Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,304.72
    +36.88 (+0.70%)
     
  • Dow Jones

    39,069.59
    +4.29 (+0.01%)
     
  • Nasdaq

    16,920.79
    +184.79 (+1.10%)
     
  • Russell 2000

    2,069.67
    +21.26 (+1.04%)
     
  • Petróleo

    78.60
    +0.88 (+1.13%)
     
  • Oro

    2,354.60
    +20.10 (+0.86%)
     
  • Plata

    31.92
    +1.42 (+4.66%)
     
  • dólar/euro

    1.0861
    +0.0012 (+0.11%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4670
    0.0000 (0.00%)
     
  • dólar/libra

    1.2772
    +0.0033 (+0.26%)
     
  • yen/dólar

    156.8620
    -0.0810 (-0.05%)
     
  • Bitcoin USD

    70,047.22
    +1,332.52 (+1.94%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,509.74
    +25.54 (+1.72%)
     
  • FTSE 100

    8,317.59
    -21.64 (-0.26%)
     
  • Nikkei 225

    38,900.02
    +253.91 (+0.66%)
     

Cómo las galletas María se convirtieron en uno de los productos más consumidos en los hogares mexicanos

Las galletas María se han convertido en un icono de la gastronomía doméstica, no solo en México, también en diferentes partes del mundo. Foto: Getty Creative
Las galletas María se han convertido en un icono de la gastronomía doméstica, no solo en México, también en diferentes partes del mundo. Foto: Getty Creative (Galiyah Assan via Getty Images)

Pocos productos hay tan incrustados en la memoria de nuestra niñez como las galletas María. Aunque, por su nombre, existe la creencia asentada de que fue una empresa española la que elaboró esta delicia ‘doméstica’, nada más lejos de la realidad. Debemos el inventó a la mente creativa de los ingleses. La ‘Marie biscuit’, su nombre original, fue creada en Londres (Inglaterra) en 1874, de la mano de Peek Freans, compañía británica de galletas ya extinta que vio una oportunidad de oro en su receta inédita. Con motivo del matrimonio entre la gran duquesa María Aleksándrovna de Rusia y el príncipe Alfredo I de Sajonia-Coburgo-Gotha, hijo de la Reina Victoria, la nueva elaboración se sirvió como aperitivo para agasajar a los invitados de esta cita histórica con la que se buscó fortalecer la unión de las dos casas monárquicas.

La vinculación de la galleta María con los españoles tiene su por qué. Tras la tragedia de la Guerra Civil en España, sucedida entre 1936 y 1939, las ‘Marías’ se convirtieron en un símbolo del milagro de la recuperación económica posterior de cara a sacar al país adelante de la pobreza instalada en la que se encontraba. Los excedentes en las cosechas del trigo permitieron abaratar su coste y producir galletas como si no hubiera un mañana bajo la marca Fontaneda, responsable de su introducción y producción en territorio español. A partir de ahí, el éxito mundial de esta variedad fue imparable. Es, sin lugar a duda, uno de los productos más icónicos de la repostería internacional y de mayor acogida entre los consumidores.

Pocos lugares del mundo se han resistido a caer en el embrujo de las ‘Marías’ que, como dato distintivo, tardan más que otras variedades en deshacerse dentro de la leche (o eso dicen quienes han debido testear todas las galletas del planeta). Esto debido a la baja humedad de la que se benefician (entre un 1 y un 6%). Pero ¿a qué se debe su gran expansión en el mercado, que se mantiene hasta el día de hoy y en culturas tan diferentes como las europeas o en la India, pasando por muchos países latinoamericanos, hasta Pakistán o Australia? Aparte de que muchos de estos estados fueron antiguas colonias británicas o protectorados, las galletas María están ricas, son muy agradecidas como ingrediente para elaborar diferentes postres y, quizá la razón más importante, cuestan poco. No sobra decir que su alto contenido calórico (unas 500 kilocalorías por cada 100 gramos de ingesta) hace de ellas un producto accesible para los hogares más humildes, por no decir pobres. La lógica es la siguiente: si cuentas con pocos recursos para destinar a alimentación, el instinto te lleva a comprar comida saciante que calme el hambre voraz. Y si su precio es barato, el truco está hecho.

Galletas María con dulce mexicano de leche de cabra caramelizada llamado
Galletas María con dulce mexicano de leche de cabra caramelizada llamado "cajeta" (Foto: Getty) (carlosrojas20 via Getty Images)

LEER MÁS:

PUBLICIDAD

No se sabe muy bien cuándo desembarcaron en México las galletas María, pero la ‘mitología’ popular defiende que fueron los nobles rusos quienes las importaron al país. Tras el estallido de la Revolución Rusa en el siglo XX, muchos aristócratas abandonaron su patria y pusieron rumbo a distintitos destinos, entre ellos, México, llevando consigo sus recuerdos, enseres de mayor valor simbólico y, como no, sus tradiciones culinarias. No podían faltar sus adoradas galletas. El Grupo Gamesa fue una de las primeras compañías en darse cuenta del filón que giraba alrededor de esta variedad, ahora elaborada a partir de multitud de conservantes, sin olvidar la harina de trigo enriquecida, leche descremada en polvo, huevo también en polvo, mezcla de diferentes aceites vegetales (palma, girasol, canola soya) y un sinfín de fosfatos, sulfatos y saborizantes.

Con el paso de los años, las ‘Marías’ fueron ganando popularidad en los hogares mexicanos por las razones que ya hemos detallado anteriormente. Solo en 2020, las galletas de Gamesa se situaron en el puesto 14 de las marcas más consumidas por los ciudadanos. Por encima, incluso, de productos tan emblemáticos como la Coca Cola. Esta es la historia de cómo el origen aristócrata de una galleta cualquiera quedó en el olvido y se consolidó como un elemento básico de la cesta de la compra a nivel mundial, sin importar el poder socioeconómico de sus incondicionales. Y no parece que las ‘Marías’ vayan a ceder el testigo próximamente...

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Adorados por los aztecas, chapulines asoman como alternativa a desnutrición infantil en México