Anuncios
U.S. Markets closed
  • S&P 500

    5,431.60
    -2.14 (-0.04%)
     
  • Dow Jones

    38,589.16
    -57.94 (-0.15%)
     
  • Nasdaq

    17,688.88
    +21.32 (+0.12%)
     
  • Russell 2000

    2,006.16
    -32.75 (-1.61%)
     
  • Petróleo

    78.49
    -0.13 (-0.17%)
     
  • Oro

    2,348.40
    +30.40 (+1.31%)
     
  • Plata

    29.62
    +0.55 (+1.91%)
     
  • dólar/euro

    1.0709
    -0.0033 (-0.3106%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2130
    -0.0250 (-0.59%)
     
  • Volatilidad

    12.66
    +0.72 (+6.03%)
     
  • dólar/libra

    1.2686
    -0.0075 (-0.5874%)
     
  • yen/dólar

    157.3230
    +0.3410 (+0.2172%)
     
  • BTC-USD

    66,085.64
    +52.52 (+0.08%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,403.34
    -14.54 (-1.03%)
     
  • FTSE 100

    8,146.86
    -16.81 (-0.21%)
     
  • Nikkei 225

    38,814.56
    +94.09 (+0.24%)
     

¿Está el mundo preparado para que el hada madrina de Disney sea un hombre?

Disney, de nuevo, en el ojo del huracán. (AP Photo/Ted Shaffrey, File)
Disney, de nuevo, en el ojo del huracán. (AP Photo/Ted Shaffrey, File) (ASSOCIATED PRESS)

Disney vuelve a estar en el centro de la polémica. O la polémica persigue a Disney, según se mire. Juzguen ustedes mismos. El gigante del entretenimiento ha generado un aluvión de críticas por un video grabado en Disneyland que no tardó en hacerse viral, como sucede con cualquier cuestión que no entra dentro de los parámetros de lo que se entiende como “lo normal”, sea lo que sea que eso signifique.

La controversia tiene su origen en un video casero que difundió la usuaria Kourtnifaber en su perfil de TikTok en el que mostraba la experiencia feliz de su hija en la tienda boutique Bibbidi Bobbidi del parque de atracciones, en Anaheim, California (Estados Unidos). Un establecimiento donde acuden niños y niñas indistintamente para convertirse en princesas y príncipes por un día. La mujer acompañaba la publicación con la siguiente frase: “Un sueño es un deseo que pide tu corazón cuando estás profundamente dormida”, un fragmento de la banda sonora de La Cenicienta, película de Disney en la que está inspirada la tienda.

A la entrada, eran recibidas por uno de los empleados caracterizado como aprendiz de hada madrina. Y el hecho hubiera pasado desapercibido si esta persona disfrazada de personaje fantástico no hubiera sido un hombre vestido con ropa de mujer y prominente bigote. Al momento de redactar este artículo, el video sumaba 7,3 millones de visualizaciones.

PUBLICIDAD
@kourtnifaber A dream is a wish your heart makes, when you’re fast asleep 👑 ✨ #disneyland #bibbidibobbidiboutique #corememory ♬ original sound - Kourtni

“Mi nombre es Nick. Soy uno de los aprendices del Hada Madrina. Estoy aquí para acompañarte y ayudarte a que hagas tu compra del día”, le dice Nick, que así se llama, a la niña, que no hace ningún gesto de incomodidad o extrañeza ante lo que está viendo. El precio de la experiencia, dirigida a menores entre los tres y los 12 años, ronda los 250 dólares, dependiendo de los servicios que se contraten, que incluyen desde peluquería, maquillaje y manicura, hasta la elección del atuendo y diferentes accesorios.

La presencia del trabajador afable se reduce a apenas unos segundos del minuto 51 de duración del video. Un tiempo ciertamente escaso, pero suficiente como para que cientos de personas hayan exteriorizado su consternación en numerosos comentarios en redes. “Asqueroso. Disney ya no es la compañía de mi infancia. No debería ser la compañía de los niños. Punto”, se puede leer en uno de ellos. A lo que otro usuario contesta: “Disney ha redefinido el término hada madrina. Me alegro haberlo visto antes de que se volviera queer. Estábamos pensando visitar el parque, pero Disney no va a ser una de las paradas en el camino. Hay muchos más lugares normales a los que ir”.

La polémica se vio avivada por varios presentadores y periodistas del ala dura del conservacionismo estadounidense que, incluso, pidieron boicotear el parque de atracciones. “Dejen de llevar a su familia a Disney”, tuiteó la presentadora de The News and Why It Matters, de la cadena BlazeTV. “Que nunca sufras la misma destrucción de tu legado que la del pobre Walt”, escribió Brandon Morse, editor de Red State. Por supuesto, hubo muchos otros comentarios, cientos de ellos, en apoyo a la medida.

Desde 2021, Disney Parks permite a sus empleados usar la ropa que consideren al margen de su sexo biológico como parte de su nueva política de uniformes. “Nuestro enfoque proporciona una mayor flexibilidad con respecto a las formas de expresión personal en torno a los peinados, las joyas, los estilos de uñas y las opciones de vestuario con inclusión de género; y permitiendo tatuajes visibles apropiados. Los estamos actualizando no solo para que sigan siendo relevantes en el lugar de trabajo actual, sino también para permitir que los miembros de nuestro elenco expresen mejor sus culturas e individualidad en el trabajo”, se puede leer en un comunicado que reproduce el diario El Tiempo.

LEER MÁS

Una celebración de la diversidad que no convence a todos

Que Disney ya no es lo que era, es algo incuestionable. La compañía de entretenimiento lleva años adaptando sus historias, personajes y los roles que estos representan a los tiempos que corren con el objetivo de que más y más niñas y niños puedan verse representados. También se ha dado a la tarea de revisar sus clásicos con criterios de diversidad de género, orientación sexual e identidad cultural. Sin ir más lejos, en la última versión de La Sirenita, la actriz afrodescendiente Halle Bailey es quien interpreta a la anteriormente caucásica Ariel.

Mientras que muchos seguidores de Disney celebran este revisionismo, no sobran los detractores que acusan a la compañía de Mickey Mouse de adoctrinamiento ideológico, con Ron DeSantis como principal abanderado de la causa. La guerra abierta que mantiene el gobernador del estado de Florida y candidato a la Casa Blanca se remonta a cuando los responsables de la factoría de ficción criticaron públicamente la ley 'No digas Gay', impulsada por él, que prohíbe cualquier enseñanza sobre orientación sexual e identidad de género en las escuelas hasta el grado 12. DeSantis, por su parte, firmó en 2023 un proyecto de ley que le otorga a una nueva junta de la que él forma parte el control absoluto sobre el distrito de Disney World en Florida, donde se localiza uno de los principales complejos turísticos y recreativos de la compañía.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Una maestra de Florida denuncia que es investigada por mostrar a sus alumnos una película de Disney