Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,667.20
    +35.98 (+0.64%)
     
  • Dow Jones

    40,954.48
    +742.76 (+1.85%)
     
  • Nasdaq

    18,509.34
    +36.77 (+0.20%)
     
  • Russell 2000

    2,263.67
    +76.65 (+3.50%)
     
  • Petróleo

    80.82
    -1.09 (-1.33%)
     
  • Oro

    2,473.60
    +44.70 (+1.84%)
     
  • Plata

    31.49
    +0.55 (+1.77%)
     
  • dólar/euro

    1.0904
    +0.0004 (+0.03%)
     
  • Bono a 10 años

    4.1670
    -0.0620 (-1.47%)
     
  • dólar/libra

    1.2973
    +0.0007 (+0.05%)
     
  • yen/dólar

    158.3180
    +0.2190 (+0.14%)
     
  • Bitcoin USD

    64,735.88
    +1,157.45 (+1.82%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,346.54
    +5.57 (+0.42%)
     
  • FTSE 100

    8,164.90
    -18.06 (-0.22%)
     
  • Nikkei 225

    41,275.08
    +84.40 (+0.20%)
     

Estas son las empresas que como OpenAI y Stripe figuran en la codiciada lista Midas de 2024

La lista Midas está determinada en gran medida por las empresas en las que las sociedades de capital riesgo decidieron invertir y su éxito posterior. Esas empresas lucharon en un mercado que continuó viendo signos de incertidumbre en 2023, un mercado que vio no sólo una disminución del 10% en acuerdos de riesgo desde 2022, sino también una disminución del 30% en dólares de riesgo invertidos.

El ecosistema de salida -en particular el mercado de OPI- permaneció bastante inactivo, con algunas excepciones notables. Arm, la empresa de diseño de semiconductores, tuvo la mayor OPI del año, lo que refleja el buen comportamiento de las grandes acciones tecnológicas. Instacart hizo su debut público, pero su mayor valoración en el mercado privado creó un obstáculo difícil para algunos de sus inversores de capital riesgo. Klaviyo, quizá el indicador más relevante para las empresas tradicionales respaldadas por capital riesgo, tuvo un debut apagado e hizo poco por animar a otras empresas a probar el mercado. Todo ello contribuyó a que la lista Midas de este año estuviera impulsada por la mayor proporción de empresas privadas desde 2019, y a que esa lista de empresas estuviera compuesta predominantemente por pilares de las listas de los principales impulsores del pasado.

La notable excepción a esto es OpenAI. Con el lanzamiento de ChatGPT a finales de 2022, 2023 fue el año indiscutible de la IA generativa. Aunque cabría esperar que las sociedades de capital riesgo con visión de futuro y capital para desplegar fueran las principales impulsoras de la financiación del espacio, la inversión de riesgo en el sector vio una dura competencia con el enorme gasto de Google, Microsoft, Meta y otros gigantes tecnológicos establecidos. Aun así, los inversores de riesgo encontraron muchos negocios que respaldar, ya que la financiación de las empresas de IA generativa se disparó en 2023, con más de cinco veces la cantidad de dinero vertida en esas empresas que en 2022, según Pitchbook.

PUBLICIDAD

Esas empresas también obtuvieron valoraciones más altas: la mediana de los valores en fase inicial de las empresas de IA generativa fue más del doble que la de todas las startups en fase inicial. Con el crecimiento del sector y sus efectos revolucionarios previstos, es probable que las sociedades de capital riesgo que puedan acceder a las mejores operaciones en el espacio pueblen la Lista de Midas en los próximos años, y que muchas de esas empresas se conviertan en la próxima generación de impulsores de Midas.

Las 10 principales empresas detrás de la Lista Midas 2024

Las 10 principales empresas detrás de la lista Midas de 2024
Las 10 principales empresas detrás de la lista Midas de 2024

Bytedance

Bytedance, actualmente la mayor startup del mundo por capitalización bursátil, mantuvo por tercer año consecutivo su primer puesto como empresa con mayor influencia en la determinación de la Lista Midas. Aunque sigue siendo privada, el gigante chino de la tecnología y las redes sociales continúa logrando resultados asombrosos: según Bloomberg, la empresa superó los 110.000 millones de dólares en ventas en 2023. Aunque su tasa de crecimiento interanual del 30% fue más o menos la misma que la del año anterior y no es particularmente impresionante por sí sola en comparación con las cifras que estamos acostumbrados a ver en empresas en etapas anteriores, es bastante impresionante si se tiene en cuenta la enorme base de ingresos a partir de la cual Bytedance está creciendo y la penetración en el mercado aparentemente omnipresente de TikTok.

En el momento de escribir estas líneas, su app de edición de video CapCut y la aplicación para compartir contenidos Lemon8 son también nº1 y nº2 en sus respectivas categorías en la tienda de aplicaciones de Apple. Pero la empresa tiene preocupaciones mayores que si puede seguir produciendo aplicaciones de éxito.

En abril de 2024 se promulgó la prohibición de TikTok, que obligará a Bytedance a vender la plataforma para compartir videos antes de enero de 2025. La medida ya está encontrando desafíos legales, el primero de los cuales se argumentará en los tribunales este mes de septiembre. Si la ley se mantiene, una venta podría ser una tarea hercúlea en el anémico mercado de las fusiones y adquisiciones de gran envergadura; si a eso se suman las actuales tensiones geopolíticas y el intenso escrutinio de los gobiernos chino y estadounidense, podría ser un acuerdo difícil de cerrar para cualquiera. Aun así, también es probable que muchos lo intenten. Muchos inversores de la Lista de Midas de este año estarán deseando que el atasco se rompa en 2024 para que por fin puedan materializarse cientos de miles de millones de beneficios sobre el papel.

SpaceX

Con toda la publicidad en torno a las acciones de Elon Musk en X, podría ser fácil perder la pista de lo que está sucediendo en sus otras cuatro empresas. SpaceX sigue defendiéndose de la competencia de Blue Origin de Jeff Bezos, Rocket Lab y otras, y probablemente se estableció como el contratista preferido por la NASA y el gobierno estadounidense en la nueva era espacial. Aunque los observadores del sector no esperan que la empresa salga a bolsa mientras demuestre un apetito insaciable por la inversión en I+D unido a un perfil de riesgo extremadamente complejo, los ejecutivos de la empresa llevan tiempo discutiendo la posibilidad de escindir su servicio de Internet por satélite, Starlink, como empresa pública. El gigante aeroespacial recompensó generosamente a sus primeros patrocinadores: una oferta pública de adquisición de diciembre de 2023 valoró la empresa en casi 180.000 millones de dólares.

En el aspecto tecnológico, SpaceX sigue asombrando. En abril lanzó -y aterrizó- uno de sus propulsores Falcon 9 por vigésima vez, todo un récord. Tras hacer honor a su ethos de "fracasar rápido" con un lanzamiento fallido de la nave estelar de nueva generación, estuvo a punto de completar un vuelo de prueba en marzo de 2024, con más pruebas programadas a medida que se acerca al objetivo de ser la pieza central del programa Artemis sucesor del Apolo de la NASA.

Airbnb

Airbnb fue un pilar en la lista de empresas que impulsan la Lista Midas desde su debut en el Nasdaq en 2020. La empresa sobrevivió y prosperó en la era pospandémica y es una de las de mejor rendimiento del grupo de OPIs tecnológicas de 2020-2021, a pesar de que sus acciones acaban de superar de nuevo su precio de estreno en diciembre del año pasado.

Airbnb
Al igual que Bytedance, el éxito de Airbnb atrajó un creciente escrutinio por parte de reguladores y figuras políticas de todo el mundo

Vale la pena señalar que, al igual que Bytedance, el éxito de Airbnb atrajó un creciente escrutinio por parte de reguladores y figuras políticas de todo el mundo, con estados, ciudades y municipios que buscan restringir, gravar o directamente prohibir los alquileres a corto plazo. En 2023, Airbnb respondió subiendo el ritmo de sus esfuerzos de presión federal y local, incluida la contratación de un antiguo Secretario de Prensa del Presidente Obama como Jefe Global de Política y Comunicaciones. En abril, Airbnb anunció una serie de iniciativas para abogar por que las comunidades adopten políticas de alquiler a corto plazo favorables a los inquilinos.

OpenAI

No es de extrañar que en un año con sólo un recién llegado en la lista de empresas impulsoras, esa empresa sea OpenAI. Cuando el producto más conocido de OpenAI, ChatGPT, se puso en marcha a finales de 2022, fue un fenómeno instantáneo y un estímulo para la carrera de IA sin precedentes que estamos viendo hoy.

En 2023 y hasta 2024, OpenAI generó beneficios para los primeros patrocinadores, por no hablar de los titulares. Los rumores de que la empresa estaba buscando una nueva ronda de financiación con una asombrosa valoración de 100.000 millones de dólares a finales de 2023 se vieron rápidamente eclipsados por el drama que se vivió en su sala de juntas, con el CEO Sam Altman brevemente destituido por el consejo por razones que siguen siendo tan misteriosas como la propia empresa. Altman fue restituido después de que una carta firmada por casi todos los empleados de la empresa amenazara con renuncias masivas.

Coinbase

Coinbase estuvo discutiendo con la SEC durante casi un año, desde que la comisión anunció una demanda alegando una amplia gama de violaciones de valores. En el lado positivo, la SEC dio una victoria a Coinbase a principios de este año al aprobar finalmente 11 fondos cotizados (ETF) al contado de Bitcoin, marcando un hito significativo en la adopción generalizada de criptomonedas por parte de las finanzas tradicionales y los inversores institucionales. Si la empresa puede resistir los desafíos legales, está bien posicionada para captar el crecimiento a medida que estos fondos maduren y establecerse aún más como el mayor jugador crypto en el mercado financiero más importante del mundo.

Snowflake

Snowflake demostró ser uno de los actores más importantes en el ecosistema tecnológico empresarial desde que apareció de modo sigiloso hace una década. Después de que la empresa anunciara la jubilación del legendario CEO Frank Slootman, las acciones sufrieron un golpe inmediato, cayendo casi un 20% con la noticia. Aún así, los inversores tienen muchas razones para estar entusiasmados con su futuro.

Snowflake está haciendo su jugada para ganar una parte del espacio al rojo vivo de la IA. Lanzó una nueva plataforma de IA, Snowflake Cortex, en noviembre, y en los últimos meses anunció asociaciones nuevas o ampliadas con NVIDIA y Mistral AI para capacitar aún más a los clientes empresariales para acelerar la productividad impulsada por la IA y obtener lo mejor de los grandes modelos lingüísticos entrenados con sus propios datos.

Snowflake y NVIDIA
Snowflake está haciendo su jugada para ganar una parte del espacio al rojo vivo de la IA.

Quizá el mayor indicador del compromiso de la empresa con el sector fue su elección para sustituir a Slootman en el puesto de máximo ejecutivo en febrero: el veterano ejecutivo de Google y antiguo vicepresidente sénior de IA de Snowflake, Sridhar Ramaswamy. El nuevo CEO se incorporó a Snowflake cuando la empresa adquirió su startup Neeva en mayo de 2023 para acelerar la búsqueda en la nube de datos a través de la IA generativa.

Kuaishou

El rival chino de TikTok, Kuaishou, es una de las empresas que impulsan los resultados de Midas por tercer año consecutivo en 2024. Hasta ahora, logró escapar al escrutinio que envolvió a Bytedance, y recientemente anunció que obtuvo su primer beneficio anual desde la OPI de la empresa en Hong Kong en 2021. Ese hito aún no se vio reflejado en el precio de las acciones, que subieron desde su debut, en parte debido a los efectos persistentes de las medidas enérgicas del gobierno chino contra la tecnología nacional. La empresa también presume de sus avances en IA, afirmando que su modelo propietario de gran lenguaje superó en marzo las capacidades del ChatGPT 3.5 de OpenAI.

Stripe

El gigante de los pagos Stripe sigue siendo privado a pesar de que lleva años insinuando una OPI, pero puede que a sus inversores no les importe. Después de que la prensa financiera informara de tibios ingresos y beneficios en 2022, Stripe repuntó a lo grande el año pasado. Según The Information, Stripe generó ingresos netos de unos 1.000 millones de dólares en el tercer trimestre del año pasado, lo que representa un crecimiento del 35%.

Stripe firmó acuerdos para una inusual Serie I en marzo de 2023 que fijó su valoración en unos 50.000 millones de dólares. A diferencia de la mayoría de las empresas privadas, no necesitaba el efectivo para financiar su negocio, sino que era un mecanismo para proporcionar liquidez a los empleados actuales y antiguos. Lo que es más revelador es el nivel de participación en la ronda, inusualmente tardía: inversores existentes como Andreessen Horowitz, Founders Fund, General Catalyst, MSD Partners y Thrive Capital -así como nuevos inversores como GIC, Goldman Sachs Asset and Wealth Management y Temasek- se amontonaron, lo que representa un importante voto de confianza en el futuro de Stripe.

Coupang

Coupang tuvo un año relativamente fuerte a pesar de que las empresas mundiales de comercio electrónico en general sufrieron una serie de reveses, incluidos despidos y reducción de ambiciones. La empresa aprovechó la dureza del mercado para completar la adquisición de la empresa global de lujo online Farfetch, que se tambaleaba al borde de la quiebra.

La empresa surcoreana de comercio electrónico integral y logística se convirtió en la sexta mayor compañía surcoreana por capitalización bursátil, y sus acciones subieron más de un 30% en el último año. Una parte importante de esa ganancia se produjo a principios de abril, cuando la empresa anunció que aumentaría el precio de su suscripción Wow en más de un 50%. Los inversores estarán atentos para ver si la empresa puede mantener su ritmo de crecimiento y evitar la brusca ralentización del aumento de usuarios que experimentó Amazon cuando hizo un movimiento similar con su programa Prime.

Palantir

El crecimiento inicial de Silicon Valley se debió en parte a la financiación constante del Departamento de Defensa estadounidense. El desafortunado repunte de los conflictos armados mundiales en los últimos años está llevando a los gobiernos de todo el mundo a replantearse sus capacidades de defensa, ya que buscan nuevas formas de aprovechar la tecnología tanto en el campo de batalla como en las operaciones y la planificación militare cotidiana. A principios de este año, funcionarios del Departamento de Defensa declararon que están buscando reavivar la conexión entre las partes más innovadoras de las fuerzas armadas y el ecosistema tecnológico respaldado por empresas.

Palantir es un excelente ejemplo de este tipo de colaboración. En marzo, las acciones de Palantir se dispararon casi un 10% al conocerse que el Nodo de Acceso a Objetivos de Inteligencia Táctica (TITAN, por sus siglas en inglés) de la empresa había sido seleccionado por el ejército estadounidense. La empresa duplicó con creces el precio de sus acciones desde su OPI a finales de 2020. Con la tecnología de defensa aparentemente en alza, los inversores de Palantir podrían tener aún más que ganar en los próximos años.

 

*Con información de Forbes US.