Anuncios
U.S. markets open in 7 hours 25 minutes
  • F S&P 500

    5,480.75
    +4.00 (+0.07%)
     
  • F Dow Jones

    39,161.00
    +14.00 (+0.04%)
     
  • F Nasdaq

    19,805.50
    +42.25 (+0.21%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,043.70
    +4.00 (+0.20%)
     
  • Petróleo

    82.34
    +0.17 (+0.21%)
     
  • Oro

    2,378.10
    +9.10 (+0.38%)
     
  • Plata

    30.69
    -0.13 (-0.41%)
     
  • dólar/euro

    1.0722
    +0.0015 (+0.14%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2540
    +0.0370 (+0.88%)
     
  • Volatilidad

    13.28
    +0.80 (+6.41%)
     
  • dólar/libra

    1.2670
    +0.0010 (+0.08%)
     
  • yen/dólar

    158.9780
    +0.0640 (+0.04%)
     
  • Bitcoin USD

    64,593.74
    -968.64 (-1.48%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,353.01
    -7.32 (-0.54%)
     
  • FTSE 100

    8,272.46
    +67.35 (+0.82%)
     
  • Nikkei 225

    38,606.50
    -26.52 (-0.07%)
     

Envenenada con metacrilato, falleció Silvina Luna a los 43 años

La modelo Silvina Luna murió este jueves, luego de haber permanecido internada durante 79 días en el Hospital Italiano. Su abogado, Fernando Burlando, confirmó que la familia decidió desconectarla luego de que los médicos indicaran que había que volver a intubarla.

"Todo lo que vamos a contar es esto, esta decisión familiar obviamente de desconectar a Silvina. Lamentablemente esto acaba de suceder. Nada, está en manos de Dios, o lo que vos creas", informó Jorge Rial.

"La verdad que es terrible contar estas cosas porque bueno personalmente la conozco desde que empezó Silvina, sé la clase de mina que era y sobre todo como peleó contra esta mierda que le dejó Lotocki en el cuerpo. Espero que, lo más rápido posible, esté adentro. No puede estar dando vueltas, no puede, está operando ese señor todavía. Sigue operando hoy. En este momento tal vez esté dentro de un quirófano operando", agregó.

PUBLICIDAD

Silvina Luna, de 43 años, fue internada el 13 de junio con el fin de que los médicos pudieran estudiar una manera de combatir la bacteria que impedía realizarle a un trasplante de riñón. Desde entonces, se somete a sesiones de diálisis varias veces a la semana.

Desde aquel día su estado de salud fue variando, inclusive hace poco se había informado que padecía Covid-19, otra dificultad dentro de un cuadro ya de por sí delicado. Silvina Luna luchó hasta último momento para poder salir del cuadro en el que se encontraba como consecuencia de un procedimiento estético realizado en el año 2010 por Aníbal Lotocki.

En tanto, después de la confirmación en América TV, la Asociación Argentina de Actores la despidió con "profunda tristeza" a través de un comunicado. "Durante 25 años llevó adelante una activa labor como actriz, modelo y conductora. Abrazamos a sus familiares y seres queridos en este momento de gran dolor", escribieron.

Comenzó su carrera como modelo a los 17 años y debutó como actriz realizando una participación en la ficción «Verano del 98» . En 2001 alcanzó un gran reconocimiento popular al participar en el reality show «Gran Hermano», lo que marcó el inicio de una presencia en el ámbito del espectáculo y los medios de comunicación que se extendió hasta los últimos días. En 2005 se afilió a la Asociación Argentina de Actores y Actrices.

Estudió actuación con Julio Chávez, Antonella Costa, Norma Angeleri, Graciela Stefani, Gerardo Chendo y Erika Halvorsen. Se formó en actuación en neutro con Ana Carolina Valsagna y tomó clases de foniatría para actores con Mariana Garcia Guerreiro.

Entre sus trabajos teatrales se incluyen las obras «Delicadamente inmoral», «Más que amigos», «Cirugía para dos», «Vedettísima», «Algunas mujeres a las que les cagué la vida», «El champagne las pone mimosas», «Abracadabra», «Diferente», «La risa en el país de las maravillas», «La noche de las pistolas frías», entre otras.

En televisión, trabajó en las ficciones «Los Roldán», «Gladiadores de Pompeya», «Amor en custodia», «Ciega a citas», «Un cortado… historias de café», «Maltratadas», «Todos contra Juan 2», «El patrón de la vereda», «El host 2», «Las estrellas», «Casados con hijos», «Son de fierro», «La pelu», «Poné a Francella», «La peluquería de los Mateos», «Señores papis». Su labor cinematográfica incluye los films «Loco ella, loco yo», «El vagoneta en el mundo del cine» y los cortometrajes «Novia fantasma», «Sincronía» y «Bebé alienígena».

Condujo los programas «GH 2011 Medianoche», «GH La Previa de la gala», «Fox para todos» y «Café da manhá» y se desempeñó como panelista en «Zapping diario», «Pura química», «Incorrectas», «El show del problema» y «Flor de equipo». Sumó su presencia como participante en los ciclos televisivos «Showmatch – Bailando por un sueño», «El hotel de los famosos», «Tu cara me suena», «El musical de tus sueños» y «Celebrity Splash».

En los últimos años se certificó como coach ontológica, dictó talleres online de autoconocimiento y publicó el libro «Simple y consciente – Un viaje sanador, físico, mental y espiritual».

Lotocky y Luna

El metacrilato, la sustancia que causó la muerte de Silvina Luna, es un material de relleno que se utiliza mayormente para fabricar prótesis óseas o dentales. También en el rubro de la estética se utiliza en nalgas y mamas, pero su uso puede ser muy peligroso y provocar importantes deterioros en la salud, como le ocurrió a Silvina Luna, quien estuvo internada más de dos meses a la espera de un trasplante de riñón por una insuficiencia renal crónica, pero finalmente falleció hoy.

La actriz se había sometido a una cirugía con Aníbal Lotocki en el año 2010: su idea era hacerse una liposucción para sacarse grasa corporal e inyectarse un poco en los glúteos, pero Lotocki le habría sugerido agregarle metacrilato para que el efecto sea más duradero.

El metacrilato o PPM puede ocasionar reacciones alérgicas, migración hacia otra parte del cuerpo, infecciones, dolores, necrosis e hipercalcemia. Con estos síntomas tuvo que convivir Silvina Luna, como así otras famosas que acompañan su causa judicial, como es el caso de Pamela Sosa, Stefy Xipolitakis y Gabriela Trenchi.

Lo que no imaginó Silvina fue que esa sustancia le provocaría la suba de nivel en sangre del calcio, lo que la llevó a tener que tomar corticoides, que provocaron una baja en sus defensas y un deterioro de su cuadro de salud al punto de necesitar un trasplante de riñón, que no pudo ser por la aparición

"El metacrilato es un producto sintético, es un plástico que se utiliza hace más de 100 años en medicina para cementar las prótesis de las caderas, por ejemplo. Y en pequeñas proporciones también se utiliza como material de relleno hace 25 años, provocando pocas reacciones", explicó el cirujano a Noticias Argentinas el cirujano Guillermo Blugerman (M.N. 65247).

"Ahora bien", indicó el médico, "cuando uno coloca una gran cantidad de metacrilato, el organismo lo identifica como un cuerpo extraño y fabrica alrededor de ese elemento extraño un granuloma, que es una reacción inflamatoria crónica con células inflamatorias. Luego el granuloma toma una función similar a la de las glándulas paratiroideas -son las que producen el equilibrio del calcio en el cuerpo humano- y estos granulomas al suplantar a la paratiroides crean una especie de hormona similar que hace que se reabsorba calcio de los huesos y ese calcio pase a la sangre, circulando por la sangre".

"Como los riñones son los encargados de la filtración de la sangre, el calcio al llegar ahí en mayor cantidad de la necesaria, se transforma en cálculos renales, que son como piedritas de calcio que quedan dentro del riñón y, a larga, provocan lo que le pasa ahora a Silvina Luna, que es una insuficiencia renal. Es decir que los riñones dejan de cumplir su función de filtro de la sangre y para eso hace falta usar filtros externos que reemplacen a los filtros internos que dejaron de funcionar", concluyó Blugerman.

Debido a esto, fue que Silvina Luna comenzó a someterse a diálisis. "Les comparto esta rutina nueva en mi vida. Al principio lo viví con angustia por lo nuevo e inesperado, pero luego pase a una etapa de aceptación de lo que es. Esta máquina que tengo conectada a mí, hace el trabajo de los riñones. Así que sintiendo agradecimiento. Sin esta máquina no podría vivir. Esto lo hago tres veces por semana, cuatro horas. Hasta que pueda trasplantarme", había contado la actriz en sus redes sociales.

Aníbal Lotocki ya fue condenado a 4 años de prisión con cumplimiento efectivo y 5 años de inhabilitación, aunque sigue en libertad porque aún no está firme la sentencia.

*Con información de NA