Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,304.72
    +36.88 (+0.70%)
     
  • Dow Jones

    39,069.59
    +4.29 (+0.01%)
     
  • Nasdaq

    16,920.79
    +184.79 (+1.10%)
     
  • Russell 2000

    2,069.67
    +21.26 (+1.04%)
     
  • Petróleo

    78.13
    +0.41 (+0.53%)
     
  • Oro

    2,346.00
    +11.50 (+0.49%)
     
  • Plata

    31.05
    +0.55 (+1.79%)
     
  • dólar/euro

    1.0862
    +0.0013 (+0.12%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4670
    -0.0080 (-0.18%)
     
  • dólar/libra

    1.2753
    +0.0014 (+0.11%)
     
  • yen/dólar

    156.8640
    -0.0790 (-0.05%)
     
  • Bitcoin USD

    68,444.07
    -693.15 (-1.00%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,481.57
    -2.62 (-0.18%)
     
  • FTSE 100

    8,317.59
    -21.64 (-0.26%)
     
  • Nikkei 225

    38,900.02
    +253.91 (+0.66%)
     

Gastos comunes de los años 90 que hoy son imposibles de pagar

Contratar una niñera está en lo más alto de la lista

No es tu imaginación, todo se siente más caro porque, sencillamente, lo es. Hay muchos factores a los que culpar, a medida que el mundo se recupera de una pandemia que golpeó con fuerza a la economía global y algunos países lidian con las secuelas de la inflación más alta en décadas, crisis del costo de vida y la vivienda, y un récord en deudas de tarjetas de crédito, entre otros problemas.

A lo largo de las últimas tres décadas, los consumidores promedio vienen observando cómo los bienes y servicios a los que anteriormente podían acceder sin preocupaciones ahora son prácticamente un lujo. Por ejemplo, una taza de café en los años 90 oscilaba entre US$ 1.49 y US$ 1.90; en agosto de 2022, esa cifra alcanzó los US$ 5, según datos del Grupo NPD citados por The Wall Street Journal.

Desde principios de los 90 hasta el año 2000, el precio de una hamburguesa en McDonald’s rondaba entre los US$ 0.75 y US$ 0.85. En octubre del año pasado, una Big Mac llegó a los US$ 4.50. Los precios en los supermercados también se han disparado al ritmo más rápido en décadas, dejando productos básicos como huevos y pan fuera del alcance de algunos.

PUBLICIDAD

En un reporte actualizado de este martes, Go Banking Rates analizó algunos de los productos y servicios que hace 30 años eran comunes y en 2023 son casi impagable para la mayoría de los hogares en Estados Unidos. El cuidado de los niños está en el top de ese listado.

Contratar una niñera está el top de la lista. Foto: Getty Images
Contratar una niñera está el top de la lista. Foto: Getty Images (Jamie Grill via Getty Images)

Contratar una niñera

“Muchos padres recuerdan cómo en su adolescencia cuidaban niños por un par de dólares la hora”, dijo Melanie Musson, experta en finanzas y planificadora de seguros de Clearsurance. “Ahora, el cuidado de los niños cuesta aproximadamente un 100% más que el salario mínimo”.

Según un informe citado por Go Banking Rates, los costos del cuidado infantil han aumentado un 220 % desde 1990, hasta alcanzar los US$ 10.600 por niño en 2021, es decir, el 35 % de los ingresos de una madre soltera. Ahora, contratar a una niñera puede sumar cientos de dólares por noche.

Remodelar tu casa

“Renovar o remodelar una casa se ha vuelto más costoso debido al aumento de los costos de materiales y mano de obra”, dijo Richard Zi, gerente general de Central Wires, un fabricante de cables eléctricos.

“Personalizar una casa o agregar características personalizadas era más factible hace unas décadas. Sin embargo, con el aumento de los costos laborales y las mayores expectativas de calidad, la personalización se ha convertido en un lujo para muchos”.

En 1992, la revista Remodeling citó el promedio nacional para una renovación importante de la cocina en US$ 19.800, o US$ 43.437 de 2023. Pero este año, el informe Costo vs. Valor de la misma revista indicó que una remodelación importante de una cocina de rango medio ahora cuesta US$ 77.939 (y hasta más de US$150.000 para una cocina de lujo).

La remodelación promedio de un baño costaba en aquel momento unos US$ 7.600, lo que equivale a US$16.673 de 2023. Pero el costo de una remodelación de un baño de gama media en 2023 ahora ronda los US$14.606.

Una remodelación importante de una cocina de rango medio ahora cuesta US$ 77.939. Foto: Getty Images
Una remodelación importante de una cocina de rango medio ahora cuesta US$ 77.939. Foto: Getty Images (sturti via Getty Images)

Comprar un automóvil

“Marcas y modelos específicos de automóviles están fuera del alcance de muchos consumidores promedio”, dijo Laura Adams, MBA, autora galardonada en finanzas personales y experta de Finder.

Datos del Departamento de Energía indican que el automóvil nuevo promedio costaba cerca de US$ 15.000 en 1990, o US$ 35.423 de hoy. Según la compañía de valoración de vehículos Kelley Blue Book (KBB), el automóvil nuevo promedio cuesta US$ 48.334, aproximadamente US$ 18.000 más de lo que debería, según el Índice de Precios al Consumidor.

Amueblar

En la actualidad, la calidad de los muebles por lo general no es ni remotamente comparable a la de los años 90. Sin embargo, amueblar una casa puede resultar mucho más caro ahora: lo barato se estropea rápido y lo bueno es casi inasequible.

“Hace décadas, los muebles y electrodomésticos nuevos y de calidad se fabricaban para ser reparados, no reemplazados”, dijo el planificador financiero y veterano de Wall Street, Andrew Lokenauth, fundador de Fluent in Finance.

En la actualidad, la calidad de los muebles por lo general no es ni remotamente comparable a la de los años 90. Foto: Getty Images
En la actualidad, la calidad de los muebles por lo general no es ni remotamente comparable a la de los años 90. Foto: Getty Images (martin-dm via Getty Images)

Datos de la Oficina de Estadísticas Laborales muestran que muebles por valor de 20 dólares en 1935 costaban más de US$ 145 en 1990. Ajustado a la inflación, esa suma deberían comprar muebles por valor de US$ 340 en 2023, pero en términos de poder adquisitivo real, solo se compran US$ 170, apenas suficiente para uno de Ikea.

También te puede interesar | EN VIDEO: Productos por los que no vale la pena pagar