Anuncios
U.S. Markets closed
  • S&P 500

    5,123.41
    -75.65 (-1.46%)
     
  • Dow Jones

    37,983.24
    -475.84 (-1.24%)
     
  • Nasdaq

    16,175.09
    -267.10 (-1.62%)
     
  • Russell 2000

    2,003.17
    -39.43 (-1.93%)
     
  • Petróleo

    85.45
    +0.43 (+0.51%)
     
  • Oro

    2,360.20
    -12.50 (-0.53%)
     
  • Plata

    27.97
    -0.28 (-0.99%)
     
  • dólar/euro

    1.0646
    -0.0085 (-0.7878%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4990
    -0.0770 (-1.68%)
     
  • Volatilidad

    17.31
    +2.40 (+16.10%)
     
  • dólar/libra

    1.2451
    -0.0104 (-0.8280%)
     
  • yen/dólar

    153.2400
    +0.0370 (+0.0242%)
     
  • BTC-USD

    67,211.80
    -1,318.84 (-1.92%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,995.58
    +71.78 (+0.91%)
     
  • Nikkei 225

    39,523.55
    +80.92 (+0.21%)
     

Fausto Celorio, el inventor de la máquina de tortillas que cambió la historia de México para siempre

Fausto Celorio, inventor máquinas de tortillas. Foto: youtube
Fausto Celorio, inventor máquinas de tortillas. Foto: youtube (Tortilladoras Celorio)

Fausto Celorio Mendoza no tiene una entrada en Wikipedia y debería. Resulta inexplicable que el hombre detrás de uno de los inventos más importantes del pasado siglo y promotor de la economía de México no esté incluido en la enciclopedia digital por antonomasia. Que hoy en día cualquier mexicano que se precie pueda deleitarse con una tortilla calentita y tenerla entre sus manos con tan solo esperar unos minutos es de justicia agradecérselo a este veracruzano con 150 patentes en su haber. Todavía hoy es el mexicano con más registros industriales jamás inscritos en el país.

La historia de México, del continente latinoamericano en toda su magnitud, no se puede entender sin el maíz. Desde la época precolombina, este grano ha constituido la base indispensable de la gastronomía del continente y son innumerables los instrumentos que el ser humano ha ideado a lo largo de los siglos para manipularlo y producirlo en sus distintas formas. Pero si hay un artilugio que despunta por encima del resto ese es la máquina de hacer tortillas o tortilladoras automáticas.

El consumo de la tortilla se remonta al 500 a.C. en Mesoamérica, con las primeras evidencias de su elaboración doméstica y manual en lo que ahora es la región de Oaxaca. Sin embargo, hubo que esperar hasta inicios del siglo XIX para que se introdujeran los inéditos equipos mecánicos capaces de elaborar este alimento nuclear sin la intervención manifiesta del ser humano en todas sus fases de producción. Lo primero fueron las prensas para tortillas, también conocidas como ‘tortilladoras de aplastón’, dos planchas unidas por una bisagra y una palanca de madera con la que se ejercía presión hasta darles la forma plana y la consistencia uniforme que caracteriza este producto milenario. Luego llegó la máquina para pulverizar granos y otra para la preparación de las masas pastosas, ambas, obra de Julián Gómez. A partir de estos avances y tantos otros que fueron surgiendo con el devenir de la modernidad, Salvador Guzmán y Félix Rábago introdujeron sus respectivas máquinas semimanuales para elaborar tortillas. El primero lo hizo en 1935 y el segundo en 1936.

LEER MÁS:

PUBLICIDAD

Los inventos de estos dos mexicanos constituyeron el preámbulo para que en 1947 Fausto Celorio concibiera su método para elaborar la tortilla. Un invento que mecanizó su fabricación desde la obtención del grano hasta conseguir el producto final, listo para ser empacado y comercializado en los supermercados. En su máquina, Celorio ensambló de forma magistral todos los avances anteriores e introdujo por primera vez un sistema de rodillos para troquelar y transportar la tortilla, permitiendo así su producción industrial. Ese mismo año, fundó la empresa Tortilladoras de Lujo S. A. (actual Tortilladoras Celorio), desde donde comenzó la comercialización de su invento capaz de elaborar entre 3.000 y 10.000 tortillas por hora dependiendo del modelo.

Maquina automática de tortilla moderna fabricada por Tortilladoras Celorio. Foto: youtube
Maquina automática de tortilla moderna fabricada por Tortilladoras Celorio. Foto: youtube (Youtube)

La leyenda entorno a Fausto Celorio: miedo a las vendedoras ambulantes

Las ventas iniciales de la tortilladora automática fueron más bien escasas. Una al mes si había suerte. Sin embargo, fue a partir de su asociación con Alfonso Gándara, ingeniero del Instituto Politécnico Nacional, que los dos socios lograron impulsar su negocio hasta confines insospechados. En 1959, lanzaron una mejora de su prodigio con un novedoso sistema de extrusión, chasis plano y conducción de gas por tubería. En 1963 presentaron la tortilladora dúplex, capaz de generar 132 kilogramos de tortillas en apenas una hora. En 1975 volvieron a perfeccionar la máquina para que produjera hasta 200 kilogramos cada 60 minutos. Y suma y sigue hasta el final de sus días.

Cuenta la leyenda que este inventor sin entrada en Wikipedia, nacido en 1909 en Córdoba, Veracruz, se dedicó a perfeccionar y vender su máquina a escondidas. ¿La razón? Temía las represalias de las vendedoras ambulantes de tortillas, que elaboraban el producto a mano, consciente de que su artilugio revolucionaría la forma de producir el alimento y, probablemente, las dejaría sin trabajo. Fausto Celorio Mendoza falleció en Ciudad de México en 1996. Tenía 87 años. Se estima que, por lo menos, 100 tortilladoras de todo el mundo llevan en la actualidad su nombre.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Día de la Candelaria: preparan tamal de 6.5 pies de largo en México