencial de crecimiento que en los mercados europeos, más maduros. Por lo tanto, aunque Botín espera una mayor consolidación en la banca europea tras la opa hostil de su archirrival BBVA sobre su homólogo español Sabadell, dice que Santander no planea formar parte de ella.

El banco lanzará su Openbank digital -que ya presta servicio a más de 2 millones de clientes en toda Europa- en Estados Unidos y México a lo largo del año.

"En Estados Unidos vamos a empezar con un producto de ahorro de alta rentabilidad, ya que, captando depósitos fuera de nuestra huella actual podemos ampliar nuestra base de clientes y sustituir la financiación mayorista más cara para nuestro negocio de automóviles", dijo Botín, que tomó el timón del banco en 2014 tras la muerte de su padre.

"Luego, con el tiempo, ofreceremos otros productos y servicios", añadió.

Santander, al igual que otros bancos, se ha beneficiado de la subida de los tipos de interés, pero el crecimiento en sus mercados latinoamericanos clave le ha dado una ventaja sobre competidores más dependientes de Europa que han reducido su presencia en el continente americano.

BBVA abandonó el mercado estadounidense en 2020, destinando los ingresos a la recompra de acciones. HSBC y BNP Paribas también vendieron sus operaciones centradas en el comercio minorista en Estados Unidos.

Gracias a una subida del 23% de sus acciones este año, Santander ha superado recientemente a BNP Paribas para convertirse en la entidad financiera más valiosa de la zona euro.

Ha prometido que el reciente despliegue de sus cinco unidades globales -banca minorista, de consumo, de pagos, de patrimonio y corporativa y de inversión- hará que el banco sea globalmente más sencillo y eficiente.

El éxito del lanzamiento de una oferta totalmente digital en EEUU será crucial, ya que, el negocio estadounidense de Santander ha generado rendimientos inferiores a los esperados y ha causado algunos quebraderos de cabeza en el pasado.

En 2020, su entidad de crédito de alto riesgo para automóviles aceptó modificar sus prácticas de suscripción como parte de un acuerdo de 550 millones de dólares por los préstamos de alto riesgo que había concedido.

En el primer trimestre, el negocio de Santander en EEUU registró un ratio de rentabilidad sobre fondos propios tangibles del 7,98%, frente al 14,9% a nivel de grupo.

Los gastos de contratación y el aumento de las provisiones provocaron una caída interanual del 6,8% en los beneficios del primer trimestre en Estados Unidos.

Santander ha contratado a unos 200 empleados para su banco corporativo en Estados Unidos y Botín dijo que las nuevas contrataciones -muchos de ellos banqueros bien pagados procedentes del hundido banco Credit Suisse- ya estaban aportando más negocio.

"Lo que el nuevo equipo nos da es la capacidad de apoyar a esos clientes con otros servicios basados en comisiones. Y ya está empezando a dar sus frutos", dijo Botin, que añadió que la ampliación de plantilla estaba en gran parte hecha.

CONSOLIDACIÓN

La oferta de BBVA por Sabadell, la de Nationwide por Virgin Money en Reino Unido y algunos comentarios de supervisores y diputados han reavivado las expectativas de una mayor consolidación en el fragmentado sector bancario europeo.

Botín dijo que esperaba más operaciones, aunque más nacionales que transfronterizas.

"Creo que habrá más fusiones y adquisiciones. Ocurrirá en Alemania. O en el Reino Unido. O en Italia", afirmó Botín.

"Pero no creo que se produzcan muchas operaciones transfronterizas, porque es mucho más difícil justificar la inversión, entre otras razones porque los euros están protegidos a nivel nacional", añadió.

En la actualidad, los bancos de la zona euro no pueden captar depósitos en un país y prestarlos en otro.

Los acuerdos bancarios transfronterizos europeos son escasos. Y los obstáculos son las diferentes normativas y legislaciones laborales, la falta de un sistema de garantía de depósitos para toda la zona del euro y la resistencia política.

(Información de Jesús Aguado, Tommy Reggiori Wilkes y Elisa Martinuzzi; editado por Tomasz Janowski; editado en español por Mireia Merino)