U.S. markets open in 9 hours 4 minutes
  • F S&P 500

    3,931.25
    -5.50 (-0.14%)
     
  • F Dow Jones

    33,596.00
    -29.00 (-0.09%)
     
  • F Nasdaq

    11,485.25
    -24.25 (-0.21%)
     
  • RTY=F

    1,806.00
    -2.00 (-0.11%)
     
  • Petróleo

    72.64
    +0.63 (+0.87%)
     
  • Oro

    1,794.50
    -3.50 (-0.19%)
     
  • Plata

    22.78
    -0.14 (-0.60%)
     
  • dólar/euro

    1.0498
    -0.0017 (-0.16%)
     
  • Bono a 10 años

    3.4080
    -0.1050 (-2.99%)
     
  • Volatilidad

    22.68
    +0.51 (+2.30%)
     
  • dólar/libra

    1.2179
    -0.0026 (-0.21%)
     
  • yen/dólar

    137.1440
    +0.6200 (+0.45%)
     
  • BTC-USD

    16,828.61
    -203.83 (-1.20%)
     
  • CMC Crypto 200

    394.73
    -7.30 (-1.82%)
     
  • FTSE 100

    7,489.19
    -32.20 (-0.43%)
     
  • Nikkei 225

    27,553.71
    -132.69 (-0.48%)
     

Se desinfla la inversión de moda, que había encandilado hasta a famosos

Las SPACs no son nuevas pero sí han sido muy populares recientemente. Foto: Getty Images.
Las SPACs no son nuevas pero sí han sido muy populares recientemente. Foto: Getty Images.
  • Las SPACs vivieron en 2021 su mejor año captando US$162,500 millones

  • Celebridades como Serena Williams y Jay Z han esponsorización estas inversiones

  • La incertidumbre y la huída del riesgo está haciendo que su atractivo caiga

Chamath Palihapitiya ha estado muy activo en los últimos años sacando empresas a Bolsa a través de sus SPACs, dando ocasionales detalles de sus inversiones a los más del millón de seguidores que tenía en Twitter e interviniendo con regularidad en programas de noticias financieras.

La semana pasada dio cuenta de cómo el viento que antes le impulsaba ahora, como muchos inversores, lo tiene de cara. Palihapitiya anunció el cierre de dos de sus SPACs (Special Purpose Acquisition Company, en sus siglas en inglés).

Su anuncio es la última señal que manda el mercado sobre las debilidades de este momento, la huida del riesgo y el futuro a medio plazo de este tipo de inversiones que vivieron en 2021 su mejor año para perder fuelle a lo largo de este.

Pero ¿Qué es una SPAC?

La traducción literal de lo que hay tras el acrónimo SPAC, es una Compañía para un Propósito de Adquisición Especial.

Este conjunto de palabras se usa para definir a una empresa peculiar que no operaciones comerciales. No es un fabricante de aires acondicionados, ni construye casas, ni publica novelas. Es una empresa que sale al mercado a través de una OPV (Operación Pública de Venta) con el propósito especial de comprar o fusionarse con otra empresas que sí tiene un objetivo empresarial y que con esa operación ya cotizaría en los mercados.

Se les conoce como empresas de “cheques en blanco” porque realmente su actividad empresarial es comprar con el dinero que han captado empresas que así se ahorran el largo proceso administrativo y regulatorio de la tradicional OPV. Es un camino más corto para salir a Bolsa.

Cuando la transacción, compra o fusión normalmente de una start-up, se produce se habla de de-SPAC.

Las SPACs no son nuevas pero sí han sido muy populares recientemente. Tanto es así que en 2021 las OPV hechas mediante SPACs fueron récord. Un total de 613 SPACs captaron US$162,500 millones, según los datos de SPAC Research que manejan en un estudio sobre estas inversiones los profesores Minmo Gahng y Jay Ritter del Warrington College of Business, de la Universidad de Florida y Donghang Zhang de la Universidad de Carolina del Sur.

“Más ingresos que en todos los años precedentes”, explican.

Su popularidad empezó a finales de 2020, un año en el que se captaron unos US$83,000 millones.

Las SPACS no pueden tener una compañía pre-identificada para sacar a Bolsa, y normalmente tienen un límite de 18 a 24 meses para hacer fusión o compra. Si no puede, como no ha podido Palihapitiya con más de 1,600 millones entre las dos SPACs, entonces se tiene que liquidar y distribuir lo ganado en la OPV además de los intereses en la cuenta fideicomisaria a los accionistas no patrocinadores.

También te puede interesar:

Coin stacks and receding economy graphs. Conceptual image of the economical situation and possible upcoming crisis in 2020.
Coin stacks and receding economy graphs. Conceptual image of the economical situation and possible upcoming crisis in 2020.

¿Por qué han sido tan populares?

Su popularidad ha coincidido con una épica de exuberancia en los mercados financieros y la fuerte actividad de inversores minoritarios aupados por unas bajas tasas de interés y fuerte liquidez. Los mismos que impulsaron las acciones de los llamados 'meme stocks' han estado también apostando por la actividad de las SPACs.

Algunas celebridades como Serena Williams y Jay Z se han unido a la esponsorización de estas inversiones liderados por financieros como William Ackman, Gary Cohn (ex presidente de Goldman Sachs y asesor de Donald Trump) y Palihapitiya entre otros que han sido un gran negocio para la banca de inversión que ha actuado como suscriptor (underwriter) y cobrado las comisiones de una salida al mercado.

La mitad de las OPVs de 2020 y 2021 se hicieron a través de estos vehículos. Algunas de las más conocidas son las de Draftkings, la plataforma de apuestas, Virgin Galactic. La mayor parte de las empresas son de alta tecnología y el sector de la salud. La última, de-SPAC, el 27 de septiembre, ha sido la de LiveWire group, el negocio de motos eléctricas de Harley-Davidson.

Y ahora que la Bolsa se desinfla, ¿Qué ocurre?

Las SPACS llevan meses perdiendo fuelle. En lo que va de año han captado un máximo de US$16,000 millones una fracción de lo que ocurrió el año pasado.

Solo en mayo se abortaron acuerdos por valor de US$17,000 millones según se hace eco Schwab “lo que muestra el cansancio inversor”.

De la exuberancia se ha pasado a la defensiva y la huida del riesgo no solo ha afectado a fusiones y adquisiciones sino también a salidas de Bolsa incluidas las hechas a través de SPACs.

El estudio de los profesores de Florida y Carolina del Sur revela que el rendimiento para el inversor tras la fusión o compra (el de-SPAC) es normalmente muy pobre. De las 152 que completaron fusión con una empresa operativa entre enero de 2012 y diciembre de 2020, los inversores en acciones ha perdido dinero como media y estado un 30% por debajo del rendimiento general del mercado.

Las que tienen ingresos de menos de US$100 millones o no tienen beneficios tienen peor retorno para el inversor lo que “es consistente con la hipótesis de los críticos de que muchas de las empresas operativas que se fusionan con SPACS son de baja calidad y habrían tenido dificultades saliendo al mercado en una OPV tradicional”, explican en su estudio.

¿Por qué?

El pánico inversor, la inflación y las subidas de tasas de interés además de las pérdidas que se han venido recogiendo, han deprimido a estas inversiones que además desde marzo cuentan con el interés de la SEC en poner puertas a este campo.

La propuesta de la SEC tiene como objetivo proteger a inversores ampliando la transparencia y la responsabilidad de forma que se entiendan mejor los incentivos en los procesos. Además, los sponsors de estos vehículos de inversión tienen que dar más información sobre las transacciones, los suscriptores pueden tener más responsabilidad legal, y se va a vigilar mucho las proyecciones empresariales de las empresas con las que se fusionan para evitar exageraciones o dudosos optimismo.

¿Podrían volver a funcionar cuando se recuperen los mercados?

Al menos la fase especulativa y de exuberancia parece que podría haber pasado con este mercado bajista y revelador. Algunas SPAC aún están viviendo como si fuera 2021. Los inversores posiblemente estén más atentos a los costes de estas inversiones una vez que vuelva la confianza en este tipo de inversión y posiblemente las firmas de abogados, a la luz de la regulación que viene, tengan más trabajo con ellas.

También te puede interesar | VIDEO: Cómo proteger sus ahorros de la inflación